¿Quién es La Bogue? Te contamos todo sobre esta gran actriz que ha dejado su huella en el mundo artístico nacional e internacional.


Alejandra Bogue es una de las actrices transgénero mexicanas con mayor éxito, que desde hace décadas ha dejado su marca en el entretenimiento nacional —e internacional— con su participación en múltiples obras de teatro, el cabaret, programas de televisión y películas. 



Extrovertida, apantallante, irreverente y realmente talentosa, la Bogue logró hacerse de un gran espacio en el mundo cultural mexicano y no sólo por la comedia que le dio gran difusión cuando colaboró en Telehit, sino por su trabajo en un principio como bailarina en bares nocturnos y actriz, volviéndose parte de la escena el cabaret en México y por supuesto, una gran representante de la comunidad trans. 



Pronto, su presencia en los teatros mexicanos quedó asentada, participó en grupos teatrales como La Fábrica, de Rosario Armenta que mezcla otras disciplinas como la danza con la actuación. Su talento fue reconocido en 1998 cuando fue acreedora al premio como Revelación Femenina de la Asociación Mexicana de Críticos de Teatro. 



A su experiencia en el teatro se suma su participación en películas como Sin ton ni Sonia —en 2004– e incluso recientemente en No se aceptan devoluciones. Además de su incursión a la televisión mexicana, donde despuntó por su comedia y sus personajes inspirados, por ejemplo en La Tesorito, en el programa Desde Gayola, y también con su propio programa ¡Qué show con Alejandra Bogue! Hasta que volvió al teatro con otro de sus puntos más álgidos en el teatro, con su participación en la versión teatral de Todo sobre mi madre de Pedro Almodóvar, que también fue reconocido como Mejor co-actuación femenina.



Entre sus diversas incursiones en el ámbito artístico, destacan las fotografías que acompañan este texto, que dejan entrever a una mujer de carácter y gran personalidad. Asimismo, fue retratada por Peter Witkin para su serie The soul has no gender —“El alma no tiene género”. Su primer retrato fue a los 25 años, evocando la figura de Frida Kahlo, otra de las grandes personalidades femeninas de México. Y posteriormente a los 51 años, en una recreación de María Magdalena, tres días después de la resurrección de Cristo.



El contacto con este fotógrafo estadounidense se dio entre conocidos, después de que él estuviera buscando a una mujer transexual antes de su cirugía de reasignación de sexo. La fotografía de Witkin se caracteriza por presentar a sujetos fuera del supuesto ordinario y yuxtaponerlos en contextos religiosos —como se puede ver en el segundo retrato de Bogue—. Inmortalizando de esta forma la belleza de la actriz y sus raíces. 



Esto tan sólo es un brevísimo resumen del peso de la carrera de Alejandra Bogue y sin duda, una minúscula representación de lo que ella simboliza cuando se trata de la comunidad LGBT+. Es muestra de la aceptación de la identidad propia y la seguridad de y en nuestros cuerpos; como ella lo dice en entrevista para CNN


«naces en el cuerpo que te toca nacer».



También se vuelve testimonio del talante de alguien como Alejandra Bogue, quien merece un mayor reconocimiento dentro de la esfera cultural mexicana, por su influencia en el medio y ser muestra de que cuando hay talento y esfuerzo, simplemente la gente responde y se reconoce. 



**

Encuentra más del trabajo fotográfico de Enrique Ladgrave aquí.


*

También te puede interesar:


Cultura transgénero y belleza queer en 22 fotografías históricas

30 fotografías de los niños que decidieron ser transgénero