Obras de arte eróticas que fueron censuradas y causaron controversia
Adulto

Obras de arte eróticas que fueron censuradas y causaron controversia

Avatar of Eduardo Pineda

Por: Eduardo Pineda

9 de marzo, 2016

Adulto Obras de arte eróticas que fueron censuradas y causaron controversia
Avatar of Eduardo Pineda

Por: Eduardo Pineda

9 de marzo, 2016



El arte ha sido, casi desde el inicio de los tiempos, un medio de expresión para muchos, algunos de los cuales defienden la idea de que cualquier idea de todo lo que no puede ser manifestado a través de palabras. Por eso, hay quien dice que el arte es el reflejo del alma. Sin embargo, muchas veces el mensaje de algunas obras está fuera de lo socialmente aceptado.

Dentro del arte convencional se encuentra el arte erótico, el que puede ser en mayor o menor medida antimoral para quien lo aprecia. Por medio de este tipo de manifestaciones, los artistas hacen referencia a uno de los instintos inherentes a la naturaleza humana: el deseo sexual.

La sexualidad ha estado presente en la humanidad desde la aparición de ésta, y sin embargo se nos ha educado para considerar un instinto normal y natural como un tabú. Aunque últimamente la sociedad en general ha adquirido una visión más abierta en cuanto sexualidad se refiere, no siempre los mecenas se veían contentos con el trabajo eróticamente inspirado de algunos artistas.

A continuación te presentamos una lista de obras que causaron controversia debido a su contenido erótico.

Copa Warren (5-15 DC)

arte erótico

En la antigua Roma, los maestros generalmente tenían jóvenes aprendices que actuaban como pupilos y compañeros sexuales, por lo que si nos enfocamos en esa antigua época, la homosexualidad y pederastia eran prácticas normales y comunes. Sin embargo, esta copa permaneció oculta durante muchos siglos debido a sus fuertes imágenes. Después se convirtió en fuente de inspiración de varios artistas y escritores homosexuales, quienes generaban trabajos más radicales.

Silla (Allen Jones, 1969)

arte erótico

Un trabajo con un alto contenido de misoginia sexual. El mensaje resulta bastante claro, una mujer con el torso descubierto y medianamente vestida con accesorios de piel, es convertida en un objeto tan simple como una silla. El radicalismo de esta pieza se encuentra en su mensaje de subversión sexual, tanto, que en una ocasión una feminista arrojo ácido a la silla.

Autorretrato con látigo (Robert Mapplethorpe, 1978)

arte erótico

En Nueva York, durante la década de los 80, se llevó a cabo la mayor crítica a la sexualidad en las artes. El revocamiento de los fondos hacia el arte erótico por parte del gobierno generó, como era de esperarse, un movimiento de protesta. En el centro de él estaba Robert Mapplethorpe, quien introdujo un látigo en su ano y posó para la cámara. Posteriormente, el artista describió su trabajo como “altamente pornográfico y artístico”.

“Au Naturel” (Sarah Lucas, 1994)

arte erótico

El arte contemporáneo abarca casi cualquier tema, incluyendo el erotismo. Lo explícito de la ingeniosa y bruta obra de Sarah Lucas busca generar en sus espectadores una visión distinta del sexo. La obra se compone de un colchón, una cubeta, dos naranjas, dos melones y, claro, un pepino.

“L’Origine du Monde” (Gustave Courbet, 1866)

arte erótico

Se trata de un acercamiento a los genitales de una mujer por parte de un artista que criticaba altamente la producción de desnudos suaves e idealizados. En 2011, después de que Facebook censurara una publicación de un artista de Copenhagen que mostraba la pintura, un grupo de simpatizantes la utilizaron como foto de perfil. De esa manera, lanzaban una crítica a la censura.

“Olympia” (Edouard Manet, 1865)

arte erótico

La gran cantidad de símbolos sexuales presentes en la pintura la convierten en una de las más eróticas de su época. Además de la provocativa mirada de confrontación de Olympia, la orquídea en su cabello, los aretes de perla, la gargantilla negra, las flores enviadas por un pretendiente y el gato negro simbolizando la rebelión sexual, desafiaron la mentalidad del París de 1865.

“El Sueño de la Esposa del Pescador” (Hokusai, 1814)

arte erótico

Shunga” es un género artístico erótico japonés. Debido a su salaz contenido, la obra maestra de Hokusai logró sobresalir entre los artistas de esa corriente. El pulpo practicando sexo oral a la mujer en cuyo rostro se puede ver el más puro éxtasis le dan a la obra un contenido poco frecuente en el arte común.

“La guitarrista” (Balthus, 1934)

arte erótico

En su debut, la obra fue presentada por 15 días y luego oculta hasta 1977, año en la que se exhibió en la galería Pierre Matisse’s, aunque sólo fuera por un mes. Las pinturas de mujeres jóvenes causan más escándalo que cualquier otra. Ahora, la impresión que provoca “una mujer joven pretendiendo ser una guitarra tocada por una mujer mayor exhibiendo un seno” ha destinado a esta pintura al secreto.

“El Éxtasis de Santa Teresa” (Bernini, 1651)

arte erótico

Es difícil imaginar que un grupo escultórico con un enorme contenido sexual se encuentre en una iglesia romana. Más increíble es que haya sido encargo de un cardenal en el auge eclesiástico. La cara de Santa Teresa refleja perfectamente la causa del nombre de la escultura. Si unimos el hecho de que un objeto puntiagudo amenaza con atravesar a Santa Teresa con su estado de sumisión y gozo, el mensaje nos queda claro.


Referencias: