Tener una familia normal es tan perverso como tener padres homosexuales
Adulto

Tener una familia normal es tan perverso como tener padres homosexuales

Avatar of Fundacion Mexico

Por: Fundacion Mexico

4 de octubre, 2016

Adulto Tener una familia normal es tan perverso como tener padres homosexuales
Avatar of Fundacion Mexico

Por: Fundacion Mexico

4 de octubre, 2016





Muchas personas nos hemos visto en la situación de escuchar comentarios poco apropiados, y sobre todo, desinformados, sesgados e incorrectos sobre el tema de los hijos de parejas gays. Este tema actualmente mueve mucho y puede que por ello nos hayamos visto en la necesidad de ser muy puntuales en este artículo. La intención es dar luz y sobre todo, claridad sobre la evidencia científica que ya ha existido por años y que mucha gente se rehúsa a asimilar, leer, estudiar o entender.

Regresando al tema, es sumamente común escuchar aseveraciones como:

Los gays no deben tener hijos, les hacen daño.

Un niño necesita un papá y una mamá.

Los homosexuales pervierten a sus hijos.

Los gays violan a sus hijos.

Dos mamás no es tan malo como dos papás, pero igual está mal.

Los hijos de parejas gays se hacen gays.


filosofia en el tocador homosexualidad


Todas estas frases las hemos escuchado y todas estas ideas están equivocadas. No sólo por el hecho de que debemos respetar a todas las personas, (independientemente de su raza, etnia, color, sexo, idioma, religión, opinión política, nacionalidad, origen social, posición económica, estado civil y familiar, orientación sexual, identidad y expresión de género, estado de salud, situación social y económica, o cualquier otra condición), lo que significa que, nos parezca o no, debemos ser respetuosos de la diversidad o todo está mal de raíz.


parejas homoparentales

 Todas estas ideas no tienen fundamento científico alguno, están basadas en mitos, en ideas religiosas o miedos y fobias que lejos de pasar por filtros de razón, pensamiento crítico, información y reflexión  sólo se repiten a partir del círculo familiar, guías religiosos, maestros, es decir, las estructuras mas importantes de nuestra sociedad: familia y educación, pero es es momento de aceptarlo: todas esas ideas son mitos.

Esto es lo que dice la Ciencia…

En diversos estudios publicados en journals científicos se ha encontrado en repetidas ocasiones que los hijos de parejas homosexuales, no sólo  no padecen de ningún problema particular que los hijos de parejas heterosexuales no tengan, sino que además, curiosamente parecen estar más sanos.

El "estudio más grande" que se ha llevado a cabo en el tema se realizó en Australia con 315 parejas homosexuales y alrededor de 500 hijos. En esta investigación se encontró que en las diversas medidas de bienestar, los hijos de parejas homoparentales arrojaban los mismos resultados (o sin variación significativa) que los hijos de parejas heterosexuales. Igualmente se encontró que los hijos de parejas homosexuales estaban 6% mejor en las medidas de "salud general" y "cohesión familiar".

En resumen, podríamos decir que los hijos de parejas homosexuales "tiene una mejor salud física y emocional" que los hijos de parejas heterosexuales… Te preguntarás cómo ha sido esto posible. A continuación los diversos factores asociados.

hijos de matrimonio gay

Dificultad para construir familia

En general, el proceso de formar una familia en parejas homosexuales es mucho más complicado. Es decir, para estas parejas tener hijos SIEMPRE es una decisión consciente, pensada, trabajada en pareja y en la cual se invierte tiempo, dinero y esfuerzo.  Es algo que comunican, discuten y deciden. En otras palabras: en las parejas homosexuales no hay  "un error", "un embarazo no planeado", "un hijo no deseado", "un condón que se rompió"...

Así, desde este simple hecho, los hijos de las parejas homosexuales ya tienen la ventaja de entrar/nacer/vivir en una familia que los pensó, los planeó y los deseó. En términos generales, estas parejas se preparan arduamente para ser padres/madres que las parejas heterosexuales. Ya sea para procesos de fertilización in-vitro o para la adopción, estas parejas pasan por muchas más barreras para poder tener hijos que las parejas heterosexuales. Así, las parejas homosexuales que tienen hijos están decididas a ser madres y padres. Es algo que buscaron con persistencia y que deseaban en su plan y proyecto de vida y pareja.


padres gay

Ahora, con esto no se insinúa que las parejas heterosexuales no piensen bien el tener hijos; sin embargo, es común que, sobre todo en parejas jóvenes, "no se hayan cuidado bien" y entonces tengan un hijo como resultado de un "error", y por lo tanto es muy probable que no estén o se sientan preparados para ser padres/madres.  

 Evaluaciones de Adopción

Otro factor de vital importancia tiene que ver con las evaluaciones de los centros de adopción. Cuando una pareja adopta, sea homosexual o no, tienen que pasar por un sinfín de evaluaciones psicológicas, sociales, económicas, etc. para garantizar o asegurar en mayor medida que los niños crecerán en un hogar con recursos suficientes para su desarrollo. Evidentemente, también hay parejas heterosexuales que adoptan, sin embargo, regresamos a que las parejas homosexuales recurren a la adopción con mucha más frecuencia que la pareja heterosexual promedio.


parejas gay

Así, con estas evaluaciones, también se puede prevenir que personas que no cuenten con las habilidades y recursos personales para ser madres o padres se hagan cargo de la crianza de esas pequeñas personas. De alguna manera, este proceso de “selección” de candidatos a adoptar también funciona como filtro para determinar a "buenos padres/madres", filtros que las parejas heterosexuales promedio (que no adoptan) no tienen que pasar.

Aquí vale la pena reflexionar al respecto pues, en un mundo ideal, valdría la pena evaluar (o al menos evaluarnos a nosotros mismos) a quienes piensan o quieren ser madres y padres. Sabemos que suena como algo en contra de los derechos de reproducción; sin embargo, después de evaluar a varios niños y ver de cerca el impacto de ser criado en familias donde no fueron planeados, deseados, cuyos progenitores no estaban preparados, listos o seguros, y ver el daño que les hace a estos niños, cabe considerar que debemos, al menos, hacer consciencia de si las personas estamos tomando la reproducción tan en serio como lo que es: un proyecto o plan de vida que incluye ser responsable de la totalidad de otra vida, de su crianza, su desarrollo, su crecimiento y su salud para el resto de tu vida.


Recursos Económicos

En términos generales, los procesos de adopción y de fertilización asistida suelen ser procesos caros en sí mismos. En el caso de la adopción, que no necesariamente es cara, sí suelen valorar el nivel económico de los candidatos a padres/madres para garantizar que tengan recursos económicos suficientes para mantener a sus hijos. Así, los costos de la fertilización asistida, la maternidad subrogada y las evaluaciones de estatus socio-económico que se llevan a cabo por los centro de adopción, funcionan como un filtro más para establecer a las parejas que sí tienen recursos suficientes para cubrir los gastos que se necesitan para ser padres/madres.

familias homoparentares

Esto no significa que si no se cuenta con suficiente dinero serán malos padres/madres; sin embargo, una pareja (hetero u homosexual) con recursos económicos suficientes puede ofrecer y garantizar una buena alimentación, una casa segura, una mejor educación, atención en salud, así como recursos de apoyo y cuidados en la crianza, como la terapia, actividades deportivas, entre mil y un otras cosas que pueden ser de beneficio para la salud y desarrollo de cualquier persona.  

Cabe resaltar que no se está insinuando que las parejas heterosexuales tienen hijos sin pensar, sin dinero, sin tener las capacidades necesarias para ser padres/madres. Evidentemente existen millones de parejas heterosexuales que son saludables, que piensan y deciden en pareja sobre sus hijos y que procuran estar bien preparados económicamente para darle la mejor crianza posible a sus hijos. Empero, las parejas homosexuales parecen no tener otra opción. No hay excusas, las parejas homosexuales se ven obligados a que tener hijos siempre sea una decisión consciente, a vivir procesos cansados y tediosos de evaluaciones que determinarán sus capacidades de parentaje/maternaje y a que sin dinero suficiente se les limite la oportunidad.

En cuanto al resto de los mitos, sobre que los padres/madres homosexuales hacen a sus hijos gays, los violan y que la ausencia de una madre o de un padre les hace daño, revisaremos muy brevemente lo siguiente:

La orientación sexual NO se aprende, NO se imita y en definitiva NO "se pega", de otra manera,  ¿cómo explicaríamos entonces a todos los hijos homosexuales de parejas heterosexuales?  La homosexualidad, aunque por años catalogada como perversión, para nada implica que las personas homosexuales sean criminales, violadores, abusadores. Son personas, y pueden ser tan sanas o tan “perversas” como las heterosexuales.


parejas homoparentales

Los abusos, violencia, negligencia y demás temas en perjuicio de la niñez, no son exclusivos de las parejas homosexuales. Ahora, con respecto a la creencia de que las figuras de la madre y del padre son indispensables e irremplazables, podemos simplemente aterrizar nuestras miradas en la realidad, y veremos un millón de familias diversas que funcionan: madres solteras, abuelas que crían a sus nietos, padres viudos, parejas y familias reconstituidas, medios hermanos, padrastros, madrastras, padrinos y madrinas que crían niños que no son suyos y funcionan. ¿Por qué y cómo? Muy simple, porque antes de necesitar “una figura” (materna o paterna), los niños necesitan cuidados, atención y sobre todo: AMOR.

Por lo tanto, cualquier persona que tenga la capacidad de amar a un niño, de protegerlo, darle las mejores oportunidades posibles, de estar siempre atento de su desarrollo y sus necesidades, de proveer recursos y atenciones pertinentes y suficientes para su bienestar, sería un excelente candidato para ser madre o padre.


parejas homosexuales que adoptan

No obstante, y en conclusión, como se menciona en nuestros derechos sexuales, la paternidad y maternidad son una elección de vida, y se esperaría que quien decidiera dicho proyecto, reflexionara al respecto de sus capacidades y recursos para tan noble labor, para estar en plena consciencia, voluntad, disposición y condiciones de ofrecer bienestar a otra persona por el resto de su vida. Recordemos que una vez que se decide ser madre o padre, es para siempre.


Muchas de las ideas que se tienen sobre los aspectos de la vida como el amor, la pareja y el sexo se basan, por lo general, en estereotipos. Tener una vida sexual plena no es sólo es necesario tener una pareja, si tienes algunas dudad, te presentamos una serie de preguntas sobre sexualidad que todos los jóvenes nos hacemos.


centros de detección del vio


La sexualidad es un tema que genera muchas preguntas y a veces nos suele dar vergüenza cuestionarlas abiertamente; sin embargo, esto sólo genera más ignorancia respecto a la mejor manera de llevar nuestra salud sexual. Es por ello que la 
Fundación México Vivo quiere ayudarte a responder todas tus preguntas a través de su portal Generación Viva, ya que cuentan con una gran cantidad de expertos y doctores que responden tus dudas para asesorarte y puedas vivir una sexualidad más responsable. 



fundacion mexico vivo


Referencias: