NOTICIAS ARTE FOTOGRAFÍA CINE HISTORIA LETRAS MÚSICA DISEÑO ESTILO DE VIDA MODA VIAJES TECNOLOGÍA COMIDA

Todos los derechos reservados 2017
© Cultura Colectiva

Mujeres latinoamericanas que usaron su cuerpo para que tú pudieras ser libre

27 de octubre de 2017

Rodrigo Ayala Cárdenas

Las artistas de Latinoamérica están comprometidas con su obra para desplazar un sistema patriarcal que ha pretendido ignorarlas.

Sí. No hay duda. El cuerpo femenino es obra de un milagro. El más hermoso de todos. 


Es esa espalda que representa el más divino de todos los valles de la Tierra. Es ese vientre que no sólo alberga vida sino los más profundos deseos de «acariciarlo hasta que ya no pueda», como dirían los Caifanes en su éxito “La Célula que Explota”. Son los brazos que sostienen los sueños del mundo. Es, sobre todo, ese rostro que nos recuerda que no hay amanecer alguno que pueda superarlo en belleza.


Cuando ese cuerpo femenino se combina con el arte en todas sus manifestaciones para denunciar injusticias políticas, enaltecer el papel de la mujer en la sociedad, construir un diálogo en el que el punto de vista femenino sobrepasa el del machismo, ese cuerpo se vuelve un templo sagrado que logra liberar el corazón y la mente de todas las mujeres.


Latinoamérica, tierra con largos años de lucha en contra de la pobreza y la tiranía política, cuenta con mujeres artistas que han usado su cuerpo y talento para señalar aquellos huecos donde el rol femenino no ha tenido cabida a causa de un cruel patriarcado que ha intentado silenciarlas durante años. Aquí emitimos un grito a su lado para dar a conocer su trayectoria a favor de la mujer, sus derechos y sus privilegios:

 

-

Letícia Parente



Brasil

Obra representativa: “Marca Registrada” (1975)



Pionera del videoarte brasileño desde la década del 70. Su cuerpo fue el medio por el que dio a conocer su visión sobre las situaciones políticas y sociales que su país vivía en aquellos años. En el contexto de una supuesta revolución industrial que llevaría a Brasil a ser una de las potencias de Sudamérica, y que lo único que estaba provocando era el incremento de una deuda externa que golpeaba en la economía de toda la nación, la artista decidió coserse en la planta del pie la frase «MADE IN BRASIL». Así dejaba en claro que la solución era impulsar la economía local y no dejar entrar a inversionistas del extranjero. Las mujeres en esta época estaban reprimidas, no se les permitía trabajar para ganarse el sustento y Parente remarcó esto.


-

Ana Mendieta


Cuba

Obra representativa: “Escena de Violación” (1973)



La violación que sufrió una estudiante de la Universidad de Iowa, que afectó profundamente a Ana Mendieta cuando ella también estudiaba en la misma institución, la llevó a crear este performance, mismo que llevó a cabo en su propio apartamento de la calle Moffitt. Consistió en lo siguiente: invitaba a amigos y compañeros de escuela para que pasaran a verla a diferentes horas del día. El departamento se hallaba con la puerta entreabierta y en penumbras. Cuando sus amigos entraban encontraban a Mendieta recostada boca abajo en una mesa, sus piernas manchadas de sangre, sus manos atadas y el lugar con señales de haber sufrido una pelea y/o asalto. Los espectadores involuntarios quedaban en shock al creer que Mendieta había sido víctima de violación...


El abuso sexual es uno de los crímenes más horrendos que existen en el mundo, un problema que, en mayor o menor medida, se da en casi todas las partes del mundo, tanto en civilizaciones avanzadas como atrasadas. El análisis que Mendieta hace en este performance del cuerpo femenino ultrajado es brutal y emocionalmente devastador.

 

-

María Teresa Hincapié


Colombia

Obra representativa: “Punto de fuga” (1989)



La cotidianidad de la mujer es profundamente explorada por esta artista de Colombia, quien se adentra en el rol femenino en el hogar y la sociedad. En “Punto de fuga”, María Teresa exploró durante tres días consecutivos y 12 horas, la vida cotidiana de un ama de casa y las actividades a las que se tiene que enfrentar para mantener su hogar: cocinar, planchar, lavar la ropa y barrer. En ese proceso, el anonimato y la rutina la sumen en una completa oscuridad, rematada por la falta de reconocimiento.


Resume su labor creativa de la siguiente manera: «...hay que enfrentar la dualidad entre lo sagrado y lo profano y como artistas ubicarnos en el lado opuesto del hombre económico. Pero no en una posición contraria, sino complementaria; es una actitud que nos lleva a ennoblecer los actos cotidianos, nuestros pensamientos, las instituciones en que trabajamos; la relación con la vida y con los demás. La idea es llevar la acción hacia lo sagrado».

 

-

Regina José Galindo


Guatemala

Obra representativa: “Piedra” (2013)



En este performance, la artista se coloca en una posición inmóvil representando una piedra cubierta de carbón. Su intención es hacer una denuncia acerca de las condiciones tan desfavorables en las que muchas mujeres y menores de edad trabajan en las minas de carbón de Brasil. Después pide la colaboración de tres asistentes para que orinen sobre ella. El sentido de esta actuación, aparte de una clara denuncia social, es hacer ver que la artista es la que lleva el control de esta aparente humillación al ser ésta quien solicita por decisión propia que orinen sobre su cuerpo.


Esta artista no ha tenido fácil el camino hacia la construcción de su carrera: «Provengo de Guatemala y no soy una artista que se formó en una academia. Mi trabajo lo he hecho a punta de mucho esfuerzo, a punta de experimentos y me ha costado un montón».

 

-

Pola Weiss


México

Obra representativa: “Mi Co-Ra-Zón” (1986)



En su momento fue una artista ignorada e incomprendida. Hoy es tomada en cuenta como la pionera del videoarte en México, una artista que creó escuela y cuya obra libre y liberadora merece ser revisada por las nuevas generaciones. Para Pola, el video era una expresión pura del corazón, una manera de mostrar lo que habitaba en lo profundo de su interior. Combinó la danza con el video, grabando lo que pasaba a su alrededor mientras ejecutaba pasos a ritmo de diferentes tipos de música.


En Mi Co-Ra-Zón”, la artista combina diversos elementos visuales y musicales para crear toda una experiencia que libera el cuerpo femenino. Fue una artista que no temió enfrentarse a una manera distinta de hacer arte y a los sistemas culturales dominados por un patriarcado que ninguneaba a las mujeres. Sarah Minter, videoartista, académica e investigadora, dice sobre Weiss: «Fue la primera mujer en hacer videoarte y eso en sí ya es un gran logro; luchó sola contra una sociedad conservadora y ajena a la cultura del video».


-


«Todas las desgracias del mundo provienen del olvido y el desprecio que hasta hoy se ha hecho de los derechos naturales e imprescindibles de ser mujer», palabras de la escritora y pensadora Flora Tristán que resumen la lucha que el sector femenino ha tenido que hacer desde varios frentes para acabar con ese estúpido patriarcado que ha pretendido opacar su enorme poder y presencia en la vida. Muchas mujeres han revolucionado el arte usando su cuerpo como performance demostrando la belleza y fortaleza de su anatomía como vía de expresión, a veces incluso arriesgándose con actos peligrosos que ponen en riesgo su seguridad física.


TAGS: Grandes artistas Performance Mujeres
REFERENCIAS: Jaque al Arte Arti Shock Artsy

Rodrigo Ayala Cárdenas


Articulista

  COMENTARIOS

  MÁS DE CULTURA COLECTIVA

13 cosas sobre un encuentro homosexual que siempre temiste preguntar Lo que el color de tu excremento dice de tu alimentación Qué necesita un libro para convertirse en un best seller 20 Canciones de los 90 que escuchamos en MTV y se volvieron indispensables en nuestras vidas 11 canciones de José José para saber en qué momento de tu relación estás 5 misterios que esconden las pirámides del Antiguo Egipto

  TE RECOMENDAMOS