Arte

Alucinaciones y delirios como la fuente inagotable de inspiración en el arte

Arte Alucinaciones y delirios como la fuente inagotable de inspiración en el arte

Por qué cantáis la rosa, ¡oh, poetas!
Hacedla florecer en el poema;

Sólo para nosotros
viven todas las cosas bajo el Sol.

El Poeta es un pequeño Dios.

- Vicente Huidobro.



La imaginación es la fuente de donde han emanado las mejores ideas que ha tenido la humanidad; sin ella mucho de lo que ahora conocemos sería totalmente diferente o ni siquiera existiría; poetas, músicos, científicos, todos ellos tuvieron que recurrir a ésta en algún momento para poder realizar sus mejores trabajos.

En muchos casos el poder de nuestra mente es tan fuerte que nos hace pensar que las imágenes producidas por nuestra imaginación son reales; las vemos ahí conviviendo con nuestro entorno, es entonces cuando esas visiones casi tangibles se convierten en alucinaciones, las cuales, por alguna extraña razón, siguen siendo consideradas como síntomas de locura o enfermedad.

Debemos tener en cuenta que la presencia de alucinaciones nos ha acompañado a lo largo de nuestra historia; desde la Biblia en donde Jesucristo es tentado por el Demonio en el desierto hasta el arte mexicano donde la falta de alucinaciones nos habría privado de uno de sus más grandes íconos: el alebrije.

alebrijes alucinaciones artisticas

A partir del romanticismo estos giros mentales dejaron de ser relacionados directamente con cuestiones religiosas y volcaron todas sus virtudes al arte; Rimbaud cree que como modificación de la realidad, las alucinaciones deben ser igualmente tratadas por la crítica ya que su naturaleza es estrechamente cercana a la de la poética en cuanto a la alteración de los sentidos.

Muchos artistas han aprovechado estas deformaciones de realidad como un recurso creativo para enriquecer sus obras. La pintura de William Blake es un claro ejemplo de lo que las alucinaciones han hecho por el arte; pudiéramos citar también su poesía aunque debido a la construcción de metáforas y la transfiguración del lenguaje es un poco más complicado apuntar a una alucinación y no hacia un trabajo de estética.

blake alucinaciones artisticas

Blake sufrió alucinaciones desde pequeño. La primera fue a sus cuatro años cuando vio a Dios observando –postrado en su ventana–  el entierro de un hada que yacía muerta en el pétalo de una rosa; esa imagen ya es muy bella por sí sola, no hay necesidad de transformarla en una pintura o en un poema. Aunque en esa época las alucinaciones ya eran consideradas una especie de malestar, decidieron nunca tratar los padecimientos de Blake, pues sus visiones se relacionaban más con la imaginación de un niño que con la mente retorcida de un loco.

alucinaciones artisticas

Si bien muchas de sus pinturas fueron consideradas un rotundo fracaso por los críticos (quienes sólo las veían como los desvaríos de un loco), con el paso del tiempo su obra, e incluso su vida, sería un referente imprescindible para los representantes de la cultura pop como Jim Morrison quien se inspiró en uno de sus versos para nombrar a la mítica banda que lideraba.

Vincent Van Gogh, uno de los pintores más importantes del siglo XIX, también sufría alucinaciones causadas por un tratamiento contra la epilepsia cuyo componente principal era la digitalis, planta que le hacía ver el mundo con una especie filtro amarillo que quedó plasmado en sus creaciones.

casa amarilla alucinaciones artisticas

salvador dali alucinaciones artisticas

En realidad, cualquier mente creativa es susceptible a las alucinaciones, no por esa absurda creencia de que todo artista tiene algo de loco, sino porque  al ser llevada a sus límites imaginativos la mente tiende a superponer las imágenes que crea en escenarios reales para hacer más fácil su procesamiento.

Algunos artistas a lo largo de la historia han experimentado con sustancias psicotrópicas para estimular su mente y crear estas imágenes con el fin de llevarlas al mundo tangible.
Sin la heroína, la novela "Junkie" de William Burroughs nunca habría visto la luz. Otro escritor cuyo uso de múltiples drogas se ha vuelto legendario es Hunter S. Thompson; su trabajo como escritor y periodista le aseguraron premios, además de "Fear and Loathing in Las Vegas", su libro "Hell's Angels: The Strange and Terrible Saga of the Outlaw Motorcycle Gangs" retrata el estilo de vida salvaje que llevó mientras pasaba su tiempo junto a esta pandilla de motociclistas.

«No me gusta defender las drogas, el alcohol, la violencia o la locura de nadie... pero siempre han trabajado para mí»



La exploración del inconsciente por medio de alucinaciones ha permitido el nacimiento de varias corrientes estéticas que hoy consideramos fundamentales en el arte moderno; el surrealismo y la psicodelia nunca habrían existido de no ser porque sus representantes supieron aprovechar estas fracturas de realidad dándole un enfoque totalmente nuevo a la percepción de las alucinaciones.


garfield alucinaciones artisticas






GuardarGuardar

Referencias: