3 reconocidas obras de arte que no existen
Arte

3 reconocidas obras de arte que no existen

Avatar of Eduardo Limón

Por: Eduardo Limón

29 de abril, 2016

Arte 3 reconocidas obras de arte que no existen
Avatar of Eduardo Limón

Por: Eduardo Limón

29 de abril, 2016



Desde principios de los años 30, pasando por la agitada y revolucionara producción artística de los 70 y llegando hasta la actualidad, el concepto de inmaterialidad en el mundo del arte o en una sociedad hiperestetizada como la nuestra ha recobrado un protagonismo perdido, una primordial estancia en los sectores concernientes. Como uno de los momentos culmen en la pérdida de las formas, en 1969, el artista conceptual Sol LeWitt afirmaba que una obra de arte no precisaba una estructura física para funcionar como tal.

De la misma manera, aseveraba que el artista era único y suficiente para manifestar su propio análisis sin necesidad de teoría, crítica o espacio alguno; defendía totalmente que estos modos de producción eran tan válidos y legítimos como la pintura, la escultura o cualquier otro soporte clásicamente establecido (o privilegiado).

Obras de arte reconocidas - Espacio vacío


El arte inmaterial tomó cuerpo –valga la contradicción– en los principios emergidos del viejo continente; países con una vasta tradición reflexiva, analítica y sintética, como Francia y Alemania, sentaron las bases para mucho de lo que conocemos en la producción actual y sobre todo, en la norteamericana. La aportación y enriquecimiento que sus conceptos y experimentaciones incorporaron a las prácticas a partir de nuevas tecnologías o planteamientos, presentaron un sentido muy particular de lo espacial y la participación (o necesidad) del público.

Estas piezas simples pero de gran belleza o enigma ante la falta de materia, han aportado un medio de representación y pensamiento que ya no es posible idear u observar como un objeto en el sentido tradicional; ahora contamos con producciones donde un proceso, en el cual se cree que hay un movimiento, es más importante que las formas del objeto comúnmente pensadas.



-
“Aire de París” (1919) de Marcel Duchamp

Obras de arte reconocidas - Duchamp


Por ejemplo, en las bases de toda producción sin materia, podemos ubicar “Aire de París” de Marcel Duchamp; alrededor de 1919, Arensberg envió a Duchamp a Francia como un método para recobrar su inspiración perdida y así éste podría regresar a Estados Unidos con un poco de ese aire parisino. El artista, a su retorno, efectivamente volvió con ese encargo: una ampolleta mandada a hacer especialmente para encerrar dicho aire. Debemos entender entonces que las obras inmateriales, de hecho, necesitan algo con qué ser mostradas, como en este caso, pero ello no es la obra en sí. Su existencia no se basa en dichos cuerpos.



-
“Fiato d’Artista” (1961) de Piero Manzoni

Obras de arte reconocidas - Manzoni

Una serie de globos blancos, rojos y azules fueron llenados por el aliento del artista en 1961, del cual ya no hay rastro alguno en la materia mas que el deterioro imparable de estos objetos deshinchados por el tiempo. Eso que les daba valor artístico ya no existe; aunque se quisiera restaurar o recrear la obra, sería inútil. Que lo artístico en una producción escape de su formalización es también una crítica al mercantilismo y banalización del arte en la época que le vio nacer e incluso ahora.



-
“Exposición du Vide” (1958) de Yves Klein

Obras de arte reconocidas - Yves Klein

Yves se encargó en este trabajo de intercambiar espacios vacíos en la ciudad de París a cambio de oro. No podría decirse que se trató de una venta ni nada por el estilo, sino de un intercambio simbólico entre distintos niveles de valor. Con esta acción, Klein intentaba extender la comprensión de que la pureza del vacío sólo es intercambiable con otra pureza. Yves tiró el oro al río Sena posteriormente. Así, la pureza nunca necesitó de forma, ni siquiera en la transacción. Su existencia, si acaso, se basó en acciones sin soporte.


Actualmente, la inmaterialidad del arte y la estética es una noción que prevalece en los contextos de la nueva media y las tecnologías de la información; ésta se refiere a las condiciones que ha impulsado la digitalización y la tecnificación de las prácticas en el ámbito. Hoy, el software y los datos digitalizados reemplazan las dimensiones físicas tradicionales de las obras, siguiendo con ese legado discursivo que se inauguró en el siglo XX y hasta la fecha complejiza con su (no) existencia.


Obras de arte reconocidas - Espacio vacío


 “Mi trabajo con los colores me ha conducido, en contra de mí mismo, a buscar poco a poco, con ayuda (de algún observador, de algún traductor), la realización de la materia, y he tenido que luchar y decir hasta el final de la batalla. Mis pinturas ahora son invisibles y me gustaría mostrarlas de una forma clara y positiva en mi siguiente exposición parisina en la galería Iris Clert”.
Yves Klein


***
Te puede interesar:

El arte conceptual y público de Jenny Hozer 

Lucy Lippard y el arte conceptual






Referencias: