La escala de Kinsey y qué tan bisexual eres en 13 preguntas

viernes, 28 de octubre de 2016 15:01

|Daniel Morales Olea



Desde hace milenios, la apertura sexual era considerada algo normal. Gobernantes, héroes y más tuvieron amantes del mismo sexo. Michel Foucault, en su libro "Historia de la sexualidad" narra que a partir de la sociedad victoriana en el siglo XVII y XVIII, la sexualidad se enclaustró en la habitación, y aunada al cristianismo desmedido, se persiguió cualquier tipo de gusto sexual que no fuera el heterosexual.

Para el siglo XX, antes de la revolución sexual, la homosexualidad era considerada una enfermedad e incluso un crimen. Grandes mentes fueron perseguidas y acusadas, un ejemplo fue Alan Turing, matemático inglés, padre de la computación moderna y creador de la maquina que descifró los mensajes nazis, punto clave para vencerlos en la Segunda Guerra Mundial. 

alan turing

Fue el biólogo Alfred Kinsey quien plantó la idea de que, tal como en la antigüedad, la sexualidad no se dividía en heterosexual y homosexual, sino que la bisexualidad era un amplio espectro en nuestra persona. A partir de un estudio con más de una década de desarrollo, Kinsey exploró la sexualidad humana, sobre todo la femenina, y a partir de una serie de estudios y cuestionarios, definió la llamada "Escala de Kinsey", en la que establece siete grados de comportamientos sexuales, alejándose de los tres básicos.

escala de Kinsey

De acuerdo a la vida sexual de la persona, sus gustos, preferencias y actitudes ante el sexo, se determina en qué grado se encuentra esa persona. Cabe destacar que hoy, la escala sirve como un indicador bastante tradicional, pues la psicología y sexología han avanzado a pasos agigantados, por lo que la respuestas de la escala parecen demasiado tajantes, pero cada persona puede optar por estudios recientes. 

De acuertdo a la escala de Kinsey, la gente puede encontrarse en los siguientes grados de comportamiento sexual.

 


escala de KinseyA partir de estas escalas, distintas formas de calificar han sido creadas. Desde los que muestran muchas opciones, hasta los que juegan con imágenes para que lo descubras. De acuerdo a uno de los tests más famosos, conformado por 13 frases que se responden con verdadero o falso, puedes saberlo. 

1. Nunca he sentido deseo sexual.

2. No puedo decidir qué sexo me atrae más.

3. Encuentro la idea de tener sexo con otro (hombre o mujer) repulsiva.

4. No quiero morir sin haber experimentado sexualmente con hombres y mujeres.

5. No tengo interés en tener sexo con otra persona. 

6. El género que conforma la mayoría de una orgía es irrelevante en mi decisión de participar.

7. Evito ver pornografía (gay si soy hombre, lesbiana si soy mujer).

8. Me puedo sentir atraid@ por cualquier persona bajo las circunstancias correctas. 

9. Siempre he sido extremadamente confidente con mi orientación sexual. 

10. Encuentro a la gente de mi mismo sexo más atractiva.

11. Un trío sería incómodo con la presencia de alguien de mi mismo sexo. 

12. Solo me atraen personas de mi mismo sexo. 

13. Soy sexualmente sumis@. 

El test lo puedes tomar aquí. 

escala de Kinsey

Es importante tener en cuenta la longevidad de la escala. Hoy podemos basarnos en estudios actualizados, pero la importancia de la Escala de Kinsey gira en torno a la apertura sexual que transformó al mundo occidental. No es coincidencia que pocos años después de la publicación de sus estudios la revolución sexual llegara a Estados Unidos. 
-

Es importante conocer más acerca de la sexualidad humana, eso evita regresar a la Edad Media de manera intelectual, tal como pasó con la idea de que hablar con los niños acerca de faldas era convertirlos en homosexuales, o siguiendo paso a paso lo que la Iglesia no quiere que suceda en el mundo y que debemos cambiar ahora. 

TAGS: adulto
REFERENCIAS:
Daniel Morales Olea

Daniel Morales Olea


  COMENTARIOS