10 canciones de Black Sabbath que amamos y nunca fueron satánicas

jueves, 4 de febrero de 2016 12:46

|Daniel Morales Olea


El 20 de enero de 1982, Ozzy Osbourne salió al escenario en un estado catastrófico, y aunque las drogas parecen no poder vencer a los grandes del rock, sí logran ponerlos en una situación bastante comprometedora. Mientras estaba en su concierto en Des Moines, Iowa, el exmiembro de Black Sabbath tomó a un murciélago y mordió su cabeza hasta arrancársela.
Fue así como los rumores de un hombre maldito regresaron, pues desde que comenzó a tocar con la banda, él y el resto de los integrantes habían sido asociados al ocultismo, paganismo y satanismo, elementos que siempre han estado asociados al heavy metal, y Black Sabbath, siendo de los principales exponentes del género, no podía ser la excepción. Cabello largo, ropa negra, letras oscuras con metáforas complicadas y con mucho más, la banda cosechó tantos fieles que actuaban de igual manera que fueron catalogados como personas que buscaba la llegada del anticristo. 

  Black Sabbath File Photos

Ozzy se tuvo que tratar en contra de la rabia, pues aunque muchas asociaciones de padres de familia e instituciones religiosas buscaban desprestigiar a una de las bandas fundadoras del heavy metal, ellos siempre han sido personas mortales cuya imagen de satánicos sólo es una fachada. En realidad las canciones de Black Sabbath (con o sin Ozzy) siempre han tenido importantes y profundos significados más importantes que el intento de invocar a Satanás.

A continuación puedes ver la historia de algunas de las mejores canciones de la banda, así como de las que podrían ser asociadas hacia el lado oscuro.

 

‘Black Sabbath’

 

La canción que le dio vida a la leyenda. Antes de que se llamaran así Ozzy y Geezer Butler se hacían llamar Earth y tocaban covers de blues en su mayoría. Mientras tocaban en Alemania se dieron cuenta que existía otra banda con el mismo nombre, por lo que decidieron cambiarlo y llamarse como la película de 1963 dirigida por Boris Karloff. Esto sucedió justo cuando comenzaron a tocar más canciones originales y pasaron del blues a algo mucho más oscuro, es así como nació la canción y la verdadera identidad de la banda.

 

‘Iron Man’

 

No es sobre el superhéroe que todos conocen gracias a las películas y los cómics. En realidad es la historia de un hombre que viaja en el tiempo y ve el fin del mundo. Al regresar a advertirle a la humanidad pasa por un campo magnético y se convierte en un hombre de hierro. Al ser ignorado comienza a desear y buscar su venganza en contra de la humanidad.

 

‘Lady Evil’

 

A pesar de que es una de las canciones que le dio reputación a la banda de ser misóginos, en esa época no era raro que los hombres se expresaran de forma poco sutil a las mujeres que los habían lastimado. El “Evil” de la letra puede ser muy cercano al satanismo, y claro, la letra habla de una bruja en el bosque, pero la banda estableció que creó la canción después de tantas veces que se les había asociado al satanismo. En resumen, se podría considerar una canción satánica, pero simplemente porque la crearon de esa forma para burlarse de los medios de comunicación.

 

‘Warpigs’

 

Una de las canciones más famosas comienza con la frase “Generals gathered in their masses. Just like witches at black masses”, ese es el segundo acercamiento a la brujería y el satanismo en el track, pues el primero es el título de la canción. ‘Warpigs’ derivó del nombre original ‘Walpurgis’ que era un festival cuyos orígenes se remontan a ideas y actividades paganas. A pesar de ese turbio título, el tema se refiere al deseo de matar y destruir. Mientras eso no es lo más estable, no tiene que ver con el satanismo, sino con los traumas que algo tan impactante como la guerra deja en la gente, pues la canción nació cuando Black Sabbath tocaba en una base del ejercito estadounidense en Zurich, lugar en el que conocieron a muchos veteranos con algunos de los peores traumas que podrían haber imaginado.

 

‘Paranoid’

 

Definitivamente, el tema ícono de la banda, el que los lanzó al estrellato y el que llegó al chart de Billboard. Antes que nada, es una nueva versión de la canción ‘Evil Woman Don’t Play Your Games With Me’ de la banda Crow. Esa canción había visto la luz solamente seis meses antes, pero es obvio cuál fue la que prevaleció. La banda se encontraba terminando su primer disco y no sabían con qué llenar tres minutos, por lo que rápidamente el guitarrista Tony comenzó a hacer el famoso riff y la letra surgió rápidamente. Ozzy habló sobre depresión, pero no conocía la verdadera esencia de “depresión” y “paranoia” por lo que terminó llamándose ‘Paranoid’.

 

‘God is Dead?’

 

Lo dijo Nietzsche, lo cuestiona Black Sabbath. A pesar de que los puritanos quisieran pensar que ellos festejarían la muerte del todopoderoso, lo que realmente sucedió para que existiera la canción fue que durante una reunión, Ozzy encontró una revista que sólo tenía en la portada las palabras “God is Dead”, lo primero que vino a su mente fue el ataque a las torres gemelas y toda la gente que murió por las creencias religiosas de un grupo, su conclusión fue “Dios no está muerto, y por eso nosotros estamos muriendo”.

 

‘Heaven and Hell’

 

La cuestión eterna, el lugar de descanso o tormento en el que pasaras el tiempo hasta que el tiempo termine y comience de nuevo. Black Sabbath tal vez sabe con certeza cuál será el lugar en el que terminará, pero su canción nos propone encontrar el camino a nosotros. Establecen que cada quien tiene la capacidad de ser buenas o malas personas. Después de todo, más que unos satánicos endemoniados, los músicos son personas con buenas intenciones.

 

‘Hands of Doom’

 

No son las manos del diablo, no son las manos de una cabra antropomórfica. Son las manos de la adicción, en especial de la heroína. La canción habla de la perdición, pero no de la humanidad ante un señor oscuro, sino de algo peor. Durante sus conciertos veían el verdadero rostro de la adicción a la heroína (cosa que ellos conocieron muy bien), pero no fue en el rostro de sus aficionados, sino en las jeringas que quedaban el piso después de sus conciertos.

 

‘Children of the Grave’

 

Black Sabbath podrá tener un nombre oscuro y una reputación cuestionable, pero no se les puede acusar de ser personas malas. La canción es una respuesta a la guerra, tal como gran parte de la producción del disco “Masters of Reality” sobre todo porque fue cuando Geezer Butler estaba muy involucrado con los movimientos pacifistas y la desobediencia civil.

 

‘Sabbath Bloody Sabbath’

 

Alusión a los 13 (algunos consideran que fueron 14) manifestantes que los soldados británicos asesinaron en el famoso “Sunday Bloody Sunday” en 1972. 26 protestantes pertenecientes a la asociación de los derechos civiles del norte de Irlanda fueron heridos y los asesinados se convirtieron en mártires. Sabbath tomó un evento trágico marcado por las fuerzas armadas para, de nuevo, demostrar que la brutalidad siempre es ocasionada por un pensamiento retrograda.

***
Te puede interesar:
Los 30 mejores álbumes del metal del 2000 al 2015
100 bandas de rock que nunca olvidaremos 

***
Fuente: Song Facts

TAGS: adulto
REFERENCIAS:
Daniel Morales Olea

Daniel Morales Olea


  COMENTARIOS