La ciudad nudista donde es legal tener sexo en público

Lunes, 29 de mayo de 2017 6:05

|Alonso Martínez
ciudad cap dagde

 

Libertad en todos los sentidos

Los naturistas no precisamente son aquellos que sólo consumen elementos naturales... En algunas partes del mundo se le llama así a las personas que practican el nudismo como un estilo de vida. Solteros, parejas y hasta familias enteras siguen esa modalidad como una forma de liberarse y conectar de manera más honesta y real. Quienes lo practican se enfocan en estar en contacto con la naturaleza, eliminar las barreras sociales y disfrutar de todo lo que nos brinda el planeta.

Ahora imaginemos una ciudad que represente todo lo anterior. Nudismo, libre pensamiento, respeto mutuo y conexión con el mundo.

ciudad cap dagde 1

Parece imposible, ¿cierto? Sin embargo, existe un lugar que justamente representa todo lo anterior y es considerado uno de los lugares más abiertos y felices gracias a esa forma de pensar. Casi no hay crimenes y las únicas reglas que existen sirven para motivar el respeto entre cada uno de sus ciudadanos. Es un paraíso nudista donde se puede tener sexo al aire libre mientras se disfruta de la playa y el sol. ¿Su nombre?

Cap d'Agde

ciudad cap dagde 2

Situada dentro de la ciudad de Agde, en Francia, se encuentra Cap d'Agde, un complejo de edificios que están al lado de la playa y que sirven como una pequeña comunidad de naturistas de todas partes del mundo. Las personas pueden estar desnudas todo el tiempo en las calles o tiendas, siempre manteniendo el respeto por las demás personas. Según una investigación del periódico The Guardian, los ideales de su forma de vivir han hecho que la ciudad parezca una de las más tranquilas y amables de todo el mundo. 

ciudad cap dagde 3

El eje central de la comunidad es la playa, la cual está dividida en tres secciones. La primera es abierta para toda la familia; cualquiera puede estar ahí sin ningún tipo de problema. Las otras dos áreas son donde se puede tener sexo. Una está reservada para parejas heterosexuales y la otra para personas homosexuales. Aunque no está permitido tomar fotografías sin el permiso de las personas, muchas historias sobre lo que sucede en esos lugares llegan a Internet y revelan que swingers eligen ese destino para experimentar sexualmente y cumplir sus fantasías.

ciudad cap dagde 4

Es un lugar de escape y de experimentación, pero va más allá de eso. La cultura que rige la ciudad hace que se cree un sentido amplio de comunidad y eso ayuda a que sea más fácil aceptar el constante nudismo. Otros van sólo para descansar y disfrutar la vida nocturna que ofrece Cap d'Agde; otra de las características más llamativas. Se dice que además de motivar los encuentros sexuales, son los lugares ideales para terminar un día en la playa y volver al día siguiente. Existen locales pensado para personas de todas las edades y gustos. Básicamente es una enorme utopía sexual.

ciudad cap dagde 5

El constante turismo motivado por la curiosidad de las personas hace que la economía del lugar sea estable, por lo que no es caro residir durante algún tiempo, especialmente porque hay opciones de diferentes precios. Asimismo, diariamente una persona cobra una cuota a los asistentes de las playas que no es muy elevado, gracias a la cantidad de visitantes. Viajar a ese lugar es dar un vistazo hacia un mundo libre de juicios, donde la comunidad es lo más importante y la diversión parece infinitamente sensual.

ciudad cap dagde 6

-

Así que si eres fanático del nudismo o quieres aprender sobre el naturalismo, viaja a Agde y dirígete hacia Cap d'Agde. Aunque para ingresar es un proceso ligeramente incómodo, una vez dentro verás las posibilidades de un mundo donde la naturaleza es lo principal. Pero si no quieres ir hasta Francia, puedes visitar las playas que existen en México o, si eres más reservado, mejor planea un viaje de mochilero por Europa.

**

Referencias

CapdAgde
Oficina de turismo de Cap d'Agde
"Welcome to the naked city: sun, swingers and very little shoplifting" de The Guardian

REFERENCIAS:
Alonso Martínez

Alonso Martínez


Editor de Cine
  COMENTARIOS