Adulto

Enfermedades de transmisión sexual que podrías contraer incluso con tu pareja formal

Adulto Enfermedades de transmisión sexual que podrías contraer incluso con tu pareja formal


¿Cuándo fue la última vez que fuiste al ginecólogo?

Incluso si no tuvieras pareja, y especialmente si eres mujer, deberías hacerte una revisión general por lo menos una vez al año. No importa si sólo tienes una pareja sexual, es necesario que lo hagas pues es probable que tengas una enfermedad de transmisión sexual y ni siquiera lo notes. No necesariamente debido a una infidelidad, porque puede deberse a diferentes causas.

Existen muchos mitos alrededor de las enfermedades de transmisión sexual, pero la realidad es que no discriminan y cualquiera puede contraerlas. Además, muchas de ellas sólo pueden detectarse por análisis clínicos, pues no son perceptibles a simple vista. Son más comunes de lo que crees y un gran porcentaje de la población mundial las ha adquirido por lo menos una vez en su vida.

El mayor problema de las enfermedades de transmisión sexual es que ignoramos muchas cosas y no nos informamos; creemos en cosas que no son ciertas y no nos hacemos responsables de nuestro cuerpo ni del de nuestra pareja. Quizá tengas la idea de que puedes contraer herpes genital por el contacto con el asiento de un escusado, y la verdad es que no es así, simplemente porque el virus que lo provoca no puede sobrevivir por mucho tiempo fuera del cuerpo; en cambio, es posible contagiarse bebiendo del mismo vaso de una persona con herpes oral, o usando su mismo lápiz labial. Chicas: no presenten su maquillaje.

Curiosamente, las ETS más comunes, son las mismas que puedes contraer (o tener ya) incluso teniendo una pareja formal. ¿Sabes cuáles son?

Enfermedades de Transmisión sexual

Virus del Papiloma Humano (VPH)

El síntoma característico del VPH son las verrugas, sin embargo no siempre pueden aparecer. Además de ser la ETS más común, existen varios tipos y pueden ser asintomáticos, lo cual puede ser muy peligroso porque puede provocar cáncer cervicouterino. El VPH puede transmitirse por contacto de piel a piel (genital), por lo que es muy probable que aun utilizando preservativo puedas contagiarte. Existe una vacuna contra el VPH, que aunque reduce considerablemente el riesgo de contraer los tipos que causan cáncer, no quiere decir que estás exento de todos los demás. Lo peor de este virus es que, aunque es tratable, no es reversible.


Candidiasis

Es un hongo que se encuentra en la boca, el tracto gastrointestinal y en la vagina. En un cuerpo con defensas bajas, el hongo se multiplica y pasa al intestino y después a la sangre, provocando la candidiasis. El uso de ropa ajustada o de materiales sintéticos no permiten la ventilación de la piel, lo cual aumenta el riesgo de candidiasis. Enfermedades como la diabetes o una dieta alta en carbohidratos pueden ser también factores que contribuyan a su desarrollo. El hongo se puede contagiar a través del sexo vaginal, anal u oral; también por los dedos o por compartir juguetes sexuales.


Clamidia

Conocida como "la enfermedad silenciosa", ya que en la mayoría de los casos no presenta síntomas, la clamidia es la enfermedad bacteriológica más común. Se puede contagiar a través del sexo vaginal, oral, anal y por compartir juguetes sexuales. 


Enfermedades de Transmisión sexual

Herpes

Puede ser oral o genital, pero ambos son muy contagiosos y las personas con defensas débiles son más propensas. Se caracteriza por las úlceras o ampollas que aparecen alrededor de los labios y en genitales, y aunque usando preservativo se disminuye el riesgo de contagio, no lo garantiza por completo.



Gonorrea

Es provocada por una bacteria y, debido a la humedad de la zona genital, se puede propagar con mucha facilidad. Puede infectar el cuello del útero, la uretra, el ano y la garganta si se ha practicado sexo oral. Aunque es probable no tener síntomas, los hombres la suelen padecer más que a las mujeres.



Existen muchísimas más; sin embargo, estas son las enfermedades de transmisión sexual más comunes que deberías considerar si tienes o no. Recuerda ver a tu médico y, ante todo, cuídate.


***

Te puede interesar:

Las emociones que disminuyen tu inteligencia

10 errores de pareja que no debes repetir en una nueva relación



Referencias: