La época en la que sólo importaba la violencia, el miedo y la sangre en el arte
Adulto

La época en la que sólo importaba la violencia, el miedo y la sangre en el arte

Avatar of Eduardo Limón

Por: Eduardo Limón

27 de agosto, 2016

Adulto La época en la que sólo importaba la violencia, el miedo y la sangre en el arte
Avatar of Eduardo Limón

Por: Eduardo Limón

27 de agosto, 2016



El arte es política y el mejor acto político que se puede hacer hoy es mediante el arte. El Wiener Aktionismus, como se conoce al accionismo vienés en su lengua natal, fue un movimiento que entendió a esto sin lugar a dudas e inauguró una de las épocas más salvajes y extrañas pudimos tener en la historia. En el desarrollo de la segunda mitad del siglo XX y tan sólo por 10 años, este movimiento que no se identificó necesariamente por un grupo o un canon de actividades bien establecido, jugó con la casualidad de la violencia, el sexo, la sangre y el pánico con el fin último de visibilizar el descontento estético e intelectual en la Europa de posguerras.

accionismo vienes crucifixion

Ubicando principalmente a Rudolf Schwarzkogler, Günter Brus, Otto Mühl y Hermann Nitsch como sus integrantes principales en un cauce de muchos nombres y colaboraciones heterogéneas, este específico tipo de accionismo acabó denunciado y apresado en repetidas ocasiones por su transgresión visual, moral y de pensamiento.
Esta vanguardia extremista se inició como una contrarespuesta al arte contemporáneo y se proponía aniquilar al sistema que les gobernaba –en todo ámbito– mediante las formas más radicales que pudieron hallar.

accionismo vienes rostro

Sí, sus producciones eran grotescas, confusas, retadoras, insolentes, orgiásticas y oscuras, pero no eran el acto provocador sólo porque sí, porque amaran la reacción superflua del público, sino que encaminaban sus intenciones a la demolición de todo eso que ya no era posible cargar a cuestas como humano, pero sobre todo como heredero alemán de cultura. Durante su primer encuentro, en el Londres de 1966, varios artistas, guiados por los cuatro colosos antes mencionados, iniciaron su reconocimiento mundial a través de la ruptura excesiva; el evento fue llamado “Simposio de la destrucción en el arte” y efectivamente, consiguieron derribar lo que tanto odiaban.

¿Cómo y por qué se desarrolló esta era de escatología en el arte?

accionismo vienes concepcion

11. La acción, así como el performance y el happening, renunciaba al encarcelamiento de la experiencia y la emoción, a la institucionalidad de la producción artística.

10. Los accionistas reaccionaron frente a una sociedad opresora, derribando tabúes, cuestionando la moral rompiendo límites estéticos, intelectuales y legales, mediante una actitud rebelde de representación.

accionismo vienes gunter

9. El accionismo trató lo violento, pero siempre de manera simbólica, nunca como un acto explícito y de subjetivación extrema –como la que detalla Zizek– que es evidente, visible y ejercida sin medidas.

8. Otto Mühl cargó su trabajo de contraargumentos para tabúes sexuales y de autoflagelación haciendo uso de ingesta masiva de alimentos, latigazos, juegos con heces, etcétera.

accionismo vienes genital

7. Nitsch, durante su militancia en este movimiento, recurrió a la sangre, las vísceras y los cadáveres para plasmar discursos rituales en contra de la religión y los teatros extremistas de la sociedad hipócrita.

6. Schwarzkogler trabajó casi exclusivamente con el formato fotográfico y nunca inmiscuyó violencia fáctica en sus producciones.

accionismo vienes flor

5. Lo abyecto se hizo esencial en sus acciones; eso que genera repulsión y exclusión del sujeto, transportando a éste fuera de sí. ¿Por qué? Simple. Eso destruye los valores morales y sitúa a quien lo padece en el límite mismo de su conformación como sujeto.

4. A través de los elementos más biológicos y simbólicamente más desterrados, pero siempre presentes, se genera la abyección perfecta del hombre sensible.

accionismo vienes esfera

3. El asco, la náusea, lo sucio y lo repulsivo en el accionismo vienés no producen una simple aversión, sino que amenaza el orden establecido de lo razonable.

2. El uso del cuerpo y no de cualquiera, sino del verdaderamente sucio, es un descenso al infierno del ser humano. Es una actitud de destrucción para la reconstrucción de la civilización.

accionismo vienes desnudo

1. El accionismo vienés, en sus múltiples rupturas, no fue un movimiento heterogéneo. Había personajes muy bien reconocidos en él, pero nunca se manejaron como un colectivo o trabajaron en la misma e inamovible dirección.

accionismo vienes animales

La era asquerosa del arte, aquella que atravesó a las revoluciones estéticas de 1961 a 1971 en Europa, no fue una búsqueda cualquiera por lo denigrante, no fue un escándalo sólo por capricho, era la respuesta a las bellezas estúpidas de una civilización y a los vestigios de una barbarie innata que nadie estaba dispuesto a aceptar.
La temporalidad, intangibilidad y radicalismo de sus actos fue el miedo de ser humanos y los alcances que se obtienen al serlo.
Para continuar con el tema, sé testigo de cómo Cuando la violencia, la guerra y el arte se mezclan para darle sentido a la vida el mundo también se transforma, y estudia estas 10 obras de arte alrededor del mundo para entender la violencia.





Referencias: