Adulto

5 consejos para conseguir una amante sin morir en el intento

Adulto 5 consejos para conseguir una amante sin morir en el intento



Cuando las personas inician una relación ,se prometen de todo. Prometen estar juntos por siempre, cuidarse, apoyarse en lo bueno y en lo malo, pero sobre todo: se prometen fidelidad. No es una sorpresa que este último contrato se vea constantemente violado por un gran número de firmantes, quienes se justifican en infinidad de excusas, algunas válidas y otras sin sentido.

las infidelidades mas famosas

Conseguir a alguien para satisfacer las primitivas e inherentes necesidades del sexo es relativamente sencillo; lo complicado en la situación es que nadie se dé cuenta; más difícil todavía es que el o la amante cumpla con todos los requisitos impuestos por aquel que piensa engañar a su pareja. Muchas personas prefieren no arriesgar la relación que todavía tienen por una persona que al final resulte no ser lo que se esperaba. Y no es que algunos se sientan infelices con su actual pareja, sino que buscan experimentar con otros o satisfacer necesidades que consideran imposibles de superar con su situación actual.

Basándonos en eso, podemos suponer que casi toda persona ha tenido ese tipo de necesidades y tiene cierto grado de conocimiento sobre cómo satisfacerlas, aunque algunos tengan tanta experiencia que pareciera que cursaron una maestría. Y aunque no les guste, algunas personas no están exentas de esto, incluyendo artistas, figuras públicas y, en algunos casos, gobernantes.

Problems for the couple incoming

Benjamín Franklin, fundador de un país, científico, moralista y reconocido político, en su afán de ayudar a cualquiera que lo necesitara, recibió una peculiar pregunta de un joven confundido, a la cual, gustosamente, respondió con una carta fechada el 25 de junio de 1745 que fue censurada por mucho tiempo debido a su contenido "libertino". La pregunta que aquejaba a aquel ciudadano tenía que ver con la satisfacción de ciertas urgencias sexuales de las que el joven no podía hacerse cargo.  

amante

La respuesta de Franklin fue algo sorprendente. A pesar de iniciar el escrito con la defensa del matrimonio como única manera de calmar las “inclinaciones naturales violentas” del hombre, más adelante menciona la viabilidad de conseguir una amante. En la carta sugiere al destinatario que si no encuentra la respuesta en el matrimonio y decide tomar el camino de un “segundo amor”, prefiera a las mujeres viejas sobre las más jóvenes, debido a las siguientes razones:

  1. Porque tienen más conocimiento del mundo y, por lo tanto, las conversaciones con ellas resultan ser mucho más instructivas, entretenidas y duraderas.
  2. Porque la belleza se acaba, y cuando una mujer comienza a darse cuenta de ello, sustituye la juventud perdida con utilidad, dedicándose a hacer cosas buenas y en general, a volverse una buena mujer.
  3. Porque no quieres terminar con una sorpresa para nada agradable, responsabilizándote de un hijo fuera del matrimonio.
  4. Porque debido a su experiencia y por lo tanto, discreción, son mejores en esconder las aventuras que llevan contigo, ayudándote en lo posible a mantener tu reputación.
  5. Porque las mujeres comienzan a deteriorarse de arriba para abajo. Lo que primero se arruga es la cara, luego el cuello y así sucesivamente. Por eso, la parte inferior del cuerpo, debajo de la cadera (parte más importante en la mayoría de los casos), se mantiene muy parecida una mujer joven si se le compara con una de edad avanzada. La diferencia se manifiesta en la práctica, la cual hace al maestro.

infidelidad

Hay que tomar en cuenta que estos argumentos fueron escritos en el siglo XVIII, época en la que reinaba una cultura de denigración femenina, distintiva por la superposición de las necesidades del hombre gracias a la mentalidad patriarcal. Es por eso que Franklin deja completamente de lado los sentimientos de la amante, materializándola como una simple utilidad prescindible.

Estos consejos no necesariamente funcionan en nuestra época y no son aplicables a todo tipo de relación. Por otro lado, es importante mencionar que la búsqueda de un o una amante es por mucho una de las peores soluciones que se le puede dar al problema de la satisfacción. Las relaciones están basadas en la confianza y el apoyo por parte de los que la componen, así que si algo anda mal con tu pareja, háblenlo. Es mucho mejor basarse en el respeto a buscar una salida fácil, la que tiene más potencial destructivo que constructivo.

amante


Referencias: