El arte nos recuerda que un día todos moriremos
Arte

El arte nos recuerda que un día todos moriremos

Avatar of Davinia Gomez

Por: Davinia Gomez

23 de agosto, 2016

Arte El arte nos recuerda que un día todos moriremos
Avatar of Davinia Gomez

Por: Davinia Gomez

23 de agosto, 2016

¿Por qué parece que la muerte y todo lo que la rodea tiene mayor impacto en el siglo XXI? ¿Quizá porque somos más conscientes de la delicadeza de la vida y la gran pregunta gira en torno a lo que hay detrás? La religión ha hecho al ser humano temeroso de la muerte, pues si no cumple con ciertas reglas en vida, sus pecados y acciones consideradas malas ante los ojos de Dios harán que no se gane un lugar en el deseado paraíso.  

Hubo una época en la que esta idea rondaba incesante en la mente de la sociedad europea, pues la iglesia y sus representantes ejercían una dominación y manipulación más grande. Vestigios de este acontecimiento se demuestran en el ámbito artístico, en especial en la pintura. De acuerdo a las ideologías, la figura de la calavera era representada de distintas maneras y en otras culturas sólo se intuía a través de elementos cotidianos que pasaban desapercibidos ante los ojos. 


la muerte en el arte

Fue en el siglo XVI cuando la Reforma Protestante se llevó a cabo y varios grupos considerados cristianos se separaron de la Iglesia Católica; luego inició un cambio no sólo en el pensamiento sino también en las artes plásticas. 
Durante esta época, en los Países Bajos no se representó a la muerte en ninguna circunstancia a pesar de la situación social que estaba aconteciendo.


la reforma protestante

Los artistas mostraron la realidad del fin de la vida con un estilo llamado "
naturaleza muerta", en el que por medio de bodegones compuestos de una gran cantidad de frutas y verduras a las que les otorgaban un mayor dramatismo para subrayar el sentido mortuorio que se quería transmitir, además se le añadían insectos típicos que rondan estos alimentos, tales como moscas o arañas, todos distribuidos encima de una gran mesa de madera; usaban tonalidades ocres, marrones, amarillos y negros como la propia muerte.

bodegones

Al contrario de lo que sucedió en los países católicos, como Italia o España, donde la representación se centró en la propia figura perecedera del ser humano, como nos muestra el artista español Juan de Valdés Leal, en su obras la simbolizaba de forma grotesca; en uno de sus cuadros un esqueleto parece mirar de manera directa a los ojos de todo aquel que lo observara, para recordarles que el fin siempre estaba cerca. 

obras sobre la muerte de juan de valdes leal

obras que representan la muerte

Algunos otros artistas remarcaban esta figura con relojes de arena para dar a entender que el tiempo no se detiene, e incluso le añadían un par de alas ya que "el tiempo pasa volando"; por otro lado, también se personificaba el cuerpo inérte de la persona en un estado de putrefacción, en ellos resaltaban los gusanos que deshacían la carne sin vida, o las moscas que aleteaban sin cesar. A diferencia de la delicadeza perfeccionista que caracterizó a la época del Renacimiento, en el que la muerte era un tema tabú, y si se quería mostrar debía ser de una forma muy sutil y elegante, a través de antiguas ruinas o delicadas pompas de jabón.

reloj de arena

Por otro lado, si volvemos a lo material de la muerte también se ejemplifica por medio de libros, esculturas, instrumentos musicales e incluso juegos de cartas o dados, pues se consideran elementos que desde su creación tienen una vida útil, cumplen su función y acaban por desaparecer. En el caso de los libros, el papel se estropea con el paso de los años, a la vez que ofrecen una meditación acerca de la vanidad del hombre; las esculturas se rompen y se hacen añicos, aludiendo al propio cuerpo físico del ser humano; mientras los instrumentos musicales se oxidan cayendo en el olvido y se entiende que la muerte arrebata al hombre de todos sus placeres sensoriales y terrenales. 

obras sobre la muerte

Partiendo de esta base, surge la pregunta: ¿todo lo que nos rodea evoca el recuerdo de la muerte y de nuestra condena a perecer? Como el propio arte esta es una cuestión subjetiva pero a la vez hermosa. Al mirar a nuestro alrededor no hay nada que quede preso del tiempo. En el caso de los elementos materiales son fruto del olvido y en el caso de los seres vivos de la propia muerte.


**

De la locura y del encierro pueden surgir obras que jamás se hubieran ideado en otras circunstancias, tal como lo hizo Henry Darger al recrear su retorcido y oscuro universo a través de sus creaciones considerándolas como Arte Marginal.


Referencias: