Los 10 fetiches sexuales más extraños

sábado, 14 de noviembre de 2015 3:05

|Julieta S


El fetiche sexual es tal vez una de las parafilias más comunes y es considerada como algo cotidiano. Pero los fetiches son todo menos eso, estos se salen de lo cotidiano, buscan una experiencia distinta en sus relaciones sexuales, tratan de cumplir sus fantasías más preciadas a través de pequeños atisbos de amor por otros objetos.


Los fetiches sexuales más comunes por culturacolectiva

El fetichismo sexual fue descrito por primera vez por el psicólogo Alfred Binet en 1887, y fue descrito como “la fijación del instinto de un objeto bajo el modo de la adherencia histórica y la inadecuación biológica”, lo que podría traducirse en un comportamiento extraño en el que se tiene fijación por un objeto.

Evidentemente, el fetiche crea excitación sexual a través de pequeños y raros placeres por otras cosas o partes del cuerpo, como los pies, el cuello o vestimentas extravagantes como los tacones o las medias negras.

Pero existen fetiches sexuales poco comunes, enigmáticos y extraños, los que parecen salir un poco más de la realidad, que parecen sacados de historias irreales pero no, siempre presentes en el mundo, nos damos cuenta de lo extraños que a veces podemos ser los seres humanos.

Te presentamos algunos de los fetiches más raros.


Peluches o botargas

botargas

Esta filia consiste en excitarse cuando se viste como animal de peluche o botarga. En Estados Unidos se hacen grupos donde los integrantes van vestidos de este modo y en Japón existe un animé basado en esta filia. Este fetiche es conocido como furry.


Excrementos

ciempies humano

Es un tipo de fetiche en el que la excitación viene con las heces. Los que lo tienen sienten placer cuando huelen, tocan, ven o saborean excremento. Se practica de manera individual o colectiva y es conocida como coprofilia. También existe la urolofilia, ésta se caracteriza por la excitación con la orina y es conocida coloquialmente como golden shower.


Pañales

bebe adulto

El fetiche sexual hacia los pañales, actuar como bebés, llevar puesta ropa de bebés y tomar biberón, es conocido como infantilismo parafílico. Aquellos que lo tienen experimentan un gran deseo de ser tratados como niños pequeños. Es mucho más común en hombres que en mujeres


Sangre

sangre fetiche

Aquellos que quieren tener una relación bastante similar a las historias románticas de vampiros, involucran sangre en sus relaciones sexuales. En ocasiones incluso la toman o tienen pensamientos eróticos con ella. Desde que libros y series de televisión como Crepúsculo salieron, esta fantasía ha aumentado en sus adeptos, según el doctor Ian Kerner, un terapeuta sexual de Nueva York.


Lágrimas

lagrimas

Muchos buscan hacer llorar a su pareja para lograr excitarse. Aunque un estudio ha demostrado que las lágrimas inhiben el deseo sexual, algunos se excitan después de lograr que su pareja derrame lágrimas.


Dormido

pareja durmiendo

Conocido también como el “fetiche de la Bella Durmiente”, éste se caracteriza por excitarse y alcanzar el orgasmo con una pareja dormida. Algunos sólo se masturban pero otros practican relaciones sexuales mientras su pareja duerme. Lo que resulta excitante para ellos es la euforia que produce el miedo a ser descubiertos cuando su pareja despierte.


Árboles y plantas

tree person

Conocido como dendrofilia, este fetiche es característico de las personas que les apasionan de manera sexual las plantas. Han arrestado a personas por hacer esto; un hombre escocés de nombre William Shaw tiene prohibido entrar a un parque en su país natal por tener sexo con un árbol.


Maniquíes

maniqui

La atracción hacia los maniquíes es conocida como como agalmatofilia y habla sobre la excitación que genera la inmovilidad de las estatuas. Muchas personas incluso roban los maniquíes de las tiendas para tener sexo con ellos.


Autos

fetiches sexuales
La sexualización de la máquina en donde existen encuentros con aparatos eléctricos es llamada mecanofilia, los que la tienen se sienten atraídos por cualquier dispositivo de origen mecánico como automóviles, batidoras o hasta helicópteros. Un hombre llamado Edward Smith asegura haber tenido sexo con más de mil autos y algunos helicópteros.



Provocar alergias

fetiches sexuales

Es tal vez el fetiche más extraño de todos y consiste en untar mantequilla de maní a quien es alérgico a ella y copular mientras observa cómo su cuerpo se transforma en uno lleno de ronchas. El placer lo obtiene de la emoción de verlo transformarse y también por ver el cuerpo de su pareja lleno de maní. Este fetiche fue registrado por primera vez por la colaboración de un sexólogo en la revista Nerve.


***

Te puede interesar: Trastornos sexuales que podrían arruinar tu vida


TAGS: adulto
REFERENCIAS:
Julieta S

Julieta S


  COMENTARIOS