Por qué "verse bien y sentirse bien" no depende de un estilo de vida saludable  | Cultura Colectiva - Cultura Colectiva Por qué "verse bien y sentirse bien" no depende de un estilo de vida saludable  | Cultura Colectiva

Reciente

Por qué “verse bien y sentirse bien” no depende de un estilo de vida saludable 

La noche antes del primer día de ejercicio nos encontramos en la cama meditando sobre los kilos de más y la necesidad de iniciar un nuevo estilo de vida, nuestras manos buscan insistentemente la carne que sobra en el resto del cuerpo y la psiquis advierte que el momento es ahora y no hay “pero” que […]


La noche antes del primer día de ejercicio nos encontramos en la cama meditando sobre los kilos de más y la necesidad de iniciar un nuevo estilo de vida, nuestras manos buscan insistentemente la carne que sobra en el resto del cuerpo y la psiquis advierte que el momento es ahora y no hay “pero” que valga. Mientras dormimos, no dejamos de imaginar el cuerpo ideal, soñamos con un día soleado en la playa presumiendo nuestros abdominales.

Amanece. Las redes sociales nos llenan la existencia de cuerpos saludables, fuertes, casi griegos. La única certeza del día es que queremos tener un cuerpo igual. Nos levantamos, nos tomamos un batido verde cortesía de alguna receta de Internet, nos ponemos la ropa más cómoda del armario y nos disponemos al minuto más doloroso y tortuoso de toda la vida: los 60 segundos de ejercicio después de haber pasado años atestándonos con la deliciosa dicha de la grasa y las bebidas azucaradas…


por que hacer ejercicio


El siglo XXI se ha identificado con la frase “verse bien y sentirse bien”. Las mujeres quieren tener la cintura estrecha, las caderas amplias, los brazos y piernas tonificadas; los hombres, por su parte, quieren músculos, espalda grande y presencia imponente; todos desean tener el abdomen plano, todos quieren lucir inmortales.

Si hay un estilo de vida en auge es el de la vida saludable: menos gaseosas y más ejercicio, menos pereza y más acción; sin embargo, la comida fitness es difícil de encontrar en cualquier esquina, lo que vuelve complicado apegarse a este estilo de vida. Además de que la rutina de las grandes ciudades nos obliga a comer lo primero que tengamos a la mano. 


estilo de vida saludable

La mayoría tiene sus fórmulas para formar parte de la generación obsesionada con la vida saludable; mientras unos comen lo que quieren y se revientan en los gimnasios, otros intentan cambiar sus hábitos, algunos más tienen sexo a diario para quemar calorías y el resto evita salir de su casa sin antes haberse comido un buen plato de verduras, frutas o proteínas. 

Entonces, ¿qué significa en realidad verse y sentirse bien?
 Las mujeres curvy, por ejemplo, están a favor de la belleza original, con la que se nace, no la que es moldeada con arduas horas de acondicionamiento físico y dietas. Muchos dicen que esto es sólo una excusa para no tener que llevar una vida saludable, pero si pensamos en la idea de que la salud empieza a partir de la autoaceptación, no hay nada que demerite su discurso.


la obsesion por lo saludable


Si bien la frase “verse bien y sentirse bien” hace alusión al ejercicio y la buena alimentación, también es posible sentirse bien de muchas otras formas. Es cierto que el siglo XXI es el de la exaltación al cuerpo y la belleza física, pero también es cierto que es el siglo de las posibilidades.

¿Por qué negarse un par de horas semanales en el gimnasio y por qué negarse un buen pedazo de pizza un sábado por la noche? Si algo es claro es que lo que pensamos y sentimos sobre nosotros se refleja en el físico. Así que lo único que importa es hacer aquello con lo que nos sintamos cómodos y felices.


obsesion con la vida saludable

Hay que tener muy claro que independientemente del abdomen plano o esférico, verse bien, como cantó Fito Páez, es sólo una cuestión de actitud.


**

Recuerda que la elección del estilo de vida que lleves es sólo tuya, pero no está de más seguir estas 5 claves para cambiar tus hábitos de alimentación, así como la transformación que tienes que hacer en tu vida para aumentar tu autoestima en tres semanas.




  

Comenta