Artistas apócrifas: la historia de las mediums que convirtieron el arte en brujería
Arte

Artistas apócrifas: la historia de las mediums que convirtieron el arte en brujería

Avatar of Beatriz Esquivel

Por: Beatriz Esquivel

21 de mayo, 2019

Arte Artistas apócrifas: la historia de las mediums que convirtieron el arte en brujería
Avatar of Beatriz Esquivel

Por: Beatriz Esquivel

21 de mayo, 2019

Inspiración, éxtasis, técnica, razón e incluso brujería misma. La creación de las expresiones artísticas ha sido motivo de discusión desde la época clásica.

En el siglo XIX surgió una oleada de espiritismo que involucró sesiones de hipnotismo, la parapsicología y por supuesto que la creación artística a través de la canalización de espíritus.Artistas apócrifas: la historia de las mediums que convirtieron el arte en brujería 1Emma Kunz en la mesa de trabajo en Waldstatt (1958). Foto: Emma-Kunz

En el terreno de la literatura fue común encontrar escritoras que eran mediums y a través de la escritura automática escribieron todo tipo de obras exitosas que en ocasiones solían ser publicadas bajo los nombres de sus maridos o bajo la premisa de que el espíritu de escritores reconocidos se las dictaban.Artistas apócrifas: la historia de las mediums que convirtieron el arte en brujería 2Madge Gill, Untitled, s.f. / Standard.co.uk

Relacionadoescritoras-fantasmas-escribieron-para-esposos-sin-credito7 mujeres que escribieron los libros de sus esposos y jamás fueron reconocidas

El arte, en particular la pintura, no fue ajena a este tipo de expresión, por ejemplo Hilma af Klint es una de las artistas más reconocidas. Ella planteaba la premisa de que su trabajo creativo en realidad era mensaje artístico de una entidad llamada Amaliel para el resto de la humanidad, sin embargo, ante su muerte y las casi dos décadas que transcurrieron antes de que sus obras fueran expuestas provocaron que tal mensaje se perdiera. Artistas apócrifas: la historia de las mediums que convirtieron el arte en brujería 3Madge Gilll colgando lo que sería su obra más grande con 1.8  11 metros de longitud en 1947. / Foto: Standard.co.uk

Hilma af Klint fue una mujer que tenía una formación artística, a diferencia de algunas de las artistas apócrifas que surgieron a inicios del siglo XX, cuando el periodo entreguerras asoló a la población, en particular por el grado de violencia y muerte que se experimentó en Europa.Artistas apócrifas: la historia de las mediums que convirtieron el arte en brujería 4Hilma af Klint, Svanen No. 17, 1915. / Foto: Wikimedia Commons.

Relacionadohilma-af-klint-primera-mujer-invento-arte-abstractoObras de arte de la mujer que confunden con Kandinsky e inventó el arte abstracto

Los efectos de las guerras han sido motivo de análisis en las artes, ¿qué se podía contar después del horror de la guerra? Esto obligó a cierto replanteamiento intelectual y de estilo, por lo que pronto se vieron nacer las vanguardias, no obstante, también nació una nueva expresión que ayudó a decenas a expresar el sentir e intentar encontrar respuestas a lo acontecido. Artistas apócrifas: la historia de las mediums que convirtieron el arte en brujería 5Clara Schuff, Untitled, 1957 / CoMA

Una visita con un espiritista podía ayudar a una madre a comunicarse con los hijos que había perdido en la guerra, por ejemplo. Pero la pintura y el dibujo también podía ser una herramienta para ello. Algunas mujeres encontraron en las expresiones artísticas el método perfecto para llegar a la catarsis. Ya fuera mediante el dibujo como Emma Kunz o el uso de aguja e hilo como Josefa Tolrà, una mujer que encontró una forma de comunicarse que desconocía por completo mediante una de sus mejores habilidades: coser a mano. Artistas apócrifas: la historia de las mediums que convirtieron el arte en brujería 6Josefa Tolrà. Dibujo escritura fluídica, 1954.

Relacionadosofonisba-anguissola-pintora-olvidada-del-renacimimientoLa pintora del renacimiento que inspiró a los grandes maestros y cuyas obras fueron confundidas por las de un hombre

Ellas comenzaron a dibujar, coser y pintar sin un ápice de técnica ni teoría, el soporte de sus obras demuestra que la labor era meramente espiritual y no necesariamente artística o con un afán comercial. Aunque esto no resta intención o sentimiento, al contrario, se trata de una expresión de lo más honesta e íntima. Pilar Bonet, historiadora del arte, lo explica:

«Son dibujos extraños y maravillosos. La potencia de las miradas es enorme. Son personajes etéreos, ingrávidos; escenarios llenos de trazos, círculos, espirales que representan la energía. Crearon cartografías de planetas, arquitecturas planetarias» 

Artistas apócrifas: la historia de las mediums que convirtieron el arte en brujería 7Emma Kunz.Habrá sido la connotación del espiritismo lo que acabó con la difusión de esta obra o simplemente que las mujeres no estuvieron completamente interesadas porque sus creaciones fueran públicas, pero lo cierto es que fueron en su mayor parte olvidadas. El dolor, la pérdida, la formación de criaturas y lugares fantásticos quedaron olvidados, incluso menospreciados, en espera de una nueva visita, años más tarde que dotara de significado e intención a los diálogos que esas mujeres no pudieron tener en su tiempo.

En portada: detalle de Hilma af Klint, Group X, No. 1, Altarpiece, 1915. / Hilma af Klint Foundation-Frieze

Te podría interesar: 

La curiosa historia de la fotografía del aura
Mujeres que cambiaron el arte en México y seguramente no conoces
15 grandes mujeres que cambiaron el arte pero no las conoces porque no son hombres


Referencias: