Ilustraciones que sólo las personas más perversas comprenderán
Adulto

Ilustraciones que sólo las personas más perversas comprenderán

Avatar of Julieta Sanguino

Por: Julieta Sanguino

6 de enero, 2016

Adulto Ilustraciones que sólo las personas más perversas comprenderán
Avatar of Julieta Sanguino

Por: Julieta Sanguino

6 de enero, 2016


Sangre y vísceras salen de los cuerpos mientras sus dueños, estupefactos, miran lo que ocurre alrededor, ansiosos de huir pero paralizados por el miedo que los hace abrir los ojos. Dejan de ser, porque la mitad de sus cuerpos no existe, su cráneo queda abierto, gusanos salen por su piel, y la sangre es el ingrediente principal para el escalofrío latente.

La descomposición brutal de una sociedad contemporánea hace que aquello que nos parecía normal se convierta en la mitificación del vago recuerdo de nuestra humanidad, porque ya todo es absolutamente horrible. Somos una especie de zombies, atrapados por la tecnología. Nuestros anhelos se acabaron. El sexo nos acecha en todas partes, con cuerpos desnudos y actos sexuales explícitos.

ilustraciones Shintaro Kago
Los cuerpos en descomposición no requieren estar muertos, porque aun así, mares de lombrices, excremento, vómito y sangre los rodea. Las mil caras que todos mostramos sin darnos cuenta: una en las redes sociales, otra con nuestra familia, la del trabajo, con nuestros amigos y por último, la que nunca lograríamos fingir; aquella del placer sexual en éxtasis conviven en un mundo de pesadillas ilustradas. Aparentar es una constante pero, ¿qué hay detrás?, tal vez, sólo tal vez, los fantasmas, seres sobrenaturales y criaturas míticas que no imaginamos, están detrás del que dice ser nuestro amigo o de la persona a la que amamos con intensidad.

Shintaro Kago
El miedo de las miradas, de estar vacíos, al asco por olores fétidos y pensar, que de algún modo, eso puede ser divertido, es admirable, porque muchos ni siquiera lo consideran. Reírnos de nuestro destino, de lo que somos, de dónde estamos podría ser la tragicomedia de nuestras vidas. Porque, ¿qué más queda si ya no podemos huir? Lo único que queda es burlarnos.

Para muchos, esos cajones están tan bien definidos que no se atreven a cruzar el humor con el terror, pero, por el contrario, existen otros, los locos, los intrépidos, los valientes que se atreven a hacerlo y la escena más desquiciante y aterradora, que nos invade el cuerpo con incomodidad se convierte en una ilustración interesante nunca antes vista.

Shintaro Kago
La perversión se ha usado por cientos de años para calificar a esa conducta o comportamiento sexual que no encaja con lo que se establece socialmente. Los fetiches,  el voyerismo, las parafilias  y otras prácticas fueron englobadas en este comportamiento en el siglo XIX y poco a poco la amplitud mental ha hecho que menos prácticas que ahora nos parecen normales, sean consideradas perversas. 

Shintaro Kago

En japón, el arte erótico es, más que erótico, perverso, porque, respetando la definición, se sale de la norma. Pulpos gigantes masturban la vagina de una mujer extasiada y jóvenes lamen el ojo de su pareja para provocar excitarla. Lo normal ya no interesa porque para los japoneses las perversiones se convierten en un ingrediente fundamental de su arte, el mismo que tal vez habla sobre la represión del pueblo nipón, la que, si leemos de fondo, refleja sus pasiones más ocultas y busca complacer aspectos sexuales que no llenan personalmente.

Shintaro Kago
Porque tal como sabemos, los japoneses son uno de los pueblos más reprimidos. Con libros y manuales para saber tocar la mano, acariciar y hasta tener sexo, son rígidos en todos los aspectos amorosos. Pero el arte es su fuga, su escapatoria de aquello que intentan expresar de algún modo.

Shintaro Kago
Shintaro Kago, un artista de mangaka del género Ero Guro lo logra con maestría. Debutó en 1988 en la revista Comic Box, desde ese momento su trabajo fue catalogado como "Paranoia de la moda" y ha publicado en revistas para adultos como Manga Erotics, Cotton Comics o Garo. Ha participado en varias exhibiciones como la de "Las condiciones antihigiénicas" y más tarde "El Festival antihigiénico en la frescura de la noche".  Muchos de sus trabajos conjugan la sátira con lo grotesco, el sexo y la modificación corporal. 

Shintaro Kago
Su obra era desconocida en occidente hasta hace poco, hasta que Internet la llevó a la luz y a su alrededor se formó un extraño culto a lo grotesco. Después de eso, expuso en Ámsterdam en 2008 y los espectadores de ese país disfrutaron de sus obras sangrientas e inquietantes. Sus piezas son extremas, con temas violentos, sexuales y con humor negro.

Shintaro Kago

Shintaro Kago
Shintaro Kago

Shintaro Kago
Shintaro Kago
Shintaro Kago
cerebro cajon Shintaro Kago
Mascaras Shintaro Kago
Cerebro Shintaro Kago
Gusanos Shintaro Kago
Rostro Shintaro Kago

Ojo Shintaro
You are dead shintaro kago
Shintaro Kago
***

Te puede interesar: 

Shunga, el arte de la metáfora sexual

Ilustraciones de la decadencia humana que sólo las personas con criterio entenderán

Referencias: