Adulto

Regálame un beso

Adulto Regálame un beso


regálame un beso


Regálame un beso,

solo un beso, antes de que parta.


Regálame ese beso,

el que nadie olvida,

que nunca está en calma,

sintiéndolo cuando la vida se apaga,

incluso cuando todo calla,

aquél beso que no vuelve y no termina,

que vive cada mañana,

que renace al atardecer en las montañas

y en cada playa.


Aquél que humedece el alma,

ese que a cada gota me recuerda

el por qué la pasión sana,

regálame ese beso que no se apaga,

que habla cuando tus ojos ríen a carcajadas.


No niegues el último beso

al postrer romance

que exhala su último aliento

y susurra sus últimas palabras,

que tiembla y te toma de la mano,

se entrega en una mirada

para decirte que te ama,

mientras la llama del amor se apaga…

***
Te puede interesar:

10 cosas que no sabía de los besos.

Poemas que son mejores que un beso.


Referencias: