Ilustraciones del cuerpo femenino que te enseñarán todas sus zonas erógenas

martes, 4 de abril de 2017 11:49

|Rodrigo Ayala



Sábado, mediodía. Se encuentra en la regadera. No hay nadie en casa, todo permanece silencioso. El agua caliente acaricia su cuerpo, al igual que sus manos: éstas se concentran en diversas partes de su anatomía para explorar las sensaciones que cada una experimenta. Un dedo acaricia con delicadeza el contorno de los pezones. A veces los pellizca para sentir un leve ardor que comienza en ellos y desciende hasta su pubis. Es una chica inocente, que de a poco descubre que serlo era aburrido. 

ilustraciones zonas erogenas femeninas cinco

ilustraciones zonas erogenas femeninas cuatro

También le gusta acariciar apenas su cuello y sus pechos con las uñas largas. El verdadero motivo de ellas no es la ternura sino la posibilidad de alcanzar un delicado pacer por medio de ellas.

Un dedo comienza a juguetear en los alrededores de su vagina. Lo hace pensando en él, quien también posee la habilidad de saber en qué zonas ella explota de placer cuando están juntos. Transcurridos unos minutos, el dedo adquiere mayor confianza y osa acariciar el clítoris de manera provocativa. Gime y se sobresalta de su propio ruido. Vuelve a concentrarse en el acto y el placer incrementa. Al mismo tiempo se muerde los labios, otra de las zonas que le genera un profundo bienestar cada vez que lo hace. Vuelve a gemir y saca su lengua rosada.

ilustraciones zonas erogenas femeninas diez

ilustraciones zonas erogenas femeninas dos

Esto es lo que más disfruta en la intimidad, explorar el laberinto de nervios que tiene dentro de ella y que le permiten entregarse a un profundo juego que cada vez domina más. Esto es lo que más disfruta… Mucho más que leer o escuchar música.

Bueno, hay algo que le gusta más. El rostro de él y sus manos presionando fuertemente sus pezones, sus dientes mordiendo su cuello y sus brazos presionando su cintura. El agua aumenta su temperatura. También le gustan sus manos sobre sus muslos, sus labios danzando con su vagina y su lengua explorando su universo interno.

ilustraciones zonas erogenas femeninas nueve

ilustraciones zonas erogenas femeninas ocho

Gime con más fuerza y estrellas comienza a girar alrededor suyo. Desde que descubrió sus zonas erógenas no puede sustraerse a la tentación de visitarlas cada vez con más frecuencia. Sobre todo, se siente más tentada si el rostro de él está en su mente. El rostro de su dios.  

-

ilustraciones zonas erogenas femeninas seis

ilustraciones zonas erogenas femeninas siete

El viaje sobre el cuerpo de una mujer y la devoción con la que explora cada detalle del mismo es lo más fascinante que le puede ocurrir a su pareja. Aparte del sexo, contemplar el cuerpo de quien se ama es una de las razones por las que un alguien puede perder la cabeza y sentir que es el sujeto más feliz de la existencia.

El instante en que un hombre descubre las partes secretas para derretir de placer a su pareja, se convierte en un acontecimiento que marca su vida.

ilustraciones zonas erogenas femeninas tres

ilustraciones zonas erogenas femeninas uno

También por medio del arte se puede vivir una experiencia en extremo erótica, como la que vive el artista de acuarela Aaron Tsuru. Su obra explora de forma dedicada la anatomía femenina y los descubrimientos de una sexualidad que aparece como motivo de misterio y ternura a partes iguales.  

Los trazos que alimentan su obra tienen la delicadeza del cuerpo femenino, al cual rinde tributo, pero también la fuerza y la vitalidad sexual que habita dentro de él.  

Conoce más sobre el artista Aaron Tsuru en su cuenta oficial de Instagram, de la cual se tomaron sus imáganes. 

-

Somos animales eróticos que necesitamos sentir y ver los sueños placenteros de la carne: por ello, disfruta las ilustraciones de sueños eróticos que todos hemos tenido y las ilustraciones eróticas que despertarán tus más profundos e íntimos placeres

 
 
REFERENCIAS:
Rodrigo Ayala

Rodrigo Ayala


  COMENTARIOS