INICIO NOTICIAS VIDEO SERIES INFOGRAFÍAS ARTE FOTO CINE HISTORIA LETRAS MÚSICA DISEÑO ESTILO DE VIDA MODA VIAJES CIENCIA Y TECNOLOGÍA COMIDA

Todos los derechos reservados 2017
© Cultura Colectiva

Sadismo, el trastorno sexual donde el dolor significa placer

12 de octubre de 2018

Rodrigo Ayala Cárdenas

Un sádico siempre recurrirá al maltrato físico y mental para obtener el máximo placer sexual a costa de una víctima.

El sadismo se clasifica dentro de los trastornos mentales como una parafilia y se refiere a las fantasías sexuales recurrentes en las que una persona somete a otra a su voluntad para castigarla y humillarla tanto física como mentalmente, lo cual lo lleva al placer sexual. Los sádicos utilizan un lenguaje altisonante, golpes, escupitajos, objetos para provocar dolor y situaciones de humillación y degradación contra su víctima para lograr su cometido de experimentar placer sexual.


También lee: Sexo, comida, parafilias y otras perversiones de la fotógrafa que creció con lobos



El término deriva del escritor francés Donatien Alphonse François de Sade (1740-1814), mejor conocido como Marqués de Sade, contemporáneo de la Revolución Francesa, y autor de una serie de textos eróticos en donde existía una fuerta carga de este tipo de situaciones sexuales.



Sade era un visitante recurrente de prostitutas a las cuales disfrutaba golpear, drogar y humillar, lo cual le llevó a ser denunciado por ellas. Tras comprobarse que estas acusaciones eran ciertas, Sade fue llevado a prisión y después al manicomio de Charenton, sitios donde pasó en total 13 años hasta el momento de su muerte ocurrida en 1814. Fue en estos lugares donde dio rienda suelta a su imaginación para componer relatos y novelas en los que daba fe de sus trastornos sádicos.


También puedes leer: Consejos del Marqués de Sade para tener la relación más perversa de todas



Novelas como Justine o los infortunios de la virtud, Los 120 días de Sodoma, Juliette o las prosperidades del vicio o Los crímenes del amor, fueron censuradas en su época al ser consideradas escandalosas, impúdicas, violentas y pornográficas, pues narraban historias donde las parafilias y las brutalidades sexuales eran el platillo principal.


También puedes leer: El sádico, psicópata y depravado sexual que se convirtió en emperador romano


¿Cómo es un sádico y qué genera este comportamiento?

No sienten remordimiento alguno al provocar dolor en los demás, no se compadecen del sufrimiento ajeno y buscan humillar y maltratar por todos los medios a su pareja en turno. La psicología menciona que los sádicos aprenden que el maltrato es una manera de amar: tal vez de niños fueron sometidos a palabras del tipo “te pego porque te quiero” que les generó un conflicto psicológico que expulsan comportándose de manera sádica al crecer.



En el sexo se da cierto sadismo de manera natural por medio de pequeñas nalgadas, sometimiento o mordiscos, pero siempre bajo una manera consensuada sin causarse daños. En los casos graves de sadismo sexual, el sádico puede llegar a asesinar a su pareja, quien, por otro lado, no da su consentimiento para ser maltratada o humillada. En este último caso, el acto se considera un delito que puede llevar al sádico a prisión. Algunos trastornos como el depresivo, antisocial, o de la personalidad narcisista han sido vinculados de forma estrecha con el sadismo.


También te puede interesar:

La Sex Reel, parafilias sexuales

El perverso y peligroso fetichismo de excitarte con la sangre


TAGS: Sexo Psicología Personalidad
REFERENCIAS: Muy Interesante OK Diario Manual MSD

Rodrigo Ayala Cárdenas


Articulista

  COMENTARIOS

  MÁS DE CULTURA COLECTIVA

Cosas que le pasan a tu cuerpo cuando empiezas a envejecer Pentotal sódico: la historia de la droga que te hace confesar la verdad Cartas de amor perfectas para dedicar si no encuentras inspiración Mielitis flácida aguda, una enfermedad que está afectando a muchos niños Surfing: la forma más efectiva de alargar los orgasmos Películas y otras series de Daniel Giménez Cacho, de Club de Cuervos

  TE RECOMENDAMOS