El artista que tenía sinestesia y bebía pintura para probar girasoles
Arte

El artista que tenía sinestesia y bebía pintura para probar girasoles

Avatar of Sofia Avila

Por: Sofia Avila

14 de julio, 2016

Arte El artista que tenía sinestesia y bebía pintura para probar girasoles
Avatar of Sofia Avila

Por: Sofia Avila

14 de julio, 2016



El término sinestesia se refiere a una condición médica en la que una o varias de las modalidades sensoriales se combinan entre sí. En literatura, es la representación de una conexión fuerte entre los diferentes sentidos, en pocas palabras, la sinestesia es la fusión de los sentidos.

Se especula que Van Gogh bebía pintura amarilla porque tenía la idea de que esto mantendría su espíritu alegre, como el color. Pero existe otra teoría, basada en una habilidad que pocos tienen. Al probar la pintura, puede que haya visto algo que los demás no, que escuchara sonidos que para el resto del mundo eran inexistentes. Tal vez Van Gogh, con solo escuchar la palabra “amarillo” era capaz de sentir una explosión de sabores dentro de su boca, sentir el hielo derretirse en la lengua, oler el mar... No lo sabemos, se trata de una suposición.   


el pintor de los girasoles

En 2014, se presentó un dato que dice que, aproximadamente, de entre el 2 y 4% de la población mundial posee la capacidad de entrelazar sus sentidos con el entorno que lo rodea.

Pensemos, primero fue la pintura, luego los sentidos alocados, el sentir colores, ver sabores lo que despertó en el cuerpo y la mente del pintor Holandés. Era muy posible que cuando bebía pintura acrílica los pigmentos taparan sus arterías, las plastificaran, incluso, haciendo el trabajo del colesterol parecer un juego. Pero si se trató de óleo, es otra historia, ¿óleo amarillo? Descubrir qué tipo de pintura bebía suena a un acertijo que no tiene respuesta.

Eso era Van Gogh, un acertijo o alguien difícil de entender. 

van gogh y la sinestesia

Se podrían imaginar diferentes escenas que han sido relatadas en un sin fin de biografías, películas y artículos. Pero el mito que más nos genera interés es pensar en por qué se cortó la oreja. ¿Qué debió escuchar como para apagar ese sentimiento?

Ahora imaginemos cinco razones sin sentido por la que alguien se cortaría una parte del cuerpo:

1. Oler flores pero probar ceniza.
2. Tocar música pero verla estática.
3. Sentir una mano pero ver a otra persona.
4. Tocar la lluvia y sentir que quema.
5. Ver los ojos del otro y escuchar mentiras.


"Me he disparado, espero que no haya fallado". Según tres artículos leídos tres horas después de media noche y acompañado del olor de la última tasa de café ya frío, eso fue lo que dijo Vincent en su lecho de muerte, catalogado como suicidio. La bala en el pecho tardó poco más de día y medio para hacerlo perder el aliento.


van gogh y el color amarillo


¿Y si es que estaba bajo los efectos de la influencia de la pintura, en el momento que su camisa se manchó de rojo?

¿Qué sería lo que probaron sus labios? ¿Su primer beso a la tierra bajo la que estaría en menos de cuarenta y ocho horas, o su última copa de vino?

¿Qué pasó por los tambores de su único oído? ¿Todos los gritos que no habían sido por dolor, su nombre en boca de un ser amado, el graznido de los cuervos que ya estaban esperándole?

Aquí lo poético, ventanas del alma, ya medio empañadas: ¿qué pasó por sus pupilas? Quizá nada, ese sentido ya estaba ocupado y lo guiaba a los síntomas del estado de shock.


la sinestesia en los pintores

¿Y que olió? ¿Qué se llevaría a la vida eterna como perfume? No fue el plomo, eso sí, debieron ser todos los girasoles, la frescura de la geosmina, incluso el aroma del mismo óleo que le permitió encontrarse con sus sentidos por última vez. Era todo, era nada, el plomo rompió todo lazo entre sus sentidos, la bala cerca del diafragma, el amarillo ya sólo corría en su torrente sanguíneo, como una sustancia más, como parte de su espíritu del cual ya se había despedido.

¿Qué podemos definir? La respuesta es simple:

Van Gogh tenía sinestesia.

(O tal vez solo estaba completamente loco o el autor de lo que estás leyendo, se encuentra en el mismo dilema).

 

van gogh bedroom



**

Ahora que es probable te hayan surgido más dudas sobre el pintor holandés, desearás descubrir los secretos que no sabías sobre los cuadros de Van Gogh, así como las prostitutas que se inspiraron en él. 




Referencias: