Arte

El arte del mar

Arte El arte del mar


La inmensidad del mar nos recuerda su poderío y fuerza. El peligro que corremos a su lado y la tranquilidad que experimentamos al escuchar sus olas chocar contra la costa, hace vibrar el corazón de cualquiera. Las olas conjugan el poder del aire, de la tierra y del agua. Son como un peligro latente que nos puede arrastrar a la costa y la dulzura de los kilómetros de mar que desembocan al lado de la arena.

Las olas nos hacen volar dentro del agua y nos pueden hundir en su fuerza. Un sosiego que puede convertirse, en cualquier instante, en ferocidad atroz. El azul incoloro que humedece la tierra y trata de alcanzar los cielos, es un bello y triste desenlace. 

Muchos artistas se han inspirado en la belleza de las olas para crear arte. Un arte azul que retrata la tempestad y tranquilidad del mar. Simboliza las olas y les da nuevos significados que, aunque ya sabíamos que poseían, no teníamos idea de cómo expresarlos. Te presentamos el arte del mar y las olas.


Abraham Willaerts, Stormy Sea

Stormy-sea
Willaerts se especializó en pinturas marinas, desde batallas navales hasta paisajes costeros, al igual que su padre y sus hermanos.


Ludolf Backhuysen, Dutch warships in trouble off Gibraltar

dutch-warships-in-touble-off-gibraltar
Holandés que se inspiró en temas marinos en todas sus pinturas. Se convirtió en el pintor marino más importante de Holanda, y sus pinturas fueron vendidas a compradores de gran renombre como el ruso Pedro el Grande, quien visitó su estudio. Ludolf  capturaba el drama en el movimiento de sus barcos.



Hokusai, La gran ola de Kanawa

gran-ola-de-kanawa
Uno de los pintores y grabadores japoneses más reconocidos. Hokusai tuvo diferentes facetas en las que involucró temas diversos. Una de sus obras más conocidas es La gran ola de Kanawa, en la que la impetuosa fuerza del mar ataca a un pequeño barco en medio del mar. A lo lejos, se aprecia el monte Fuji, pues esta pintura, pertenece a su colección Treinta y seis vistas del monte Fuji. Su obra era admirada por muchos pintores impresionistas como Vincent Van-Gogh y Edgar Degas. 



William Turner, Snow storm, Steam-Boat off a Harbour’s Mouth

Snow_Storm-Steam-Boat_off_a_Harbours_Mouth
Turner es uno de los pintores paisajistas más importantes. Es considerado como “el pintor de la luz”. En este cuadro puede verse la luz del sol pintada de color blanco y la impresionante tempestad de la tormenta con colores negro y gris.



Andreas Achenbach, Clearing up

Clearing_Up—Coast_of_Sicily
Fue un pintor paisajista pionero de la pintura realista alemana. Sus pinturas tienen un contraste enorme y favorable con los paisajes que evocan distintos sentimientos de los pintores románticos contemporáneos.



Ivan Aivasofsky, La novena ola

The_Ninth_Wave
Aivasofsky fue un pintor ruso nacido en 1817. Esta pintura de 1850 ha sido nombrada como “la pintura rusa más bella”. La pintura retrata al mar como un lugar pacífico que está recobrando su belleza al amanecer. Este paisaje del romanticismo podría ser uno de los primeros que ocupa la luz para transformar la atmósfera de la pintura y, de esta forma, ser uno de los iniciadores del impresionismo.


Gustave Courbet, La ola

la ola
Courbet fue uno de los pintores realistas más importantes. Retrataba la realidad sin ningún filtro como protesta a la política gubernamental. Influenciado por el romanticismo y el paisajismo, Courbet también realizó pinturas al aire libre, incluyendo una serie de obras marinas. En su obra La ola nos muestra la fuerza del mar y la inferioridad del individuo ante él.


Pierre Auguste Renoir, La ola

la-ola-renoir
Renoir fue uno de los artistas que ayudó a comenzar el nuevo movimiento llamado Impresionismo en 1870. Cada verano entre 1879 y 1882, Renoir viajaba a Wardemont en la costa de Normandía para ver a su amigo y mecenas Paul Bérard. Ahí, Renoir hizo una serie de paisajes del mar que representan algunos de sus más audaces experimentos con la pintura.


Claude Monet, Tiempos ásperos  en Etretat

tiempos-ásperos-en-etrat
Pintor clave en la pintura impresionista, Monet privilegia la luz y la estética de la pintura en lugar de un paisaje realista. Para Monet, el agua le permitía retratar aquellos cambios que ocurrían en el cielo y deformar la luz para darle una apariencia rica y luminosa. Uno de los lugares preferidos de Monet para pintar la naturaleza y el ambiente veraniego que vivía la burguesía fue Etretat, donde pronto hubo un ambiente perfecto para vacacionar.


Walter Crane, Caballos de Neptuno

neptunes-horses
Pintor inglés que se dedicó a reformar el movimiento de las artes decorativas arts and crafts. Trabajó como ilustrador y grabador de cuentos infantiles.


***


Referencia:
the-creative-business.com


Referencias: