Fotografías para llorar después de haber sobrevivido a la guerra
Adulto

Fotografías para llorar después de haber sobrevivido a la guerra

Avatar of Alejandro Arroyo Cano

Por: Alejandro Arroyo Cano

11 de junio, 2016

Adulto Fotografías para llorar después de haber sobrevivido a la guerra
Avatar of Alejandro Arroyo Cano

Por: Alejandro Arroyo Cano

11 de junio, 2016



Nadie quisiera morir, pero cuando se sabe que los seres que más amamos en el mundo corren peligro, las cosas cambian. El amor vence al miedo. Amar significa olvidarse de sí y entregarlo todo, incluso la vida. Es mayor este sentimiento de angustia cuando se sabe que una persona indefensa está en nuestras manos. Si es necesario sostener un arma y lanzarse a la guerra para salvar a una esposa, una madre o un hijo, no hay espacio para los titubeos. Su existencia está sobre una cuerda que puede derrumbar la más tenue brisa.

Con esta mentalidad, miles de padres y esposos experimentaron los más horrendos escenarios. Porque más allá de defender a su nación, firman una sentencia de muerte a cambio de un bienestar para su familia. No importa el presente si el futuro está perdido. La esperanza de un mundo mejor para un niño pequeño es la mejor recompensa del mundo. Verlo sonreír, libre, tranquilo y feliz es el mayor elixir para un padre. 

David Jay / Thomas

David Jay / Steve

El gobierno dice: "La nación necesita de tu ayuda", pero en el fondo no es un llamado patriótico, sino uno personal. Así lo aseguró el fotógrafo David Jay, quien entabló una relación estrecha con un par de personas que lograron sobrevivir a una catástrofe bélica. Sus palabras son claras, cuando una guerra se desata, lo último en lo que se piensa es en el bienestar del país. Lo más importante son las almas que lo habitan.

David Jay / Steve

"Cuando apuntas a la cabeza de un enemigo, jalar el gatillo es lo más difícil, porque al ver los ojos del otro entiendes que está peleando por la misma causa. Matar a alguien no significa un hombre menos, es un padre y un esposo que abandona a su familia". Cuando escuchó estas palabras, David entendió que debía hacer algo para difundir aquel mensaje. Por ello realizó el proyecto fotográfico "Unknown Soldier", tratando de mostrar las atroces consecuencias que tiene la guerra.

"Si los hombres van a luchar es porque son presas de una manipulación".


Quienes participan en dicha serie tienen una característica en común: sus cuerpos están mutilados. Estos soldados hoy pueden volver a ver a sus familias, pero el precio que tiene que pagar es muy alto. Perder los brazos, piernas o alguna otra parte del cuerpo cambia por completo el sentido de la vida. Pero lo más complicado llega cuando las persona por las que partió a la batalla ahora no lo reconocen debido a la deformación de su cuerpo. Ese es el verdadero problema.

David Jay / Soy un mostruo


Conoce la destrucción que dejan las guerras en el mundo dando click aquí.


David Jay / pare e hijo

David Jay / sin piernas

El padre de familia sale del hogar casi como un héroe por el simple hecho de dar la vida y regresa como un desconocido. Ahí empieza el segundo tormento, tal vez más doloroso que una bala partiendo el cuerpo. Los rostros que captura David Jay son los de hombres dolientes por la lejanía de sus seres queridos. Muchos soldados pasan años luchando en el campo de batalla, el estrés que deben soportar les transforma por completo el rostro. La mutación culmina cuando una granada arranca, quema o deforma alguna parte.

David Jay / sin oreja

David Jay / La guerra me destruyó


Las preguntas surgen en las mentes de los soldados desconocidos: "¿Valió la pena luchar?", "¿Soy libre?", "¿Tiene sentido seguir viviendo sin ser reconocido?". Las respuestas son difusas para ellos, pero quien los mira a través de una cámara alcanza a comprender algo más profundo. Las guerras son creadas por cuestiones políticas y económicas, las cuales son completamente ajenas a sus habitantes, pues ellos son los últimos en beneficiarse. Si los hombres van a luchar es porque son presa de una manipulación.

 

David Jay /Ahogado en un pozo

David Jay / quemado por granada

David Jay / nadando si piernas

La aclamada nación juega con los sentimientos de los padres, haciéndolos creer que deben entregar su vida a cambio de la existencia de quienes aman. Son engañados. Es su mismo país quien les arranca los brazos y las piernas, por si fuera poco, los arrojan a un pozo de aguas profundas. Quien aceptó la mentira ahora debe enfrentar una vida solo. Ya no hay familia. Ya no hay hijos. Sólo queda un monstruo que surge al verse al espejo, un ser grotesco lleno de recuerdos pero sin ningún futuro.

David Jay / sin piernas

fotografías de David Jay

Más que un retrato de dolor, "Unknown Soldier" es una denuncia de la explotación de la nación con sus habitantes. Al momento de declarar una guerra las personas que tienen el poder se resguardan detrás de un escritorio mientras otros entregan la vida en el campo de batalla. Es tan sencillo para lo senadores de los Estados Unidos convertirse en espectadores de las masacres que existen en Afganistán e Irak... Si dicen ser tan patrióticos, deberían respetar el lado humano de su pueblo y evitar muertes sólo por conseguir más poder.

Al ver estas imágenes lo primero que se viene a la cabeza son las palabras "decadencia" y "absurdo". Así son las guerras y lo seguirán siendo si no ponemos un alto al instinto del poder y la agresión. Si quieres ver fotografías que prueban que la humanidad está condenada a morir, da click aquí. También puedes ver imágenes que demuestran que la Tierra está muriendo en este link. Si el fatalismo te inundó, dale un giro a tu día con 9 recetas francesas para preparar una cena elegante en 20 minutos.







Referencias: