9 artistas que retrataron las fobias más escalofriantes
Arte

9 artistas que retrataron las fobias más escalofriantes

Avatar of Olympia Villagrán

Por: Olympia Villagrán

23 de septiembre, 2016

Arte 9 artistas que retrataron las fobias más escalofriantes
Avatar of Olympia Villagrán

Por: Olympia Villagrán

23 de septiembre, 2016



"Seré un genio y el mundo me admirará. Quizá seré despreciado e incomprendido, pero seré un genio, un gran genio, porque estoy seguro de ello”. Así se expresó Salvador Dalí, pintor surrealista, con tan sólo 15 años de edad. Y ciertamente en eso se convirtió, en un genio del pincel. Su talento lo hizo acreedor a un lugar dentro del mundo del arte, pero su locura y excentricidad le dieron una fama desmedida dentro del mundo en general.

Basta con saber que Dalí sentía una inexplicable fascinación por las moscas y a su vez padecía una fobia insufrible a los saltamontes. Ese insecto que aparece o se sugiere en algunas de sus obras, era uno de sus mayores temores. Y aunque el excéntrico artista parecía indestructible viajando por París en un Rolls Royce repleto de coliflores o subiendo un caballo blanco a su habitación de hotel en esa misma ciudad, realmente había un bicho que podía perturbarlo hasta la locura.

El terror de Dalí por los saltamontes comenzó cuando sus compañeros de escuela dejaban cajas con insectos sobre su pupitre sólo para divertirse viendo sus ataques de pánico. Cuando el lunático y enigmático pintor dijo "El payaso no soy yo, sino esa sociedad tan monstruosamente cínica e inconscientemente ingenua que interpreta un papel de seria para disfrazar su locura", muchos comprendieron que esa fobia había nacido de la burla con la que Dalí relacionaba a los saltamontes. 

el gran masturbador dali saltamontes fobias

*Te puede interesar: 7 pinturas con las que te sentirás más solo que nunca


Como él, muchos pintores y artistas en general estampan en sus obras parte de los horrores que atemorizan sus vidas. Mismos que al espectador le provocan una sensación tan real como estar viendo o viviendo en carne propia el miedo irracional que una fobia le provoca.  

-

9. Aracnofobia: asco o fobia a las arañas.

Quien sufra al ver las 8 patas de un arácnido moviéndose a la par no soportaría la obra de Louise Bourgeois. La cual está compuesta por 75 piezas escultóricas que retratan la irónica elegancia de las arañas, misma que se convierten en el horror de muchos que no pueden siquiera observar la mancha negra y peluda que se arrastra por cualquier superficie con agilidad. 

"Petite maman" (1999)
petite maman fobias

petite maman fobia

-

8. Acrofobia: temor patológico a las alturas.

Para Maurits Cornelis Escher, la percepción, realidad, los mundos imposibles y las leyes de la física fueron parte esencial de su obra. La cual retrata de manera poética el miedo a las alturas y el vértigo que una espiral interminable le causan a las personas no toleren la sensación de encontrarse al filo de una profunda caída.

"Relatividad" (1953)
relativity fobia alturas

-

7. Claustrofobia: temor obsesivo a los recintos limitados o espacios cerrados.

La última gran obra de Marcel Duchamp paralizó al mundo al percibir la limitación del elemento principal de su pintura, un cuerpo desnudo, encerrado entre hojarasca y una sombra negra que no se alcanza a distinguir del todo. Cualquier claustrofóbico se identificaría con la obra de Duchamp, pero también se alteraría al no encontrar la salida en este agujero artístico. 

"Étant donnés" (1966)
etant donne calustrofobia

-
6. Agorafobia: miedo desmedido a los espacios abiertos o descubiertos.

Edvard Munch fue un pintor expresionista y simbolista que a partir de escenarios lúgubres, colores tenebrosos y personajes de rostros angustiados representó en varias ocasiones las obsesiones que atemorizan al hombre. El terror a los espacios abiertos es una de las fobias que refleja en "Tarde de primavera en la calle Karl Johan" a través de un paisaje de colores muy particulares, que provocan en el espectador un gran desasosiego. 

"Tarde de primavera en la calle Karl Johan" (1892)
tarde de primavera

-

5. Necrofobia: temor experimentado hacia la muerte o los muertos.

Iván el Terrible fue un zar ruso que Iliá Yefímovich Repin decidió retratar en una de sus más famosas pinturas para horrorizarnos con la escena en al que Iván abraza a su hijo agonizante, a quien acaba de golpear y herir mortalmente en un arrebato de furia. La mirada de horror de Iván resalta en la profundidad de la pintura y contrasta con la expresión de serenidad de su hijo. Por lo que este óleo se vuelve insoportable para cualquiera que sufra de necrofobia.

"Iván el Terrible y su hijo" (1885)
ivan el terrible fobia muerte

-

4. Nictofobia: temor enfermizo a la noche y a la oscuridad en general.

El misticismo de la pintura de Mark Rothko maravilla al espectador con rectángulos y formas geométricas de tonalidades oscuras. Sin embargo, la nictofobia es el enemigo número uno de las obras de Rothko, pues en ellas destacan, principalmente, los negros profundos de bordes desdibujados que apabullan a cualquiera que le tema a la oscuridad.

"No. 8 Negro" (1964)
no 8 black nictofobia

-

3. Autofobia: miedo a la soledad.

El cuadro de Andrew Wyeth es un paisaje real sobre el que decidió pintar a Christina Olsen, una mujer que vivía justo a lado de su casa a quien la polio dejó paralítica. En el basto maizal sobre el que vemos tirada a Cristina también percibimos la angustia de sentirse lejos y sola, por lo que la pintura de este artista realista se convierte en el terror más grande de la autofobia.

"El mundo de Christina" (1948)
el mundo de cristina fobia estar solo

-

2. Pirofobia: miedo abrumador e irracional a los incendios y las llamas.

El incendio del parlamento fue un hecho real ocurrido en Londres en 1834. Joseph Mallord William Turner decidió inmortalizar el ángulo de aquel suceso que había quedado en su memoria. La obra se convirtió en una impresionante réplica del lugar que quedó en ruinas y cenizas, por lo que hoy es una de las piezas que más alteran a quienes padecen de un temor irracional al incompatible poder del fuego.

"Incendio del parlamento" (1835)
incendio del parlamento fobia fuego

-

1. Antropofobia: miedo patológico a las personas, su compañía y a entablar relaciones interpersonales con ellas.

El performance de Marina Abramovic comenzó como un experimento en el que la artista analizaría la relación entre su cuerpo como objeto y el público. Durante 6 horas, ella no se movió esperando que el público hiciera con ella lo que se les ocurriera. Los asistentes, inesperadamente, no respetaron la figura de Marina, pues la torturaron con algunos objetos, la desnudaron y hasta le apuntaron con una pistola. Por lo que esta obra es la máxima pesadilla de alguien que huye de la gente y el daño que ésta le pueda causar. 

"Ritmo 0" (1974)

ritmo 0 fobia publico

*
El proyecto artístico que hace del cuerpo desnudo algo salvaje y macabro

marina abramovic timo 0


El arte es la representación de sueños, ideas, pensamientos, obsesiones, enfermedades y también de grandes miedos. El artista es el medio que retrata en un lienzo, una escultura o hasta en su mismo cuerpo, la verdadera penetración del temor. Las fobias escalofriantes que aparecen en estas obras son meramente la interpretación de quien la padece, pues como todo arte, estas piezas se convierten en muestras subjetivas de una realidad distinta para todos.

Al igual que a Marina Abramovic, hubo otras mujeres que fueron fuertemente agredidas y roturadas durante sus performance. Lo cual nos hace preguntarnos si algunos grotescos y terribles montajes en verdad forman parte del mundo del arte.

Te puede interesar:

La fobia que te hará cerrar los ojos y sentirte desesperado









Referencias: