El día que Diego Rivera fue censurado por escribir "Dios no existe" en un mural

El día que Diego Rivera fue censurado por escribir "Dios no existe" en un mural

Por: Abril Palomino -

Una de las obras más famosas de este celebre muralista fue censurada por intereses religiosos.

Diego Rivera, el famoso muralista mexicano siempre vivió en medio de la polémica y controversia por sus ideas radicales. Pero pocos son los que conocen la historia de la censura que ejerció una de las máximas autoridades católicas en México a su obra más representativas, Sueño de una tarde dominical en la Alameda Central.

Sueño de una tarde dominical en la Alameda Central fue un encargo del arquitecto Carlos Obregón Santacilia, para adornar uno de los muros del restaurante Versailles del Hotel del Prado en 1947, Diego Rivera aprovechó la oportunidad para plasmar una visión personal de su infancia además de realizar una rápida pero detalla visión de algunos personajes emblemáticos de la historia de México; Frida Kahlo, José Guadalupe Posadas, Hernán Cortés, Benito Juárez, Sor Juana Inés de la Cruz, entre cientos más.

  Artículos Relacionadosmurales-diego-riveraarteMurales de Diego Rivera y su significado

  Artículos Relacionadoslas-vida-y-obra-de-maria-izquierdoarteMaría Izquierdo: La feminista que retó a los muralistas hace 100 años

Quizás uno de los personajes menos reconocibles se encuentra debajo de Benito Juárez, Ignacio Ramírez, conocido como el “Nigromante”, un escritor y político mexicano quien ayudó a redactar las Leyes de Reforma y es recordado por su firme postura atea y lucha por el estado laico, específicamente por el célebre discurso que pronunció en su paso por la Academia Literaria de San Juan de Letrán en donde dijo firmemente: «No hay Dios; los seres de la naturaleza se sostienen por sí mismos». Rivera decidió inmortalizar este pensamiento resumido con la frase “Dios no existe” y a su creador, en su mural sin preocuparse por las autoridades religiosas o la sociedad conservadora.

Uno de los murales más emblemáticos de Diego Rivera fue censuradoFoto: INBAAsí que poco antes del acto inaugural del Hotel del Prado, se solicitó la bendición del arzobispo Luis María Martínez, quien se negó rotundamente a realizar tal acto como protesta de la polémica frase en el mural de Rivera. Ante el escándalo, un grupo de estudiantes conservadores se organizó para ingresar al salón del hotel y raspar la frase blasfema así como el rostro de Diego Rivera, además de acusarlo de comunista, mediocre y de causar polémica únicamente para hacerse propaganda.Las ideas radicales de Diego Rivera fueron censuradas.Foto: Huye de la ollaEsa noche se organizó una cena en el Hotel del Prado a la cual asistieron entre muchas otras personalidades, David Alfaro Siqueiros, Clemente Orozco, el Dr. Atl y el mismo Diego Rivera, quien aprovechó para “restaurar” la leyenda raspada con un lápiz humedecido. Sin embargo, el mural fue dañado una vez más, con martillo y cincel por un grupo de jóvenes inconformes. Diego Rivera hizo una serie de declaraciones al periódico Universal al respecto;

«Me atengo a la proposición hecha respetuosamente al señor Arzobispo: bendecir el Hotel para que éste obtenga la mayor cantidad de dólares, y maldecir mi mural y a mí para que vaya yo derecho al infierno».

  Artículos Relacionadossiqueiros-el-autor-de-la-cabeza-de-juarezarteLa horrorosa obra de arte de Siqueiros que quedó inconclusa y nadie quiere

«Ningún católico tiene por qué ofenderse a causa de la expresión de una opinión filosófica de la cual yo mismo participo y la expuse públicamente por primera vez a los seis años de edad en la iglesia de San Diego, en Guanajuato, mi tierra natal. Así como los que no somos católicos no tenemos por qué ofendernos porque los que lo son expongan sus opiniones en sus libros sagrados, templos, oraciones, estampas de propaganda y hasta en los altares improvisados en los camiones: es su derecho como el nuestro».

  Artículos Relacionadossiqueiros-muralista-mexicano-inspiro-rage-against-the-machinearteEl muralista mexicano que inspiró a Rage Against The Machine

«Las consecuencias de este asunto y la defensa de mis intereses profesionales (el señor Osio, gerente del Hotel del Prado, ha expresado a algunos periodistas su propósito de que la Dirección de dicho establecimiento hará todo lo posible por que no se cumpla el contrato para la ejecución de nuevos murales allí), la dejó en manos de la sociedad, para el impulso de las artes plásticas y de la Comisión de la Pintura Mural que funciona dentro del Instituto de Bellas Artes. Testifican esta declaración, cuya inserción rogamos muy atentamente a la Dirección de EL UNIVERSAL, mis compañeros David Alfaro Siqueiros y Xavier Guerrero, miembros como yo de la Asociación para el Impulso de las Artes Plásticas. El primero de ellos, de la Comisión de la Pintura Mural».

Como dato curioso, Pedro Infante grabó una canción titulada “Dios sí existe” en aquellos años. El personal del Hotel del Prado tuvo que cubrir el mural con biombos durante mucho tiempo, hasta que en 1956 Diego Rivera restauró el mural y cambió la polémica frase por “Conferencia en la Academia de Letrán, el año de 1836”, una completa referencia al discurso inicial. Tras las afectaciones del sismo del 19 de septiembre de 1985 el mural fue trasladado en 1987 al recinto dedicado a Sueño de una tarde dominical en la Alameda Central, el Museo Mural Diego Rivera, ubicado a un costado de la Alameda Central.

La iglesia católica no estaba de acuerdo con la obra de Diego RiveraFoto: Museo Mural Diego Rivera

En portada: INBA

También te puede interesar:

¿Por qué Diego Rivera quería tanto a la URSS?

10 mujeres muralistas en México que no conocías

Top Ten: Murales de la Ciudad de México

Referencias: