Arte

10 obras que definieron al Arte Moderno y no son de Picasso

Arte 10 obras que definieron al Arte Moderno y no son de Picasso

El arte moderno puede ser una categoría tan difícil como amplia. Esta selección de obras es tan sólo una pequeña muestra.


La modernidad, el arte moderno, el Modernismo y la Edad Moderna, son conceptos similares que en muchas ocasiones se han prestado a confusiones dado que se utilizan para designar tanto corrientes estéticas como periodos históricos por igual. Lo cual provoca ambigüedades a la hora de describir ciertas obras.


El arte moderno, en pocas palabras, designa a las producciones artísticas que se involucran con la experimentación y dejan atrás la tradición y el academicismo —aunque esto no quiere decir que la Academia no las haya recuperado con el tiempo y reconocido por su valor estético—. Es por ello que, por lo general, las vanguardias estéticas están englobadas en el arte moderno, no obstante, el concepto no designa un tiempo, por lo que es posible encontrar obras de siglos anteriores con dicha etiqueta… y esto ocurre no sólo en el arte pictórico, sino otras expresiones como la literatura; por ejemplo, el Quijote, es considerada la primer obra moderna a pesar de haber sido publicada en el siglo XVII. 


En ese sentido, al pensar en el arte moderno sólo como vanguardia y experimentación es relativamente sencillo creer que Picasso es su mayor exponente o Duchamp, cuando en realidad es posible rastrearlo en otros momentos históricos y estéticos, como los siguientes: 


Édouard Manet, La merienda campestre

10 obras que definieron al Arte Moderno y no son de Picasso 1

Un consenso general es que el origen del arte moderno está a mitad del siglo XIX, así que pintores, como Manet, son representantes idóneos no sólo de lo moderno, sino del impresionismo. Un ejemplo es La merienda campestreLe Déjeuner sur l’Herbe— de 1863 c. Cuenta la historia que la pintura fue rechazada por la Academia francesa ya que coloca a una mujer desnuda junto a hombres vestidos sin ninguna seña de que se trate de una diosa u otra alegoría, por lo que convertía en la obra en una escena obscena. 

Monet, El almuerzo sobre la hierba

10 obras que definieron al Arte Moderno y no son de Picasso 2

Inspirado en la obra de Manet y el rechazo de su cuadro, Monet intentó recrear la escena, a su estilo, incluso con el mismo título —Le Déjeuner sur l’Herbe— en 1866. Sin embargo, no terminó la pieza a tiempo para su exhibición. En este cuadro figuran los pintores Gustave Courbet, Fréderic Bazille y Camille Doncieux, la esposa de Monet.


Gustave Courbet, El origen del mundo 

10 obras que definieron al Arte Moderno y no son de Picasso 3

Se trata de una de las obras más controvertidas de su época, 1866, realizada bajo comisión y por un buen tiempo oculta por su dueño. Sin duda, se trató de una pintura sumamente erótica, pero también es un retrato fiel de la anatomía femenina. 


Henri Matisse, Mujer con sombrero

10 obras que definieron al Arte Moderno y no son de Picasso 4

Matisse es considerado el precursor del fauvismo, un grupo que hizo hincapié en el uso del color como principal medio para representar sus objetos. Mujer con sombreroLa femme au chapeau—, de 1905, es uno de los ejemplos de cómo Matisse y los fauvistas usaban otros colores para crear formas y volumen en sus cuadros. 


Robert Delaunay, Retrato de Jean Metzinger

10 obras que definieron al Arte Moderno y no son de Picasso 5

Delaunay también es un autor incluido en el fauvismo y posteriormente daría inicio a un movimiento artístico llamado orfismo, hasta que sus obras fueron categorizadas como arte abstracto. En el Retrato de Jean Metzinger L’homme à la tulipe— de 1906, es posible observar la predominancia del color, pero con el uso característico de brochazos cortos y definidos, que asemejan figuras geométricas. Su protagonista es Jean Metzinger un pintor contemporáneo. 


Edvuard Munch, El grito

10 obras que definieron al Arte Moderno y no son de Picasso 6

Con cuatro versiones distintas y una historia plagada de robos, El grito, de 1893, es considerada como una de las grandes obras modernas, pues representa la ansiedad del hombre moderno. Además de que no hay fallo alguno a la hora de transmitir ese sentimiento a pesar del transcurso del tiempo. 


Gustav Klimt, El beso

10 obras que definieron al Arte Moderno y no son de Picasso 7

Junto con Adele Bloch-Bauer, El beso de 1908 es la obra más reconocida de Klimt en uno de sus periodos de mayor experimentación estética, al incluir pan de oro —oro que ha sido aplanado en láminas muy finas— en los cuadros. 


Egon Schiele, Mujer sentada con la pierna izquierda levantada 

10 obras que definieron al Arte Moderno y no son de Picasso 8

Schiele fue discípulo de Klimt y en repetidas veces se ha comparado el trabajo de ambos, pues tienen modelos y poses similares. No obstante, la estética de Schiele muy pronto se diferenció de la de su maestro, al privilegiar el uso de las líneas, así como una temática erótica por la que fue objeto de críticas y hasta un arresto. Sin embargo, obras como ésta, de 1917, siguen siendo emblemáticas. 


Wassily Kandinsky, Composición VII

10 obras que definieron al Arte Moderno y no son de Picasso 9

Se trata de la última de sus “Composiciones”, pintada en 1913, de las cuales, las primeras tres sólo se tiene un registro fotográfico en blanco y negro, ya que fueron destruidas en la década de los 30. Esta última composición es considerada la más compleja. 


David Hockney, Retrato de un artista (Piscina con dos figuras)

10 obras que definieron al Arte Moderno y no son de Picasso 10

Recientemente Hockney ha sido recuperado y hasta el momento tiene récord de la obra más cara vendida por un artista vivo, al subastarse Retrato de un artista (Piscina con dos figuras) Portrait of an Artist (Pool with Two Figures)—, de 1972, en 90 millones de dólares. 


-

Además de estas obras, otras corrientes estéticas como el art decó a su vez llevaron el arte hasta los espacios que habitamos, en el sentido que fuimos capaces de “habitar en el arte", contrario a utilizarlo sólo como una decoración en nuestro hogar. Lo cual también habla de cómo la modernidad buscó otros medios para expresarse y las artes fueron mutando hasta la inclusión de los objetos —como La fuente de Duchamp— o la instalación. 


**En portada: detalle de El sueño de Pablo Picasso.


*

Te podría interesar: 


100 obras de arte que debes ver en vivo antes de morir

Nelson Mukhuba: el artista que asesinó a su familia y después se quemó junto a su obra



Referencias: