Quiero que seamos uno sólo mientras el placer nos penetra

martes, 10 de enero de 2017 14:31

|Ivonne Mend





El amor nos convierte en esos cuerpos calientes que danzan posesos mientras el fuego se consume....




Veo en tu rostro las marcas del placer, tu expresión complacida ante mis besos. Tus manos van a mi cabeza para guiarme, entonces surge una sinfonía de gemidos, soplidos y un calor intenso. Me afano teniéndote en mi boca, recorriéndote, saboreándote. Te toco y te beso, mi lengua te aprende. Te miro ansiosa, de manera delicada te acomodo para montarme en ti.

Me concedes tanta delicia, un ensueño primoroso, terrenal y divino. Unión carnal y espiritual enlazada en perfecta armonía en esa cama nuestra.

Mirándonos febriles, los gritos se nos escapan, los gemidos. Entrega y abrigo un maravilloso momento nos atina... nuestras almas se unen y se toman una a otra.


poemas eroticos

El truco es real, desatamos la locura en ese instante y no sólo quiero mostrarte mi universo, quiero que seamos uno solo, quiero estar en tu galaxia, quiero que seas mi naturaleza. Que habitemos nuestro mundo de encanto y deleite.   

El placer me habita, un delirio me consume, me enloqueces de la manera más espléndida y sublime. Tu cuerpo debajo de mí, preso de mis piernas; no cesa a un ritmo fantástico. La magia está en nosotros y nace en medio de nuestras formas que se vierten dichosas, por la combinación justa. Mi orgasmo se extiende promulgando que el tuyo está cerca y, entonces, en un estallido brutal todo tu ser se vierte en el mío.


poemas de erotismo

La furia de nuestros cuerpos es inmensa, no dejo de besarte, tan sólo quiero tenerte, sentirte dentro de mí.

Seductor acto el que conformamos, no paramos, caprichosos buscamos el mayor éxtasis para los dos, siempre. En una simetría casi divina, natural e inerte en nuestro sentir… el momento se vuelve eterno cuando en paz nos entregamos en un abrazo para recuperar el aire, el latido. Nos miramos, suspiramos, y ahí logramos entender... descifrar el universo.


poemas erotismo


**

El cuerpo de una mujer es tan perfecto que sólo al recorrer los caminos de su piel es posible conocerla por completo, así como se expresa en estos poemas eróticos.

**

Las fotografías que acomapañan al texto pertenecen a Sophia Sinclair.




TAGS: Cuentos
REFERENCIAS:
Ivonne Mend

Ivonne Mend


  COMENTARIOS