Arte

El arte como objeto de deseo

Arte El arte como objeto de deseo

"Hay de robos a robos. Hay quienes te roban el alma, la conciencia, la razón, el amor... hay quienes te secuestran... hay quienes te matan... hay quienes te roban el cuerpo". Algunos más roban arte, obras famosas valuadas en millones de dólares, euros, libras, pesos... Quienes se dedican a hurtar piezas de artistas famosos deben tener un fin bien pensado: ¿Para qué la quieren? ¿Para quién la quieren? ¿De qué corriente artística se trata? y lo más importante... ¿Por qué es tan trascendente para la historia del arte?

 

 

En el mundo del arte las cifras a las que ascienden los precios de obras son asombrosos, pintores como Leonardo da Vinci, Miguel Ángel, Picasso, Rembrandt y Van Gogh son valuados en millones de euros. El pintor, anatomista, filósofo, escultor, inventor y músico italiano Leonardo da Vinci, fue en genio del que sólo se conoce muy poco pero impresionante trabajo. En 2003, del Drumlanrig Castle (Escocia), fue robado el cuadro La Madonna de los husos, valorada de 65 millones de dólares, la obra fue encontrada años más tarde.

 

 

En 1934, "Los jueces justos", de los hermanos Jan y Hubert van Eyck fue robada por un desconocido quien tiempo después pidió una recompensa de un millón de francos belgas pero la oferta no fue aceptada y el secreto se fue a la tumba después de seis meses de ser hurtada, cuando Arsène Goedertier, ladrón de la obra, en su lecho de muerte dijo que no revelaría el lugar donde escondía la pintura. Hay quienes esperan encontrarla pero la realidad es que sólo podemos ver una réplica del cuadro de los autores de "Políptico del cordero místico" .

 

 

En 2011 la obra más conocida del pintor y grabador noruego Edvard Munch, "El grito", fue robada dos veces del museo de Oslo en menos de diez años, en ambas ocasiones los malhechores dejaron una nota que decía "gracias por la falta de seguridad".

 

 

En 2009 fue robado un cuaderno de dibujos del pintor español Pablo Picasso, valorado entre siete y diez millones de euros. Dicho cuaderno fue robado del museo del artista en París.

 

 

En marzo de 1990 un grupo de ladrones en el Museo Isabella Stewart Gardner de Boston, robaron piezas de artistas como Rembrandt, Vermeer, Manet, Degas, Govaert y Flinck, entre otros. A pesar de la magnitud del robo, las piezas no has sido encontradas y en conjunto alcanzan el valor de 300 millones de dólares. Desde el robo a la fecha se ha ofrecido una recompensa de cinco millones de dólares a quién entregue el botin.

 

 

Picasso, Matisse, dos cuadros de Monet, Gauguin, de Haan y Freud, son los autores de las piezas que el pasado 16 de octubre, fueron robadas del Museo Kuntshaal de Rotterdam, Holanda. El robo asciende a varios millones de dólares y se ha convertido en uno de los asaltos a museos más famosos de los últimos años.

 

 

El valor histórico, social y económico que trabajos de artistas conocidos en todo el mundo representan para la humanidad es invaluable, y a pesar de las cifras altas que algunos están dispuesto a pagar, el sentimiento, creatividad e inspiración que estas piezas arísticas despiertan, resulta de un valor incalculable.


Referencias: