Adulto

La mayor obra de arte de la historia basada en la fertilidad masculina

Adulto La mayor obra de arte de la historia basada en la fertilidad masculina


Hay obras de arte que trascienden en la historia por distintos motivos. Algunas son polémicas, otras transgresoras y otras son tan queridas por el público. Picasso revolucionó el mundo de la pintura con el cubismo, Dalí nos mostró la identidad de los sueños, Hermann Nitsch exploró la violencia a un nivel incomparable. Todos sirvieron del sentimiento y la capacidad estética, pero hay algunas obras que no son comentadas con tanta frecuencia pues son pocos los que logran entenderla en su totalidad. Nos referimos a esas difíciles y largas obras artísticas como “The Wasteland” de T.S. Eliot, “Muerte sin Fin” de José Gorostiza e incluso “El jardín de las delicias” de El Bosco y claro a “The Cremaster Cycle” de Matthew Barney.

cremaster  

El mundo del arte siempre ha sido divergente cuando se trata de hacer una obra y son pocos los artistas que experimentan con distintas técnicas, medios y más para hacer su trabajo. Por eso una de las más grandes obras de arte de los últimos años no es conocida por muchos. “The Creamaster Cycle” es la totalidad del arte, una conjugación de cine, escultura, pintura y más enfocadas en una idea simple: Tomar como inspiración el músculo cremáster (músculo cuya función es elevar y descender el escroto para regular la temperatura de los testículos y así ayudar a mejorar la producción de esperma) y crear una serie de obras de arte monumentales.
  cremaster1

Matthew Barney es el creador de “The Cremaster Cycle”. El tal vez sea más conocido por ser la ex pareja de Björk y eso que al público no le interesa tanto el mundo del arte como lo hace el mundo del espectáculo. Barney es un artista estadounidense que nació en 1967. Debatiéndose entre estudiar medicina o arte, entró a la Universidad de Yale a con una beca deportiva, definitivamente se decidió por el mundo artístico y comenzó su carrera en los años 80. En 1994 comenzó una de las obras más ambiciosas, no sólo de su carrera, sino del mundo del arte en general. Para completar en “The Cremaster Cycle”, el artista hizo cinco películas, las cuales estuvieron respaldadas por dibujos, esculturas, música y danza. El artista unió casi todas las bellas artes para lograr uno de los proyectos más ambiciosos que desde entonces han sido considerados unas de las más importantes piezas de cine artístico. Incluso Jonathan Jones, crítico de “The Guardian” se atrevió a decir que la obra es hermosa y perturbarte y que es la primer gran fusión de arte y cine desde “Un Perro Andaluz” de Luis Buñuel y Salvador Dalí.

cremaster5  
Si es tan importante, entonces ¿por qué no es conocida? A pesar de tratarse de una serie de películas, la narrativa es bastante complicada. Una serie de danzas e interacciones en las cuales casi nunca hay diálogos. Una pieza digna de exhibirse en un museo y no en una sala de cine comercial. La complejidad de la obra mezcla tantos elementos que eso es lo que la convierte en algo impactante. Su obra, dividida en cinco películas que componen siete horas de video están inspiradas en algo tan simple como un músculo localizado en los genitales masculinos, eso ya dice mucho de la dificultad para soportar los largometrajes.

arte cremaster1  

Personajes, historias, referencias a la mitología, biología, geología y más es lo que el artista incluye en sus películas. Cada largometraje cuenta una historia que puede sostenerse por sí misma, pero también son un compilado que cuentan una historia en su totalidad. Filmadas y producidas entre 1994 y 2002, la obra llegó a su fin con una retrospectiva en el museo de Guggenheim en Nueva York. Cabe mencionar que las cintas no se grabaron en orden cronológico, sino que comenzaron con la que requería menos producción y presupuesto, para finalizar justo en la mitad, con “Cremaster 3”, película filmada en 2002 que abarca la mitad del total de la obra con una duración de más de tres horas.

Las historias buscan representar distintos ciclos en la anatomía masculina mientras indagan en otras preguntas retóricas que son aludidas a lo largo de la narrativa de la cinta. A pesar de que las películas las puedes encontrar en Internet, poseerla físicamente es bastante difícil, pues tal como una pintura única, los DVD de la obra se cotizaron en un precio mayor a los 100 mil dólares. En 2007 un disco que contenía la segunda película se vendió en más de medio millón de dólares. A continuación te presentamos los videos para que tú saques la conclusión acerca de la que es considerada una de las pocas películas que realmente son obras de arte.

“Cremaster 1” (1995)
  arte cremaster


“Cremaster 2” (1999)

arte cremaster2
 


“Cremaster 3” (2002)

arte cremaster4
 


“Cremaster 4” (1994)

  arte


“Cremaster 5” (1997)

arte cremaster9


*

 Te puede interesar:

Videos musicales que te hipnotizarán

Libros difíciles de leer 


***

Fuente:

Cremaster


Referencias: