Portadas explícitas de libros que te darán vergüenza llevar por la calle
Adulto

Portadas explícitas de libros que te darán vergüenza llevar por la calle

Avatar of Alonso Martínez

Por: Alonso Martínez

6 de julio, 2017

Adulto Portadas explícitas de libros que te darán vergüenza llevar por la calle
Avatar of Alonso Martínez

Por: Alonso Martínez

6 de julio, 2017

 

 

«Nunca hay que juzgar un libro por su portada» afirma uno de los dichos más famosos de todo el mundo, refiriéndose principalmente a «no juzgues a una persona por su apariencia»; sin embargo, si la tomamos en un aspecto literal, no tiene mucho sentido. Desde la comercialización global de los libros, la portada y contraportada han sido considerados elementos primordiales que deben sintetizar en imágenes y un poco de texto toda la esencia de la obra que está salvaguardando. El diseño editorial no sólo se enfoca en darle una presentación digna a una lectura, sino a trasladar su espíritu para atraer a las personas a leerlo. Claro, no podemos juzgar el texto entero por su portada, pero sí es posible darse una idea de lo que trata y de los efectos que causará en quien le dedique un poco de tiempo a sus páginas.

Ese tipo de atención en el aspecto superficial inspiró los pósters de películas e incluso el origen de los trailers. Sin ese preview sería imposible saber qué está a punto de leerse.

Portadas explícitas de libros que te darán vergüenza llevar por la calle 0

De esa forma, los libros de ciencia ficción suelen tener llamativos retratos tecnológicos o espaciales para invitar a la lectura, las novelas dramáticas integran alguna imagen que sintetice uno de los capítulos más relevantes y los de fantasía tienen alguna criatura mítica dibujada por algún experto del diseño que esté consciente del efecto que tendrá en quien tome el trabajo para leerlo. Las portadas invitan y son el rostro de lo que estamos leyendo. Por ese motivo, es inevitable encontrarse con miradas juiciosas de las personas cuando se tiene en las manos un libro como "Porno" de Irvine Welsh o "Lolita" de Vladimir Nabokov en alguna edición que incluya una imagen explícita en su portada. Revela la naturaleza de la lectura y sirve como un aviso de que alguien está disfrutando de una historia diferente a los dramas tradicionales.

"Lolita" suele mostrar a una joven en alguna posición sugerente o algún elemento erótico, mientras que la versión de Anagrama Ediciones de "Porno" tiene a una muñeca inflable como imagen principal. Aunque parece una forma vil de atraer lectores, en realidad es parte de la obra y prueba que el diseño editorial encaja con el texto. "Tampa", un libro que habla sobre el impacto del sexo en la cultura, escrito por Alissa Nutting, en una de sus ediciones tiene una portada en la que aparece una apertura en una tela rosa, lo cual sugiere la imagen de una vagina. Esa portada no sólo invita por el atractivo visual, sino por la misma crítica que hace sobre la obsesión por el sexo.

Portadas explícitas de libros que te darán vergüenza llevar por la calle 1

Gracias al trabajo del diseño editorial y títulos como los que acabamos de mencionar, resulta complicado viajar en el transporte público o en la calle cargando esos trabajos. Cualquiera puede voltear y ver la falsa vagina en la portada de "Tampa" o la muñeca de "Porno" y pensar que somos unos pervertidos, sin embargo, no debería avergonzarnos. ¿Cuándo no hemos visto una portada de un libro que alguien más estaba leyendo y nos llamó la atención? Nunca sabemos si esas portadas pervertidas inspirarán a alguien para que busque el título y lo disfrute próximamente.

Portadas explícitas de libros que te darán vergüenza llevar por la calle 2

Bajo esa mentalidad abierta, la editorial Tusquets Editores, la cual fue fundada en 1969 y ha albergado obras de Gabriel García Márquez, Julio Cortázar y Octavio Paz, tiene más de 40 años publicando una serie de libros llamada "La Sonrisa Vertical". El título se refiere a una vulva, ya que se asemeja a una sonrisa vertical. Fue planeada por la editora Beatriz de Moura y por Luis García Berlanga, reconocido cineasta español, y se enfoca solamente a una colección de literatura erótica. Novelas como "Vida de un perfecto seductor", "La última noche que pasé contigo" y "La Venus de las pieles" aparecen como parte de esa antología que cada cuantos meses publica un nuevo texto con suficiente validez literaria para respaldar la estética del encuadernado.

Portadas explícitas de libros que te darán vergüenza llevar por la calle 3

Los títulos no son banales ni superficiales, como gran parte de la biblioteca que se venden en otras editoriales o en Amazon, sino que son los ganadores de una convocatoria publicada por la misma editorial, la cual califica distintas novelas para determinar cuál vale la pena agregar. Asimismo, los editores encargados se dedican a leer distintas propuestas de alrededor del mundo para traducirlas y llevarlas a un público principalmente hispano. Sus portadas podrían parecer demasiado atrevidas, pero son el perfecto acompañamiento para el texto. No exageran su contenido, mantienen la sensualidad en un aspecto sutil e invitan a otros lectores (especialmente a quienes no estén relacionados con la literatura erótica) para que lean a partir de su curiosidad por el sexo.

La literatura erótica ha sido menospreciada durante un largo tiempo, pero gracias a editores como los de Tusquets, y a ediciones como "La sonrisa vertical" algunas obras han logrado ser reconocidas. Su composición visual tiene clase, estilo y sofisticación; se aleja del aspecto sexual e invita por medio de la sugestión. Es uno de los mejores ejemplos de diseño editorial y su funcionamiento apropiado en la literatura.

Portadas explícitas de libros que te darán vergüenza llevar por la calle 4

-

Leer esos títulos posiblemente te avergonzará, pero no deberías pensar en eso, especialmente cuando hay personas leyendo literatura barata, la cual no tiene enfoque en el diseño editorial y no posee contenido inteligente ni de calidad. Esa imagen principal está diseñada para acompañar a su trabajo, así que es necesario que sea tratada con la importancia que se merece. Y, claro, un libro puede ser muy bueno independientemente de su portada, sin embargo, un verdadero lector sabe que todas las partes de ese objeto son relevantes y nunca deberían ser ignoradas. Así que en definitiva sí, es posible juzgar un libro por su portada.

**

Referencias

Tusquets
LitHub




Referencias: