Adulto

Escenas del cine que son mejores que el porno

Adulto Escenas del cine que son mejores que el porno

 
El sexo vende, el amor cuesta. La toma proyectada a 24 cuadros por segundo en la que la gente se desprende de su ropa para explorar al otro es tan llamativa que ha hecho de la pornografía uno de los negocios más importantes del mundo. El sexo siempre será desconocido para nosotros hasta cierto punto, el ojo buscará la estimulación visual y mientras para unos es una industria, el cine comercial hace uso de este elemento dependiendo de muchas restricciones que las productoras imponen.

escenas porno  

El erotismo juega un papel muy importante en el cine comercial, mostrar sexo simplemente porque se puede es gastar un elemento que se podría explotar mucho más. Por suerte hay directores cuya visión no se reduce a mostrar una escena, sino a convertirla en una situación íntima entre los personajes y el espectador. La página thoughcatalog escogió escenas que nos muestran que somos voyeristas omnipresentes que no pueden ser descubiertos.

 

Blue Valentine – Derek Cianfrance (2010)



escenas porno
Una de las cintas que muestra cómo el amor puede nacer en cualquier lugar, y morir poco a poco. Narrada con dos temporalidades, la historia de una pareja cuando se conoce y cuando está al borde de la separación es un retrato crudo de la vida de muchas personas. Cuando son jóvenes, y la pasión entre ellos los lleva a una habitación, Dean y Cindy se dejan llevar por ese amor que comienza a crecer entre ellos. La escena de sexo oral es lo que llevó a esta película a ser clasificación C en muchas partes.

 

Chloe – Antom Egoyan (2009) 


Chloe escenas porno

Una mujer sospecha que su esposo la engaña por lo que contrata a una call girl para que lo seduzca y descubra la verdad, pero en el camino ella comienza a verse seducida en lugar del esposo. Esto culmina en una escena entre Julianne Moore y Amanda Seyfried en la que la juventud y la madurez se juntan en una de las mejores escenas porno en el cine comercial.

 

Cruel Intentions – Roger Kumble (1999) 

Una de las mejores películas románticas de los años 90, con un soundtrack muy bien cuidado y que llevó a millones la canción “Bittersweet symphony” de The Verve, desarrolla la relación entre los dos personajes principales desde el principio, en el que planea acostarse con ella pero poco a poco va enamorándose. Cuando el momento llega, el desarrollo de los personajes hace de esta escena un momento íntimo y romántico.  

 

Atonement – Joe Wright (2007)

Escena de la biblioteca 


Basado en una de las mejores novelas del siglo XXI esta escena es crucial en la película pues da paso al siguiente acto.  El silencio y la tensión, los movimientos de cámara sincronizados con la edición de video hacen de esta escena entre una mujer de la aristocracia británica y uno de sus mayordomos algo magistral. 

 

Blue is the warmest color – Abdellatif Kechiche (2013)

La primera vez

  Blue is the warmest color escenas porno

La mítica escena que causó controversia en esta película ganadora de la Palma de Oro en Cannes. Con cerca de siete minutos de duración, la escena tardó 10 días en ser filmada, y a pesar de que la comunidad LGBTTTI reaccionó críticamente contra el director, esta escena da pie a una historia de amor con la que todos se pueden identificar. La orientación sexual de las protagonistas deja de importar cuando el amor es quien se convierte en protagonista, ese sentimiento que transforma a Adelè y a Emma es lo que la escena transmite, una pasión sin limites al tacto de la pareja.

 

9 ½ Weeks- Adrian Lyne (1986)

Mickey Rourke y Kim Basinger se convierten en un financiero de Wall Street y una galerista de Nueva York, que durante nueve semanas y media se entregan al placer carnal, que comienza a subir de tono hasta convertirse en algo peligroso. Entre todas las escenas de la película, quizá la más erótica es cuando el personaje de Rourke recorre el cuerpo de Basinger con un hielo.

  

Risky Business – Paul Brickman (1983) 

Cuando un adolescente comienza a tener muchas deudas en el momento en el que sus padres salen de casa es cuando su negocio más próspero comienza. La escena del tren comenzó el viaje de Tom Cruise de estrella juvenil a Sex Symbol. La escena más recordada quizá sea cuando baila al ritmo de “Old Time Rock and Roll”, pero definitivamente la más erótica es la del tren de Chicago.

  

Secretary – Steven Shainberg (2002)

Escena del escritorio


Maggie Gyllenhaal juega el rol de la secretaria sumisa en esta película en la que entabla una relación con su jefe. Su despertar social y sexual suceden al mismo tiempo, pues antes de salir a la vida laboral estuvo recluida en un hospital psiquiátrico debido a problemas de automutilación.

***

Te puede interesar:

Películas donde todo lo que se mostró fue sexo real

Escenas eróticas que vimos en el cine y jamás deberías intentar


Referencias: