Ilustraciones eróticas de la biblia del sexo y el amor
Adulto

Ilustraciones eróticas de la biblia del sexo y el amor

Avatar of Julieta Sanguino

Por: Julieta Sanguino

3 de junio, 2016

Adulto Ilustraciones eróticas de la biblia del sexo y el amor
Avatar of Julieta Sanguino

Por: Julieta Sanguino

3 de junio, 2016


Boudoir proviene de la palabra francesa "tocador".


nalgada francois berthaud


Si quieres ver fotografías boudoir, puedes hacerlo en este artículo: " Más que pornografía, la fotografía boudoir".

Poco tiene que ver esa traducción con la que hemos adoptado del término. Imágenes sensuales, normalmente con luz natural, que nos muestran a esas mujeres listas para atacar, para dejarse ver y mostrarle a los otros toda su desnudez erótica que las hace irresistibles.


francois berthoud ilustraciones eroticas


Tal parece que el lugar perfecto para deshinibirnos es el tocador. Ese sitio en el que las cuatro paredes nos cubren y sólo nos encontramos ante nosotras mismas, ante la figura inexacta que reconocemos en el espejo pero que es mucho más que lo que proyectamos. 


traje erotico francois berthoud


El delirio y la lujuria están permitidos. Las nalgadas, los latigazos, las palabras sucias, el bondage y actitudes más bien extraordinarias suceden ahí. Nadie nos prohibe nada, no hay unos ojos que nos juzguen con poder de herir. Entre los secretos que se ocultan y lo que no decimos, ese lugar es uno de excesos. El ideal para que no haya límites.


the boudoir bible francois berthoud


lazos francois berthoud


La razón por la que nos encerramos en sencilla y llana. Somos más felices cuando nadie mira despectivamente. En ese sitio podemos pedir lo que queramos, vestirnos como se nos dé la gana y vernos tan profundamente como en otros lugares nos es imposible. Tomamos el espejo y lo observamos todo. Hacemos caras de placer frente a él para ver cuál quedará mejor en el momento perfecto. Nos mostramos enteras pero listas para deshacernos en los brazos del invitado ideal.


espejo francois berthoud


El encaje, las medias caladas, el cuero y loa tacones de aguja nos acompañan como nos acompañarán más tarde dos muslos en la cama, un abdomen, una sonrisa de encanto y la lengua más húmeda y fría que imaginamos. Esperamos ahí, con las piernas abiertas, los pezones duros, completamente desnudas. Nada nos excita más que el momento presuroso, lleno de prisa y de encanto. El beso apasionado que no sabemos cómo sucedió, las miradas furtivas en las que deseamos encontrar a alguien, pero no a ese amante, más bien a la pieza vacía, a eso que nos falta.


pene y latigo francois berthoud


Desfilamos a su lado con desesperación, queriendo alcanzarlo, desnudándolo mientras él también lo hace con nosotras, tomando su espalda, su pecho, sus brazos, su cuerpo. Paramos, tomamos un respiro y continuamos. Abrimos la bragueta (siempre hay una bragueta) e intentamos con ansias encontrar lo que hemos estado esperando desde ese instante que estábamos frente al espejo. Ahí todo cambia, absolutamente todo.


el colchon boudoir francois berthaud


Vemos la excitación en un instante. En un miembro, en la sangre que ha recorrido el cuerpo del otro y le ha dado la virtud de convertirnos en uno. Pero aún no estamos listas, no estamos listas para ser penetradas, para dejarlo todo atrás y entregarnos por completo. Tocamos y dejamos que nos toque, nos volvemos cómplices y aquel que es paciente ve el resultado que por horas, tal vez por semanas enteras, estuvo esperando. 


pene francois berthoud


Como si se tratara de un acto único e irrepetible, nos penetra y nos volvemos locas. Locas de euforia, de excitación, de ese placer que nos retumba en los oídos, que resuena como un zumbido en nuestra cabeza, que nos permite dejar de pensar en el mundo entero. 


guia del sexo francois berthoud


Eso provoca Francois Berthoud con sus ilustraciones, un veterano con más de 25 años de trayectoria. Nacido en Suiza, es reconocido por capturar el mundo de la moda en diferentes materiales. Completó una carrera en Diseño Gráfico y en los años 80 se mudó a Milán para unirse a un grupo de artistas del cómic. Fue director de Condé Nast y participó en la creación de contenidos para "Vanity", "Vogue", "The New York Times" y campañas de moda con Bulgari, Yves Saint Laurent, Sonia Rykiel o Jean Paul Gaultier.


vagina francoise berthoud


Un erotismo latente invade todo su trabajo. Sobre todo aquella biblia boudoir que retomamos aquí y que regaló a Betony Vernon, la mujer boudoir que lo inspiró y que también es una dedicada antropóloga sexual y diseñadora. Él sabía que tenía que encontrar el lenguaje visual perfecto por el contenido de las imágenes.


Optó por simplemente utilizar dibujos a lápiz, con la punta ideal para los detalles asesinos, pero también tremendamente suave y delicado. El arte, el Eros y la muerte son los temas universales, asegura. Betony Vernon, por otro lado, ha dedicado gran parte de su vida a quitar todos los tabúes alrededor del sexo. Con los dibujos de Berthoud ilustró una rigurosa guía que enseña técnicas bondage, flagelación erótica, juegos de rol y todos los tipos de juguetes que alguien puede encontrar en sus capítulos sobre "los secretos del sexo anal" o "control de eyaculación masculina".


Otra guía erótica y amorosa fue realizada por los japoneses, puedes consultarla aquí.


atar manos francois berthaud

latigos francois berthaud

La fotografía boudoir es una de las más sensuales y muchos artistas la utilizan para quitarle la ropa al amor de su vida, o tal vez puedas optar por fetiches, perversión y sudor en ilustraciones eróticas. Si te has hartado del sexo y prefieres el desamor y odiar al mundo, estas 6 pinturas de amor trágico que siempre creíste románticas te desilusionarán.





Referencias: