PUBLICIDAD

ARTE

Antimonumentos en Reforma para nunca olvidar los momentos dolorosos del país

Si bien un monumento homenajea a algún personaje por sus proezas, los antimonumentos buscan nunca olvidar cuando se vivió algo oscuro, doloroso y que debe recriminarse.

Paseo de la Reforma es una de las principales calles de la Ciudad de México bien conocida por los múltiples monumentos que tiene., por ejemplo podemos encontrar al Ángel, a la Diana Cazadora, la Estela de Luz y varios otros homenajes al pasado mexicano. Pero también es hogar de múltiples intervenciones del espacio público que recriminan a las autoridades por las tragedias que han sucedido en el país, buscando que nunca se olviden los trágicos suceso y exigiendo justicia, a estas obras se les llaman antimonumentos.

Guardería ABC

Enfrente de las oficinas centrales del Instituto Mexicano del Seguro Social se alza un número 49 arriba de las letras ABC, coloreadas con tonos pastel, en memoria de los 49 niños que murieron en 2009. Los infantes, de entre cinco meses a cinco años, fallecieron después de que la Guardería ABC en Hermosillo, subrogada por el IMSS, se incendiara.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Así, este primer antimonumento busca recordar las vidas perdidas, además de reclamar los fallos que aún hoy en día existen en instituciones parecidas del IMSS, como se lee en su inscripción: «No se aprendió nada de esta tragedia, ha seguido habiendo decenas de muertes en Guarderías de todo México por negligencia, corrupción e impunidad».

Masacre de San Fernando

A la altura de la Embajada de Estado Unidos podrás encontrar el próximo antimonumento, una placa de color blanco con el número 72 encima de ella y un signo de más teñido de rojo. De un lado de la placa se lee la inscripción ‘Migrar es un derecho humano’. Mientras que la otra cara dice que ‘Nadie es ilegal en el mundo’, y es que esta intervención es para recordar la cruel desaparición y asesinato de un grupo de migrantes.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Era 2010 cuando 72 migrantes, provenientes en su mayoría de Honduras, El Salvador y Guatemala, fueron secuestrados en Tamaulipas, supuestamente por parte de los Zetas, además de la negligencia del Ejército. No hubo ningún sobreviviente.

Pasta de Conchos

En la Glorieta de la Palma, justo en frente de la Bolsa Mexicana de Valores, se alza un antimonumento que recrimina la valorización de las ganancias y el dinero por arriba de la vida humana y la seguridad laboral.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Es un número 65 con un signo de más arriba, ambos teñidos de rojo, y una inscripción que lee ‘A una voz, ¡rescate ya!’. El trasfondo de esta intervención proviene de Coahuila, en 2006.

Debido a una explosión en la mina de Pasta de Conchos, 65 mineros quedaron atrapados sin oportunidad de ser salvados, y el monumento acusa a tres gobiernos distintos que han pasado y ninguno parece importarles sus vidas. 

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

En cuanto al signo de más, representa a todos los otros mineros que han muerto o resultado gravemente heridos por las precarias situaciones en las que laboran sin que a las autoridades le importe mejorarlas, la cifra oficial suma más de 3 mil trabajadores muertos.

Los 43 estudiantes de Ayotzinapa

Ayotzinapa es uno de los casos de mayor controversia de los últimos años. Sucedió la noche del 26 de septiembre de 2014, durante la administración de Peña Nieto, cuando 43 estudiantes de la Escuela Normal Rural Raúl Isidro Burgos fueron secuestrados violentamente en Guerrero. Al día de hoy no se sabe a ciencia cierta su paradero, ni qué fue lo que pasó con ellos, pero la búsqueda continua y la memoria sigue viva, prueba de ello es el antimonumento ubicado a un lado de la lotería nacional, en la glorieta del caballito.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Esta escultura de un número 43 junto con un signo de más, ambos teñidos de rojo, es para recordar esa noche donde el Ejército, la Policía Municipal, Estatal y el crimen organizado se unieron para la desaparición de los estudiantes, así como para recordar a las más de 85 mil personas desaparecidas en México hasta 2021.

David y Miguel

Otro antimonumento en memoria de los secuestros se alza en la misma glorieta del caballito. Se trata de una figura humana de dos azules distintos, representando a David y Miguel.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

David y Miguel eran dos jóvenes de 19 años que viajaban a Guerrero cuando fueron secuestrados en 2012, y tristemente aún no se sabe su paradero ni lo que sucedió durante su viaje.

Esta intervención que recuerda a David, a Miguel y a todas las víctimas de secuestro también te invita a participar en ella en forma de colocar candados en los tubos que la rodean como señal de exigir al gobierno que estos crímenes no sigan siendo impunes ni pasen desapercibidos.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

El Halconazo

Hablemos ahora de uno de los antimonumentos más recientes. Se trata de una letra V teñida de rojo sobre una base cuadrada con distintas inscripciones en cada lado. Esta intervención es para recordar el Halconazo, y se puso este año por los 50 años del suceso.

El Halconazo o Matanza del Jueves de Corpus fue un ataque paramilitar hacia estudiantes que se manifestaban el 10 de junio de 1971 en apoyo a la huelga de los estudiantes de la Universidad de Nuevo León. Mientras marchaban al Zócalo, fueron atacados por “Lo Halcones”, un grupo paramilitar creado por el gobierno. No se sabe cuantas muertes hubo, aunque la cifra oficial fue de 120 fallecidos y cientos de personas heridas, estudiantes, civiles y periodistas.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

La escultura que recuerda el hecho, erigida en la esquina de Humboldt con la Avenida Juárez, recuerda el papel que jugó el presidente de ese entonces, pues en una de sus caras se lee “Echeverría Asesino, Fuiste tú”. Aún si el expresidente salió impune en 2009 cuando se le llevó a juicio, los mexicanos siguen exigiendo justicia.

La Antimonumenta

Otra de las intervenciones se aleja más de Reforma, continuando por la Avenida Juárez hasta llegar al Palacio de Bellas Artes. En la calle frente al palacio está la "Antimonumenta", una escultura con el símbolo de Venus y un puño, ambos de color morado.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

La Antimonumenta se erigió en 2012 como recordatorio de la violencia de género en México, sobre todo en forma de feminicidios. En ese entonces, tenía una inscripción que decía que 9 mujeres eran asesinadas cada día en el país. Pero hoy desgraciadamente esa cifra está corregida a 10 mujeres.

Además de la escultura, La Antimonumenta tiene en su base 32 cruces rosas como señal de los 32 estados de la república donde las mujeres son asesinadas y aún no se hace nada al respecto por parte del gobierno.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

La matanza de 1968

El último antimonumento, y el más lejano de Reforma, se encuentra en la entrada del Centro Histórico. Se trata de la figura de una paloma en un fondo circular sobre una placa rectangular que recuerda los hechos de 1968.

El 2 de octubre de ese año se dio en la Plaza de las Tres Culturas una de las matanzas más crueles de México, cuando grupos militares, por orden del presidente, dispararon a los estudiantes que se encontraban en huelga. Como con las otras matanzas orquestadas por el Estado, la cifra real de fallecidos y heridos no es clara: la cifra oficial del gobierno dijo que tan solo fueron 23 muertos, mientras que una investigación posterior por parte de John Rodda, un periodista inglés, señaló a un aproximado de 325 muertos.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Lo que sí es innegable fue la participación del gobierno en la matanza, y la justicia que muchos exigen al entonces presidente Gustavo Díaz Ordaz. El 2 de octubre no se olvida, y como prueba de esto esta su antimonumento, el cual lee que “Fue el Estado y Fue el Ejército”.

A veces las esculturas y los homenajes son para recordar proezas o hechos de los cuales enorgullecerse, pero eso no es lo único que nunca debemos olvidar. Es sumamente más importante recordar los atentados a los derechos humanos y seguir exigiendo justicia. Parte de la memoria colectiva también incluye los hechos trágicos de nuestro país, y los antimonumentos sirven para mantener esa memoria viva.

*Con imágenes de: Wikimedia

Podría interesarte
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD