Tus pies dejando huellas en la orilla de mis más húmedas fantasías | Cultura Colectiva - Cultura Colectiva Tus pies dejando huellas en la orilla de mis más húmedas fantasías | Cultura Colectiva

Reciente

Tus pies dejando huellas en la orilla de mis más húmedas fantasías

El cuerpo es un motivo y sus detalles son un móvil. Este poema erótico de Otto Valbuena comprueba que la imagen se crea a partir de los retazos de realidad que perturban (en el buen sentido de la palabra, si lo tiene) al observador.Tus piesTus pies al sol, sobre la grama, en un día de […]



El cuerpo es un motivo y sus detalles son un móvil. Este poema erótico de Otto Valbuena comprueba que la imagen se crea a partir de los retazos de realidad que perturban (en el buen sentido de la palabra, si lo tiene) al observador.


elmer batters


Tus pies

Tus pies al sol, sobre la grama, en un día de verano, rociados inesperadamente por el aspersor del jardín.
Tus pies en bajada, atravesando un sendero, creándolo a su manera.

Tus pies desnudos, balanceándose al borde de la alberca, rozando el agua como un viento de seda.
Tus pies dejando huellas en la orilla de mis más húmedas fantasías.

Tus pies a los lados del lomo de un caballo, como péndulos de mazapán esperando emprender la huida.
Tus pies en mi boca, sumisos ante mis besos.

Tus pies al mediodía, corriendo sin prisa por el recibo de la casa.
Tus pies mojados.

Tus pies expuestos al aire, elevados en franca protesta contra la gravedad, como si invirtieras el mundo.
Tus pies en las mañanas, recién despiertos, casi inmóviles, prístinos y de porcelana.

Tus pies fríos por las noches, con sus cubitos de dedos arremolinados al sueño.
Tus pies, sólo tus pies y todo las otras cosas que siguen sus pasos.

***

Los designios toman forma de palabras, mandatos y decisiones que hace la vida sin consultar a quienes la viven. La poesía no escapa a ellos, aunque tampoco los obedece.

Comenta