Adulto

Sexo, comida, parafilias y otras perversiones de la fotógrafa que creció con lobos

Adulto Sexo, comida, parafilias y otras perversiones de la fotógrafa que creció con lobos

 

"Lo habías anhelado tanto que ahora que lo observas, simplemente no puedes esperar para rozarlo con tus labios, para sentir el contacto húmedo de su cuerpo con tu boca, para jugar y acariciarlo como a nadie más. No podría ser de otra manera, anhelas sentirlo dentro, comenzar a lamer todo su ser, a saborear su aroma, a perder la conciencia con el delirio que te provoca.

Los gemidos no dejan lugar para el silencio, los labios húmedos se convierten en perdición, las manos tocan todo lo que pueden sostener para atascarse de él, impregnar el aroma en su piel, dejar todo de lado para perderte en su deliciosa silueta y olvidar el resto del mundo por un instante".

sax and takeout sarah bahbah
La comida y el sexo se parecen tanto que las dos logran un placer único e indescriptible. La escena de la imagen anterior es apropiada para describir dos cuerpos en pleno acto sexual y la manera deliciosa en la que probamos un platillo que anhelábamos con deseo.

sexo sara bahbah
Y es que comer y amar se convierten en actos bastante similares. Según los científicos de la Universidad de Yale, la idea de querer comerte al ser amado o mordisquearlo, ayuda a que regulemos nuestras emociones. No somos capaces de contener la ternura o ese sentimiento que alguien nos produce y las ansias de morderlo se convierten un escape para que el cerebro no se vuelva loco de ternura.

beso sarah bahbah

El olor de los bebés es delicioso y está demostrado científicamente que nuestro cerebro reacciona ante él como si fuera comida. La relación que existe entre el amor y la comida siempre ha sido bastante estrecha. Cuántas veces no hemos oído decir a nuestras abuelas que conquistó al amor de su vida por el estómago.

sex and takeout sara bahbah
En Japón imperial, por ejemplo, existe la tradición de tener sobre la mesa a una mujer completamente desnuda y depilada sobre la que se ponían alimentos y los hombres se servían comida. Lo que conjuga de mejor manera el apetito sexual y el gastronómico.

donas desnudo sarah bahbah
Tanto el sexo como la comida son placenteros y puedes obtener una satisfacción plena cuando los recibes. Los dos involucran los cinco sentidos y los dos pueden provocar enamoramiento. El inconsciente lo sabe y debido a la apropiación y asimilación de la pareja. La boca y la vagina se parecen, las dos tienen labios y sirven para introducir cuerpos externos. 
 
Tal vez por eso nos parezca tan normal ver una serie que conjuga de manera agresiva y provocadora la comida y el sexo. Con un estilo artístico bastante limpio y cuidado, la fotógrafa australiana Sarah Bahbah realizó su serie "Sex and takeout", en la que captura cuerpos desnudos con varios tipos de comida que cubren discretamente sus genitales. Sólo están ahí, conviven y se apropian de la alcoba, el baño o el cuarto en el que estén.

Sarah se inspiró en un viaje que hacía por los Estados Unidos con un viejo amor, pidieron comida china y se recostaron sobre la cama para ver los Picapiedra en la televisión. Se encontraron en un paraíso de comida engordadora y cada minuto se convirtió en magia e inspiración para su relación: sólo los dos, sin ninguna pretensión y en el estado más natural posible, comiendo cuando quería y al natural... al desnudo.

pareja comida china sarah bahbah
Por esa razón, busca capturar momentos de intimidad e indulgencia creando y recreando experiencias íntimas con las que todos puedan sentirse identificados. Dos amantes, una noche sin dormir, cuerpos amándose. Para encontrar modelos sólo preguntó por Facebook, ofreció una cena y los candidatos llegaron por sí solos.

sarah bahbah donas


Desde hace cuatro años, el nombre artístico para los proyectos de Sarah es "Raised by the wolves" (criada por lobos). Ha sido fotógrafa de conciertos y festivales de música en los que siempre logra transmitir la esencia de lo que retrata. Su lema de vida es: "Observa cada momento como si nunca lo hubieras visto", así logra generar fotografías que empaten con las personas.

sarah bahbah proyecto sexo y comida

El año pasado decidió cambiar el giro de su trabajo para combinar su pasión por la fotografía con temas diversos. Sus proyectos "Wild ones" y "Sex and takeout", son producto de este otro lado de su arte y con ellos ha participado en diferentes ferias entre las que destacan Zona MACO.



Referencias: