Las escenas más crudas y difíciles de soportar en el cine
Adulto

Las escenas más crudas y difíciles de soportar en el cine

Avatar of Daniel Morales Olea

Por: Daniel Morales Olea

18 de marzo, 2016

Adulto Las escenas más crudas y difíciles de soportar en el cine
Avatar of Daniel Morales Olea

Por: Daniel Morales Olea

18 de marzo, 2016



No cierres los ojos, descuida, lo que ves en pantalla no te puede hacer daño. Claro, puede quedarse en tu mente por días e incluso una eternidad, pero ¿no es eso lo que buscabas? Engañar a tus sentidos, sentirte partícipe en las escenas, creer que eres el protagonista es algo que esperas siempre que la película comienza, pero aparentemente no en esta ocasión. Tu pulso se acelera, tu cara comienza a flexionarse como si el dolor, el asco, el miedo y todas esas sensaciones abismales te estuvieran sucediendo, pero no lo hacen. Así que no cierres los ojos. 

Escenas fuertes

Es fácil digerir la mayoría de las cosas que vemos. La hiperrealidad, término que plantean teóricos como Jean Baudrillard o Umberto Eco, dice que la sociedad ha perdido la capacidad de distinguir entre la realidad y la fantasía. En el cine parece que cada vez necesitamos más escenas impactantes para sentir algo, pues hay cosas que se asemejan tanto a nuestra realidad que nos moldeamos con ella, por esa razón hay escenas de violencia en exceso, ellas nos ayudan a diferenciar lo que supuestamente sucede en una realidad ajena a nuestra normal y tranquila realidad. 

Hay escenas que no podemos dejar atrás, que nos acompañan siempre que recordamos esa cinta. Hablamos de esas películas que recuerdas tanto que puedes mencionar dónde la viste y tal vez hasta la ropa que llevabas puesta. Cintas capaces de dejar una marca en ti, cambiar tus gustos cinematográficos y alejarte de lo que solías ser. Éstas son algunas de las escenas más impactantes que el cine ha entregado y que seguramente no podrás olvidar de la noche a la mañana, o este año, incluso puede que nunca se vayan de tu mente. 


-
"Un Chien Andalou" (1929) - Luis Buñuel/Salvador Dalí



Evocando al surrealismo de forma magistral, los dos grandes artistas del siglo XX hicieron de los primeros segundos de su cinta algo memorable. La secuencia ojo-luna-ojo muestran lo que es la poesía visual. Aunque no usaron un ojo humano sino uno animal, es claro que todos nos quedamos con la impresión de que están cortando el ojo de la bella mujer. Casi sin sentido, la historia busca impactar moralmente y lo logra, aunque esta escena en sí fue rodada porque los directores (de manera correcta) creían que el público debía ser alterado de alguna forma durante los primeros minutos para así mantenerlos alerta. 


-
"The Last House on the Left" (2009) - Dennis Iliadis



Las violaciones no son un tema ajeno a las películas, pero muchas hacen de ellas algo efímero. Usualmente se escucha un grito y la cámara se aleja o la pantalla se vuelve negra anunciando una transición. "The Last House on the Left" es original de Wes Craven y aunque su película impacta porque al ser un trabajo amateur tiene un aire de documental que nos hace pensar que la violación que vemos es real, el tiempo permitió que lo gráfico ganara fuerza en el cine y su remake de 2009 muestra una escena aún más perturbadora. Dos amigas son llevadas a un bosque en el que la primera es asesinada y la segunda violada. Una escena que de principio a fin te hace sentir increíblemente incómodo. 


-
"Happiness" (1998) - Todd Solondz



Es difícil aceptar los pecados del pasado. Una infidelidad o una traición de alguien a quien amamos parecen ser de las peores cosas que te pueden pasar, pero "Happiness" demuestra que no. En una de las últimas escenas de la cinta, un padre le confiesa a su hijo haber violado a uno de sus amigos de tan sólo 11 años. Es una simple plática que se vuelve inaceptable, te dan ganas de apagar la pantalla, de cambiar el audio, de no ver cómo dos vidas se derrumban con cada segundo que pasa. La escena llega a su clímax y uno rompe en llanto cuando el hijo le pregunta si también le haría eso a él, a lo que el padre responde: "No lo haría... me masturbaría".


-
"Martyrs" (2008) - Pascal Laugier



Una de las películas que son realmente insoportables de principio a fin. Un festín para los amantes de las películas de tortura y sangre, una pesadilla para quienes no soportan la violencia. Dos huérfanas se hacen amigas y al crecer una busca venganza por el asesinato de su familia, pero las cosas salen mal y pronto se ve prisionera de unos abusivos hombres pertenecientes a una misteriosa organización. La película está llena de violencia explícita, pero el peor momento viene cuando se acerca el final, donde se puede ver un cuerpo desollado que permanece con vida. 


-
 l'intérieur" (2007) - Alexandre Bustillo/Julien Maury



El sitio Complex asegura que la escena es tan fuerte que no hay registro en Internet de ese momento. Toda la película muestra el intento de una mujer mentalmente inestable por robarse al bebé de otra mujer; el problema radica en que ella aún está embarazada, lo cual limita las opciones de extirpar al no nacido. La película, al igual que "Martyrs", está llena de violencia y reserva lo más enfermizo para el final, cuando unas tijeras por fin son usadas para su propósito original. 


-
"A Serbian Film" (2010) - Srdjan Spasojevic



La cinta es una de esas que te deja secuelas por días. Puedes ver la escena más perturbadora aquí, pues YouTube no permite ese tipo de contenidos, pero para darte una idea de lo que verás, te damos contexto con esta serie de escenas que aparecen durante la cinta, incluida la que se considera el clímax de la película. Sexo, incesto y pederastia, pero nada de eso llega a ser tan repugnante como la "escena prohibida". 


-
"American History X" (1998) - Tony Kaye



Una de las más perturbadoras escenas del cine comercial. Edward Norton actúa en uno de sus mejores papeles como un supremacista blanco, un neonazi estadounidense que no tiene piedad por un hombre negro cuando éste intenta robar su auto y a quien decide darle una lección. La mayoría no puede olvidar esa rápida pero impactante escena en la que una mandíbula en la banqueta es destruida de una forma brutal con una patada. 


-
"Benny's Video" (1992) - Michael Haneke 



Haneke es uno de los mejores directores del momento y también uno de los más perturbadores. "Funny Games" es una enferma historia de dos hermanos que masacran a una familia, "Amour" es una dramática historia de amor que te hará llorar durante días, pero "Benny's Video" tiene la escena más impactante de todas por la maestría con la que logra capturar la esencia de la muerte solamente con el audio. Un niño dispara a su mejor amiga y podemos verlo a través de una pantalla que muestra lo que una cámara enfocada en una parte del cuarto está grabando. Esa toma hace que podamos ver el cuerpo arrastrándose, pero cuando el verdadero dolor y desesperación entran en pantalla, no podemos ver nada más, todo se forma en nuestra imaginación y es lo que hace de la película algo tan terrible.


-
"Salò o los 120 días de Sodoma" (1975) - Pier Paolo Pasolini



Por años fue considerada la película más impactante de la historia. Actualmente algunas la han superado, pero eso no implica que esta escena pierda su impacto. Una metáfora del fascismo italiano a través de la interpretación del libro más famoso del Marqués de Sade llega a un punto de no retorno cuando los adolescentes a los que han estado torturando a lo largo de la cinta reciben su más doloroso (para algunos el último) castigo. Nada te prepara psicológicamente para ver una escena tras otra de decadencia humana. 


-
"Irreversible" (2002) - Gaspar Noé 



La película de Gaspar Noé sin duda es una espiral de asco y depresión. Comienza con la escena que puedes ver arriba, en la que un hombre es golpeado hasta la muerte y la cámara lo muestra de manera explícita. Sin lugar a duda una de las peores escenas, pero no la más controversial. Monica Bellucci es quien protagoniza una triste escena de violación, pero a diferencia de otras secuencias de este tipo que han salido en nuestra lista, la de la actriz italiana es una tortura de 10 minutos de duración en la que la dramática actuación de ambos actores hacen que tú te sientas dentro del cuadro. 


Abre los ojos, todo ha terminado y puedes continuar con tu rutina diaria. No hay más que temer, los monstruos se fueron y ahora solamente viven en tu cabeza. No son reales, pero eso no significa que no puedas volver a encontrarlos por ahí. Ahora puedes regresar al mundo que deseas, puedes buscar una historia de amor o algo con un final feliz. Haz lo que creas necesario, pero no pienses que podrás olvidar eso que te marcó por siempre. 


***
Te puede interesar:

La película que ha traumado a todo el que la ha visto 

Películas que robaron nuestra inocencia 

***
Fuente: Complex




Referencias: