INICIO NOTICIAS VIDEO SERIES INFOGRAFÍAS ARTE FOTO CINE HISTORIA LETRAS MÚSICA DISEÑO ESTILO DE VIDA MODA VIAJES CIENCIA Y TECNOLOGÍA COMIDA

Todos los derechos reservados 2017
© Cultura Colectiva

La obra de teatro que debes ver para entender el desgarrador viaje de los migrantes en La Bestia

July 18, 2018

Serner Mexica

"Dos personas se tocan brevemente" es un drama constituido por la comunidad, sus habitantes y, por supuesto, los migrantes.



MIGRAR: del latín migrāre. 1) intr. Trasladarse desde el lugar en que se habita a otro diferente. ¿Y qué significa trasladarse? Llevar o cambiar una persona o una cosa de un lugar a otro. Una persona o cosa, de un lugar a otro. La cosa puede ser intangible y la persona inconsciente de su traslado; sin embargo, la esencia del cambio parece permanecer en el concepto y, sobre todo, acaece paulatinamente, gradualmente y siempre sucesivamente. Es un proceso, el lapso entre una primera decisión y su cumplimiento a la distancia. Aquello que se traslada reside en el agente de una decisión concreta: una idea, una forma de ser, una personalidad, las posibilidades de un sentimiento, una mente, un cuerpo, la interpretación de dicho cuerpo, el verdadero ser o la vida misma como conjunto de lo anterior.





Todas estas cavilaciones explotaron de forma dramática en mi mente durante una primera interpretación intuitiva sobre la migración, el tema fundacional de la obra Dos personas se tocan brevemente, escrita y dirigida por Martín Acosta. Una historia compuesta por muchas historias, coincidentes y antagónicas. Un drama constituido por la comunidad, sus habitantes y, por supuesto, los migrantes. Una experiencia configurada por excelentes actores —Diana Sedano, Myrna Moguel, Cecilia Ramírez Romo, Daniela Luque, Dulce Mariel, Alejandro Zavaleta, Eugenio Rubio, Manuel Cruz e Isaí Flores Navarrete—, cada uno representando diversos personajes que conforman una puesta en escena que, al igual que el ascenso a la cumbre del entendimiento, progresivamente nos muestra todos los elementos de juicio, las distintas perspectivas del fenómeno y, sobre todo, los criterios para comprender la poética relación entre “Las patronas” y los migrantes en medio de un tren que despedaza a todo aquel que se descuida.


La obra comienza con una introducción sobre la naturaleza del tacto mostrando diversas ejemplificaciones de su fuerza en el espíritu de las personas, el contacto como fuerza motora y el significante como empatía, el resultado de una indescriptible energía. Tocar a alguien conecta espiritualmente, más aún si la causa es la fraternidad y el motivo reside en la sensibilidad.





Una viaja en el intimidante tren mejor conocido como “La bestia” y la otra es una de "Las patronas", mujeres que preparan alimentos por su cuenta para entregarlos de manera peligrosa, temeraria y audaz a los migrantes que viajan en el descomunal armatoste. Sus testimonios muestran el racismo, clasismo y desconfianza que persiste en muchos mexicanos en sus primeros tratos, contactos y encuentros con los migrantes centroamericanos. La odisea incluye ser presa de robos, golpizas, violaciones y asesinatos, además de los trágicos accidentes ferroviarios. Mutilaciones, fracturas y, lo más doloroso, el rompimiento del alma. A unos los mata en vida, otros regresan a casa y los más afortunados siguen su traslado hasta que son interceptados por la policía, los zetas o una de las anteriores desgracias.





Las patronas intervienen ayudándolos a pesar de los riesgos y amenazas, sea de las autoridades, criminales o el pueblo mismo a través de sus conservadores más críticos. "¿Tú crees que todos los que vienen son buenos?", es la pregunta del reclamo. "Tenemos hambre", es lo único que ellas escuchan, reaccionan humanamente y la historia personal de cada uno de los migrantes está más allá de su altruismo. Para ellas sólo viajan buscando una vida mejor, tienen hambre no sólo de comida sino de ser, de poder ser lo que quieren ser o, al menos, intentarlo. La lucha por dicha sobrevivencia pasaba diario frente a ellas y, afortunadamente para el mundo, no pudieron quedarse sin hacer nada. Son heroínas, aunque no les guste que las llamen así. Su motivación es la humanidad misma, su expresión y verdadero significado de la conexión, ese pequeñísimo instante en que tocan la mano del migrante al entregarle un lonche o botellas de agua. Y aunque, por supuesto, no todos alcanzan, eso mismo las motiva aún más en su incesante ser de poder ayudar a otro ser.


Las migraciones personales de los actores completan, redondean y sintetizan el sentido de la obra, el tema del traslado y sus interpretaciones individuales. Por ejemplo, el traslado no siempre es espacial. Hay migraciones de ideas, sentimientos o modos de ser. La expresión “lugar en que se habita” puede ser lugar como espacio, pero también un momento o contexto; y habitar como vida, pero también como existencia o pertenencia. El final subraya el tacto, el ser y las cósmicas implicaciones del contacto.





Aplausos al dramaturgo y director, a los actores y la música e iluminación, todos magníficos, textualmente exactos y sensiblemente precisos en esta rapsodia sobre la migración como el traslado fundamental del alma.


**


Dos personas se tocan brevemente presenta su última temporada del 11 de julio al 5 de agosto en la sala Xavier Villaurrutia del Centro Cultural del Bosque, Paseo de la Reforma y Campo Marte, Miguel Hidalgo, Chapultepec Polanco 1156, CDMX. Funciones: miércoles, jueves y viernes a las 20 horas; sábados a las 19:00 y domingos 18:00.  


Página del CCB

Tel: 1000 5600 ext. 4568


**


El teatro, según Arthur Miller, es infinitamente fascinante porque es accidental, como la vida. Lo cierto es que este arte se ha encargado de tratar muchos temas, incluido el amor.


TAGS: Teatro Arte clásico crowdsourcing
REFERENCIAS:

Serner Mexica


  COMENTARIOS

  MÁS DE CULTURA COLECTIVA

Is Blue The Warmest Color?: How "The Unsent Project" Shows The Pigments Of Closure El niño que luchó contra el VIH e inspiró una canción de Michael Jackson Here's Why Claudia Romo Edelman Believes You Can Change The World 4 consejos para convertirte en viajero si tienes un trabajo muy demandante Pinturas de Philip Barlow que demuestran cómo ve el mundo la gente con miopía Ideas para tus selfies cuando no sabes cómo posar

  TE RECOMENDAMOS