Darío Meléndez: metáforas de una visión
Arte

Darío Meléndez: metáforas de una visión

Avatar of mmarianarey

Por: mmarianarey

26 de marzo, 2013

Arte Darío Meléndez: metáforas de una visión
Avatar of mmarianarey

Por: mmarianarey

26 de marzo, 2013

Hacia 1968 el arte procesual surgía, junto con el arte conceptual, y el cuerpo humano se hacía evidente tanto en el performance como en la instalación. La velocidad con la que sucedieron estas reacciones, después del minimalismo, no deja claro si se produjo un avance en el uso de los materiales, si significó una invención de creación o si ambas surgieron tras una crisis. Y no es que la creatividad dejara de latir, sino que los medios de creación se agotaban. Por ello, algunos artistas procesuales consideraron los materiales como vehículo para sus intenciones  expresivas, de ahí que bajo la lógica del material, el efecto del espacio y la corporeidad formaran parte del proceso creativo, así como del producto final.

Darío Meléndez es un artista que retoma estas prácticas procesuales para reactivar el ideal católico-colonial, ligado a lo sagrado-moustruoso, para hacer evidente su herencia en el México contemporáneo a través de la descarnación (eliminar el tejido subcutáneo y los rastros de carne adheridos al cuero que se va a curtir) utilizada como metáfora en sus propuestas para "mostrar la zona oculta y develar los mecanismos de poder de la Iglesia", entre otras cosas.

Tilma Porca es un trabajo colectivo en el que se realizaron piezas de temática religiosa en piel de cerdo, haciendo alusión a que la historia de la iglesia es la más sangrienta de todos los tiempos; la idea no es transgredir íconos sacros sólo por un sentimiento de rechazo, sino, más bien, pretende desmaquillar la cara de poder oculta detrás de la fe. Tilma significa manto celeste en náhuatl y porca, del animal proveniente de España.  

https://img.culturacolectiva.com/content/2013/03/012.png https://img.culturacolectiva.com/content/2013/03/022.jpg https://img.culturacolectiva.com/content/2013/03/032.jpg https://img.culturacolectiva.com/content/2013/03/042.jpg  
Divino Rostro es el título de una instalación que sugiere el lienzo en el cual, según las sagradas escrituras, Verónica limpió el rostro de Cristo. Vincular un retrato de manera directa con la persona rompe con los problemas de la representación y, en este caso, se produce una encarnación, pues en la toalla ha quedado una parte esencial del rostro de algunos travestis que fingieron como modelos para esta serie, que con suerte quedarán impregnados también en la intrahistoria (término introducido por Miguel Unamuno, el cual se refiere a la vida tradicional que sirve de “decorado” a la historia más visible. Se designa a todo aquello que está en la sombra de lo más conocido históricamente). De manera implícita, la reflexión de esta pieza gira en torno a la identidad, el vacío y la soledad personal, pero lo más valioso y digno de resaltar es que a través del arte existe la intención y con ella la aceptación de desnudar la personalidad (entendida como el resultado de la interacción entre lo que Freud llama el ello, yo y superyo, es decir: el conflicto básico entre los instintos y la moral) en una sociedad a la que se le ha vendido la idea de libre expresión, pero está enferma de censura y discriminación, aunque no lo acepte.
https://img.culturacolectiva.com/content/2013/03/052.jpg https://img.culturacolectiva.com/content/2013/03/062.jpg https://img.culturacolectiva.com/content/2013/03/072.jpg https://img.culturacolectiva.com/content/2013/03/081.jpg


Su pieza más reciente: Símbolo Desencarnado, ataca directamente los símbolos patrios como metáfora de un país en proceso de degradación paulatina. Esta pieza inhibe los sentidos al contemplar decenas de gusanos realizando su proceso de reproducción, dejando al sentido de la vista el trabajo de imaginarse el olor a putrefacción, aparentemente bloqueado por cinco gruesos vidrios. Es también una pieza In situ ya que fue expuesta muy cerca del lugar donde, se dice, fue encontrada  la señal dada por el dios Huitzilopochtli a los mexicas para fundar la gran ciudad de Tenochtitlán.
https://img.culturacolectiva.com/content/2013/03/092.jpg https://img.culturacolectiva.com/content/2013/03/10.jpeg https://img.culturacolectiva.com/content/2013/03/111.jpeg https://img.culturacolectiva.com/content/2013/03/121.jpeg

Desde 2003 Darío se ha dedicado al estudio de las artes, obtuvo la beca de Jóvenes Creadores del FONCA, en 2010, y cuenta con publicaciones en la revista Punto en línea. Actualmente forma parte de la primera generación de Doctorado en la Academia de San Carlos.
Darío es un artista que ha rebasado su subjetividad, logrando así canalizar su trabajo a través de la mezcla de sensibilidad con responsabilidad social. 


***

Arte desde 1900. Hal Foster, Yve-Alain Bois, Rosalind E. Krauss, Benjamin H. D. Buchloh

Fuente de entrevista: Noticias 22 http://agencian22.blogspot.mx/2012/04/la-descarnacion-detras-del-rostro.html

Fotografía: Daya Navarrete, Harry Aemebe y Tiffany Navarro
 

Referencias: