Insultos que debes utilizar para parecer una persona elegante
Adulto

Insultos que debes utilizar para parecer una persona elegante

Avatar of Paola Vazquez

Por: Paola Vazquez

12 de febrero, 2016

Adulto Insultos que debes utilizar para parecer una persona elegante
Avatar of Paola Vazquez

Por: Paola Vazquez

12 de febrero, 2016


Para toda irreverencia hay una sentencia: imbécil, botarate, mamarracho, gandul, cipote, mojarrás, bufón, buscón, don nadie, marullero, soez, chalofonte, macaco, entre cientos de insultos en castellano que podemos aplicar a un ciudadano que no se comporta como “debe”. En toda sociedad hay normas y reglas morales que buscan adecuar nuestro comportamiento, y siempre que éste se sale de los cánones establecidos, es posible que nos ganemos algún calificativo que denuncie nuestra holgazanería, presuntuosidad, vagabundeo, descuido, maldad o ridiculez. 

Todas estas cualidades pueden considerarse como una ofensa para quienes tenemos que soportar en algún momento la consecuencia de los actos injustos o descuidados de los demás. Para quien guste del cine, la película "Hard to be a god" (2005) muestra un mundo de seres irreverentes, descuidados, locos, desarrapados, que en una suerte de escenario medieval, nos dan idea de dónde surge la necesidad de nombrar este comportamiento que bajo las normas morales burguesas de Occidente, fue considerado "indecente".

El insulto es un asalto, un ataque directo para abordar lo que nos incomoda, molesta o fastidia. Es una suerte de insolencia para quienes nos hacen perder la paciencia. Lanzar a alguien un improperio, puede hacerse con un lenguaje que no deje de lado la decencia y se convierta en un juego de palabras que más que hacerte perder a ti la compostura, haga gala de tu bagaje cultural y amplio vocabulario.

En fin, si vas a insultar, hazlo con estilo, pero recuerda siempre que el insulto es una respuesta a un primer daño recibido; cuando tú lanzas un ultraje primero, entonces se trata de una ofensa. En México y en España el insulto tiene cierta picardía. Herencia de España, muchos de ellos también se aplican en nuestras tierras latinoamericanas. He aquí algunos insultos que nombran las cualidades de quien te hace desesperar o te ha ofendido, para que la próxima vez que respondas una ofensa, lo hagas elegantemente y con estilo.

 “Petrimetre” para quien más que elegante luzca ridículo

persona elegate-ridiculas

Aquellos que suele vestir “elegantes” pero en realidad lucen ridículos, se dan aires de grandeza con aspiraciones de lucir como clase alta, pero evidentemente no tienen idea de moda ni estilo. El típico “señorito” presumido que se preocupa demasiado por su aspecto, con una obsesión por aparentar ser de clase alta pero en su aspecto termina siendo ridículo. El petrimetre es un término usado desde el siglo XVIII para calificar a aquellos personajes pequeño-burgueses de clase media que aspiraban aparentar lucir como la burguesía. Nos recuerda a las "Preciosas ridículas" de Molière.

“Verriondo” en vez de cachondo es hostigoso

persona elegante-hostigoso

Si quieres una ofensa realmente fuerte, decirle a alguien verriondo es una de las ofensas más groseras, pues se aplica a los animales, especialmente al puerco cuando está en celo. Así que ten cuidado de cómo te comportas con los demás, pues si te pasas de cachondo y llegas a ser hostigoso, pueden decirte que parece que andas verriondo.

“Cagalindes” para todo el cobarde que no se atreva ni a cruzar el río

persona elegante-temeroso

Usado en España, este calificativo aplica a quienes son cobardes y melindrosos, esos que no se atreven a ninguna aventura y son tan precavidos que dan flojera

 

“Bellaco” para quienes te dan la puñalada por la espalda

persona elegante-golum

Este calificativo aplica para todos aquellos que son ruines en su comportamiento premeditadamente y a veces, son astutos y sagaces en la búsqueda de hacer daño a los demás. Aunque no tiene una etimología certera, aplica también para todos los que practican lo sexual con gran excitación sin importarles lo que digan.

 

“Mangurrian” para todos los holgazanes

persona elegante-dude

Así han sido llamados todos aquellos que no tienen un comportamiento “lúcido” o civilizado, sino más bien tosco. Es usado en el norte de España para llamar a todos los que se consideran inútiles, holgazanes, perezosos, charlatanes, o aquellos sin oficio ni beneficio.

“Crapuloso” para todo el que se conduce con hedonismo y libertinaje

persona elegante-sade

Quienes llevan vida de crápula, es decir, libertina de disipación ligera de sus placeres y toman poca importancia a las relaciones. Aplica para todo aquél o aquella que se conduce con una vida poco acercada a la moral, con una vida regida por el hedonismo, regida por los placeres y deseos personales.

“Carcunto” para el que se pone torpe en la borrachera

persona elegante-torpe

Forma refinada de llamar a una persona que se distingue por su torpeza, pero que a través de ella saca ventaja para lo que le conviene. También se les llama a quienes están tontos de borrachos. Así que procura a la próxima que salgas de fiesta no ponerte carcunto.

“Zascandil” para el arrogante que siempre engaña

persona elegante-arrogante

Si conoces al típico hombre o mujer que nunca cumple lo que promete, es astuto para engañar, entrometido, pero que simplemente nadie cree, estás frente a un zascandil. Un típico mequetrefe que con arrogancia y por el puro gusto de sacar ventaja es descuidado en todas sus relaciones y desinteresado de los demás.

“Zurumbático” para el lelo que no des-pier-ta

persona elegate-bobo

El típico lelo, simplemente esta persona te sacará canas verdes por la forma en que se dirige en el mundo, aturdido y bajo una pasmadez total. Tonto, torpe, ofuscado, bobo, son algunos sinónimos que esperemos no apliques en tu forma de conducirte a riesgo de que te pasen encima.

 

“Casquivano” para el farsante que apantalla

persona elegate-sade

Una forma elegante de llamar a esa persona que nos aturde por su comportamiento de manera alocada, explosiva, juerguista y libertina pero que refleja poca formalidad en sus actos, es inconstante, superficial, insensato y voluble. Definitivamente una joyita.


*

Referencias

Insultos en castellano que deberías saber


***

Te puede interesar:

El verdadero significado de las groserías mexicanas

Las 40 nuevas palabras del diccionario de la RAE


Referencias: