5 consejos para iniciar una colección de arte
Arte

5 consejos para iniciar una colección de arte

Avatar of Ricardo Sanchez Riancho

Por: Ricardo Sanchez Riancho

24 de marzo, 2017

Arte 5 consejos para iniciar una colección de arte
Avatar of Ricardo Sanchez Riancho

Por: Ricardo Sanchez Riancho

24 de marzo, 2017




El arte nos ha dado la oportunidad de expresarnos desde tiempos remotos, ha pasado por muchos procesos de adaptación, de cuestionamiento y de evolución, siempre encontrando la manera de salir airado de las vicisitudes que se le presentan; muchas personas lo nombran como un personaje, un ente vivo que camina, que mira y que busca diferentes maneras de ser, de existir. Nos ha dado la oportunidad de indagar en lo más profundo de cada ser  y de la colectividad, es la voz del tiempo y el eco de la historia, algunos otros lo definen como la manifestación de la actividad humana por medio de la cual se interpreta tanto lo real como lo imaginado, con recursos plásticos, sonoros o lingüísticos. Sin importar cómo lo cataloguemos, es por medio del arte que nuestra existencia es más llevadera, que no enloquecemos, que desbordamos los demonios de nuestra psique y nos purgamos de dolores, euforias y placeres.


coleccionistas de arte famosos Swizz Beatz


Todos los amantes del arte hemos deseado nuestra propia colección. En su mayoría, piezas de capricho: nos remiten a sueños, nos inspiran por ser objetos de admiración, deleite e incluso estatus. Pero, ¿es el arte solamente asequible para las grandes élites? Por supuesto que no.


Por ello, te ofrecemos cinco consejos prácticos si deseas iniciar una colección de arte:


1. Busca un asesor 

personalidad arte

El coleccionar es, fundamentalmente y en un comienzo, un placer. Si decides adquirir alguna pieza, hazlo en función de tu estilo personal. Considera que convivirás con ese objeto: en tu sala, tu habitación, en la entrada de tu casa, no importa el lugar, es una compañía y debe ser de tu agrado pleno. Muchos se ven tentados a comprar como inversión; es muy válido, pero al igual que la bolsa de valores, hay que dejárselo a quienes más saben del tema (un asesor que te oriente con claridad).


2. Define una línea que sea clara con respecto a tu gusto.

arte exclusivo artistas

Si te inclinas por alguna disciplinas en especial (pintura, fotografía, escultura, instalación) o combinando técnica guiadas por un estilo; por supuesto, no en la forma rigurosa del término “estilo”, sino con la óptica clara de una temática, paleta de color, alguna época, corriente, alguna directriz que sea clara a por qué escoger una pieza con otra.



3. Piensa en el espacio donde tendrás las obras.



Así como mencionamos la convivencia con ellas, considera que también requerirán de un área para lucir y verse adecuadas. El alto de los muros y su ancho con respecto a sus dimensiones, un lugar de tránsito o de estancia, en qué parte de tu hogar. A menos de que seas ya un coleccionista experimentado o con almacenes, encuentra las áreas más afines al trabajo que escojas.


4. Quizás obvio, pero muy importante: define tus presupuestos.

crea obras de arte en berlin

Piensa que hay creadores más jóvenes que podrían ser más accesibles que algunas figuras consolidadas. A su vez, algunas técnicas permiten poseer un original sin representar un costo tan fuerte: no es lo mismo un óleo a una litografía o un grabado; el óleo es único, la gráfica permite reproducciones y mejores precios.



5. Anímate a iniciar.

la grande bellezza arte contemporaneo

Asiste a galerías, museos y exhibiciones (tanto individuales como colectivas). Observa la oferta y lo que existe en el mercado. Como todo, la primera compra es siempre la más difícil. Permítete el buen sabor de boca, el arranque, y seguramente te convertirás en un comprador fiel y, eventualmente, patrono de las artes.



***

Y si estás interesado en saber más para entender el arte, te dejamos las claves que te acercarán más a esta expresión artística. Aunque es probable que antes debas hacerte unas cuantas preguntas que te ayudarán a comprender que todo el arte es el resultado de nuestra envidia.


 


Referencias: