PUBLICIDAD

ARTE

Cosas extrañas que pasaron con la Mona Lisa

Vandalismo con ácido, ataques con rocas y un robo que se resolvió dos años después: algunos de los extraños eventos por los que ha atravesado la obra maestra de Leonardo Da Vinci.

‘La Gioconda’ es la obra más famosa de Leonardo Da Vinci... y la obra de arte más famosa del mundo. Hoy en día, la pintura se encuentra tranquilamente en el Louvre de París, pero no siempre fue así: una serie de eventos extraños elevaron la fama de la Mona Lisa, desde un elaborado robo hasta vandalismo con ácido.

Todo empezó entre los años 1503 y 1519 en Florencia. Esa ciudad italiana, considerada la cuna del Renacimiento, fue donde Da Vinci pintó ‘La Gioconda’. Se dice que es un retrato de Lisa Gherardini, esposa de Francesco del Giocondo, pero también se ha rumorado que se trata de la madre de Da Vinci, Caterina, o incluso que es un autorretrato del pintor.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

A lo largo de su historia, ‘La Gioconda’ ha pasado por lugares como la habitación de Napoleón y ha sido objeto de robos y ataques. Estos son algunos de los más extraños eventos alrededor de la obra:

El robo de principios de siglo

En 1911, la Mona Lisa fue robada del lugar que ocupaba en el Louvre. La curiosidad llevó a cientos de personas a visitar el espacio vacío que quedó tras la sustracción de la pintura, pues el robo fue un escándalo: incluso artistas como Pablo Picasso y el poeta Guillaume Apollinaire fueron arrestados, aunque más tarde se supo que no tuvieron nada que ver.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Dos años después, un coleccionista de Florencia alertó a las autoridades, pues un hombre de la Galería Uffizi había tratado de venderle la pintura. La policía encontró la Mona Lisa en el fondo falso de una cajuela, propiedad de Vincenzo Peruggia: un italiano que había trabajado brevemente en el Louvre y retiró la obra de su sitio durante la noche del 21 de agosto de 1911. Peruggía fue encarcelado y ‘La Gioconda’ volvió a París, no sin antes tener una gira por Italia.

La Segunda Guerra Mundial

Desde que llegó al Louvre tras ser parte de la colección de Napoleón Bonaparte, la Mona Lisa no ha dejado el museo durante mucho tiempo. Sin embargo, durante la Segunda Guerra Mundial, fue trasladada a distintos lugares de Francia para protegerla de posibles ataques. Fue hasta 1945 que regresó a su sitio en París.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Vandalismo

Si has visitado el Louvre recientemente, seguramente notaste que ‘La Gioconda’ se encuentra detrás de una cubierta de cristal. Esta es a prueba de balas y no siempre estuvo ahí, sino que fue una medida tomada después de varios ataques a la famosa obra.

En 1956, la Mona Lisa fue dañada no una sino dos veces. En la primera ocasión, una mujer intentó lanzar ácido a la obra y dañó parte de las secciones inferiores. Unos meses después, un hombre lanzó una roca a la pintura, lo que provocó que se desprendiera un poco del pigmento. Ambos ataques llevaron a que el museo colocara el cristal protector, lo que efectivamente ha ayudado a que la obra maestra de Da Vinci se conserve.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Vandalismo... pero en Japón

En 1976, la pintura se encontraba en Japón como un préstamo al Museo Nacional de Tokio. Una mujer le lanzó pintura roja, que finalmente solo se quedó en la cubierta de cristal que se le colocó tras los ataques del 56. De acuerdo con el Sarasota Herald-Tribune, el ataque de la mujer ocurrió en protesta por las medidas capacitistas por las que se prohibía a las personas con discapacidad ver la obra.

El ataque de 2009

Uno de los más recientes ocurrió hace poco más de una década, cuando una visitante le lanzó una taza a la Mona Lisa en el Louvre. De acuerdo con el reporte de The Guardian, la mujer lo hizo en protesta porque se le había negado la ciudadanía, tras lo cual fue aprehendida, sometida a exámenes psiquiátricos y puesta en libertad. En esa ocasión, la taza solamente dañó el cristal protector y no fue necesario cerrar esa área del museo.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO




Podría interesarte
Etiquetas:Mona Lisa
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD