Alan Coulson, un pintor de la reflexión interna
Arte

Alan Coulson, un pintor de la reflexión interna

Avatar of mon_copi

Por: mon_copi

29 de marzo, 2013

Arte Alan Coulson, un pintor de la reflexión interna
Avatar of mon_copi

Por: mon_copi

29 de marzo, 2013

Un retrato evidencia las particularidades del rostro, no da cabida a engaños manipulados, al menos, no con tanta facilidad. Un retrato es una caja del tiempo, de una época o de un estado de ánimo. No hay espacio para tintas revueltas que entremezclen personalidades; la obra se perfecciona en la imposibilidad del pincel de recrear escenarios, pero sí poses, porque el pintor extrae sentimientos en un momento en el que la técnica se supera para plasmar la humanidad del retratado.

a2


Todos merecemos un retrato. Así se puede definir el trabajo del artista Alan Coulson, un pintor que ve en esta técnica el camino directo a la humanización del individuo. Con un innegable dominio de la técnica, el artista, de formación autodidacta, hace un retrato de sus allegados: sus amistades, conocidos y hasta de su personal de servicio, en los que captura “momentos de quietud y de reflexión interior”.

a5


Coulson se reconoce un obsesivo del retrato, la razón: la diversidad que guarda cada rostro es fascinante, además del reto que implica capturar más allá de lo físico para transmitir el sentir de la persona, su verdadero yo que poco tiene que ver con la gracia que pueda tener la pintura.

a8


La de Coulson es una constante de numerosas fotografías “informales” que sirven de referencia para sus dibujos y pinturas, lo que convierte su producción artística en un trabajo documental. La intención de su obra es ser convincente dejando de lado la idea de que un retrato debe ser estéticamente bello; el artista busca representaciones honestas de las personas a través gestos y rasgos que definen un rostro.

a10


Coulson trabaja muy de cerca con la fotografía, incluso la iguala en importancia con su trabajo pictórico, pues en ambas técnicas se busca la fidelidad y un alto nivel de realismo, aunque no por ello compite con la calidad de la imagen fotográfica. El objetivo es llegar a un punto de armonía con el espectador, quien alcanza un nivel emocional al apreciar un trabajo provisto de “errores”.

a7


“El retrato pintado siempre tendrá su lugar entre las artes visuales. Creo que esa es una de las cosas que me atrae. Yo prefiero realizar obras simples, libres de la narrativa, que no requieren una licenciatura en historia del arte para ser comprendidas. Me gusta la cara de esta persona, así que lo pinto".

Alan Coulson actualmente radica en Londres. Ha sido seleccionado, en varias ocasiones, para llevarse el Premio Retrato BP 2010, 2011 y 2012, éste último lo obtuvo gracias a Richie Culver, un retrato de un compañero y amigo artista. La ceremonia de premiación se realizó en junio del año pasado. Su trabajo se ha presentado, además, en la National Portrait Gallery de Londres.

a1

alancoulson.com

https://img.culturacolectiva.com/content/2013/03/a3.jpg https://img.culturacolectiva.com/content/2013/03/a4.jpg https://img.culturacolectiva.com/content/2013/03/a6.jpg https://img.culturacolectiva.com/content/2013/03/a9.jpg

Referencias: