13 objetos diarios que se han convertido en millonarias obras de arte contemporáneo

Lunes, 30 de enero de 2017 13:08

|Gustavo Lopez
obras de arte millonarias

La historia de un objeto puede resumir la historia de la cultura que lo utiliza, te presentamos 13 objetos de uso dirio que se han convertido en obras de arte millonarias.



El día que leí el libro "Book from the Ground" (2013), usar emojis no volvió a ser igual; y es que la pieza consiste en la narración del día normal de un empleado común y para ello hace uso únicamente de secuencias de iconos y emojis. No se trataba de qué sino del cómo.

Así como los emojis fueron utilizados por Xu Bing para crear una pieza de arte semejante al ‘Ulysses’ (1922) de Joyce, más objetos de uso común ha sido utilizados para crear piezas de arte conceptual que nos hacen repensar nuestra relación con ciertos objetos sin necesidad de utilizar palabras.

Ya sea por el proceso que hay detrás, por el material en el cual fueron recreados o por su tamaño, estos objetos de trato diario se convirtieron en obras de artes que ahora vuelven a circular en el mercado y al hacerlo, cambian la manera en la que nos relacionamos con éstos.

13. Cuchara y cereza

obras de arte millonarias 1

“Spoonbridge and Cerry”, 1985

El mundo es un museo. Las piezas gigantes del escultor sueco y artista pop, Claes Oldenburg, son objetos descaradamente usuales que hacen pensar que cada artefacto elaborado por la humanidad es en potencia una obra de arte que al mirarlo en la escala justa, revela su naturaleza.


12. Mingitorio

obras de arte millonarias 2

“La Fuente”, 1917

Puesto en un museo cualquiera, este objeto cotidiano se cubre del aura del arte. El germen de los ready mades de Marcel Duchamp y la posterior desestabilización a las reglas del arte que fue constante en su obra, están presentes como germen en esta pieza que nació como un sardónica broma.


11. Caja de zapato

obras de arte millonarias 3

“Caja de zapatos vacía”, 1993

Un vacío. El arte es aquello que le da sentido a ese vacío. El artista conceptual más importante de México, Gabriel Orozco, hizo de este gesto una de sus piezas más conocidas y apreciadas. Vuelve desconcertante e inusual un objeto que en realidad sirve para proteger otro objeto.


10. Libro

obras de arte millonarias 4

“El libro del fin de los tiempos”, 2013

Nuestro paso por el mundo es temporal. Tacita Dean es una artista que trabajó sobre lo efímero y la sorpresa de los pequeños acontecimientos. Este libro fue tratado de tal manera que se llenara de cristales de sal asemejando lo que pasará una vez que no haya nadie para cuidar estas extensiones de la memoria.


9. Carta de ruptura

obras de arte millonarias 5

“Cuídese mucho”, 2007

Alguien recibe una carta en la que se termina una relación sentimental, esa persona manda interpretar, analizar, desapropiar esa carta por 107 mujeres de diferentes sectores profesionales, de distintas edades, de diferentes partes del mundo. Sophie Calle es esa persona y la pieza está conformada por las respuestas a ese llamado.


8. Cadáver de tiburón

obras de arte millonarias 6

“La imposibilidad física de la muerte en el pensamiento de alguien vivo”, 2004

Instrucciones: consiga el cadáver en excelente estado de un tiburón tigre, suspéndalo en un tanque lleno de formol, séllelo herméticamente, expóngalo en alguna galería de Londres y haga publicidad de que es usted un artista vanguardista que reflexiona sobre la memoria y la muerte; finalmente, véndalo por 12 millones de dólares. Firme: Damien Hirst.


7. Globo en forma de perro

obras de arte millonarias 7

“Balloon Dog (Orange)”, 1995

El caballo de Troya moderno es parte de la serie ‘Celebración’ del artista Jeff Koons, esta escultura de fierro es la recreación de un objeto festivo de cualquier fiesta infantil y ha sido reproducido tantas veces que se ha vuelto un ícono pop por sí mismo.


6. Selfies

obras de arte millonarias 8

“Selfie Archive: 2003-2007”, 2016

La imagen que tenemos de nosotros mismos es pública. La artista post-digital Molly Soda, trabaja con un material en apariencia privado, como son las selfies, pero que existe para que otro lo vea. Esta pieza constata que el tiempo y las redes sociales también cambian la manera en la que nos presentamos ante nosotros mismos.


5. Anillo de compromiso

obras de arte millonarias 9

“La propuesta”, 2016

Parte de las cenizas del arquitecto jalisciense, Luis Barragán, fueron tratadas mediante un proceso químico y físico que las convirtió en un diamante que la artista Jill Magid, montó en un anillo de compromiso. Lo anterior con la finalidad de pedir el acceso al archivo de Barragán que actualmente custodia Federica Zanco, directora de la Fundación Barragán.


4. Latas de sopa

obras de arte millonarias 10

“Latas de sopa Campbell”, 1962

Gran parte de las obras aquí presentadas fueron concebidas gracias a la obra de Duchamp y de Andy Warhol. El neoyorkino llevó las imágenes de la cultura pop a la galerías más famosas y prestigiosas del mundo. Éste tal vez sea una de sus piezas más famosas: la representación de un objeto de consumo masivo, también eso es el arte.


3. Scrollbar

obras de arte millonarias 11

“A la memoria delos nuevos materiales que se fueron”, 2014

Actualmente No hay objetos que usemos más que los scrollbars y otros instrumentos de desplazamiento digital. Jan Robert Leegte vuelve del arte digital a la escultura y crea de manera hiperrealista un scrollbar. Esta pieza, en algunos años, ya que la tecnología no deja de avanzar, será irreconocible.


2. Rótulo

obras de arte millonarias 12

“Sin título (El mentiroso, La copia del mentiroso)”, 1994

Por alguna temporada el artista conceptual, Francis Allÿs, vivió en México; aquí realizó algunas piezas como este proyecto donde él hacia un pequeño dibujo al óleo y se lo entregaba a tres rotulistas para que lo copiaran. Las piezas consistían en las cuatro pinturas, saboteando así la idea de autoría y técnica.


1.Columpio

obras de arte millonarias 13

“Columpio”, 1975

Los parques de diversiones son el arte público. El arquitecto Isamu Noguchi se dedicó por más de 50 años a crear espacios donde la convivencia fuera la pieza artística que uniera a las personas. Una de sus piezas más emblemáticas es este columpio gigante, juego que abre la posibilidades de repensar los espacios donde nos relacionamos con los otros.

Estas trece piezas no devuelven la sorpresa del mundo. De cierta manera, cambian nuestra manera de relacionarnos con nuestra cultura y tiempo; a la vez que hacen evidente el hecho de que nuestras prácticas diarias nos definen, así como los objetos que usamos.

**

Estas piezas a medio camino entre lo conceptual y lo pop, abren interpretaciones y nos hacen volver a pensar las relaciones materialistas del mundo; a su vez que nos dejan preguntas. '¿Qué hacer cuando vas a una exposición de arte conceptual y no entiendes nada?'. Otra manera de pensar los objetos diarios es su socialización como en este artículo: 'Del arte culto al arte popular. Escuelas de pintura al aire libre'.


Gustavo Lopez

Gustavo Lopez


  COMENTARIOS