El mensaje oculto de "El Grito" de Edvard Munch

El mensaje oculto de "El Grito" de Edvard Munch

Por: Abril Palomino -

El autor dejo una pista que confirma lo mucho que disfrutaba de su propia locura😱


El Grito, la pintura de Edvard Munch, es una de las representaciones más emblemáticas de la angustia y el pavor. Esta obra ha sido recreada en distintos escenarios de la cultura pop, desde ser una referencia en la literatura hasta su parodia en las caricaturas animadas o emojis. Sin embargo, a pesar de su popularidad, esta misteriosa pintura aún guarda una infinidad de secretos. Recientemente fue revelado un mensaje oculto de Munch en esta obra.

  Relacionadomunch-y-van-gogh-el-arte-de-expresar-la-locura-en-el-lienzoarteMunch y van Gogh: el arte de expresar la locura en el lienzo

  Relacionadoel-grito-edvard-munch-podria-inspirarse-en-un-focoarteLa extraña historia del invento que inspiró 'El grito' de Munch

El Grito, la pintura de Edvard Munch

Cuando Edvard Munch exhibió El Grito por primera vez en 1895, la obra no fue bien recibida, entre los detractores de la pintura se encontraba un estudiante de medicina quién aseguró que el cuadro revelaba que el pintor no estaba en su sano juicio. El artista era profundamente sensible a tales críticas.

Munch creó cuatro versiones de El Grito, dos en pintura y dos en pastel, junto con una piedra litográfica a partir de la cual se hicieron varias impresiones.El Grito de Edvard MunchFoto: El Universal

El descubrimiento de El Grito

Para comprobar que tanto le pudo afectar a Munch el comentario del estudiante de medicina, un equipo de curadores del Museo Nacional de Noruega uso tecnología infrarroja, y mediante la comparación con la letra en cartas y diarios del pintor, confirmó que una inscripción, agregada a lápiz en la parte superior izquierda de la pintura después de que se terminó, está escrita a mano por el mismísimo Munch, aquí se puede leer: "Solo puede ser obra de un loco".

Esta inscripción se descubrió por primera vez en 1904, pero hasta ahora no se sabía si era obra de Munch o una intervención de un espectador indignado. Para Mai Britt Guleng, la curadora del Museo Nacional de Oslo, la nueva atribución revela la "personalidad compleja" de Munch: «Pudo haber creído en la noción romántica de la conexión entre creatividad y locura [...] Pero no quería que lo percibieran como un enfermo mental». Guleng sugirió que el "comentario irónico" fue un medio para que Munch "recuperara el control" frente a las especulaciones sobre su salud mental. La curadora explicó en el programa Today de BBC Radio 4

«La teoría es que Munch escribió esto después de escuchar el juicio de [el estudiante de medicina] sobre su salud mental, en algún momento en o después de 1895. Es razonable suponer que lo hizo poco después, ya sea durante o después de la exposición en Kristiania».

El secreto de El Grito de Edvard MunchFoto: The IndependentThierry Ford, conservador de pinturas en el Museo Nacional de Oslo, agregó

«La escritura siempre ha sido visible a simple vista, pero ha sido muy difícil de interpretar. A través de un microscopio, puedes ver que las líneas de lápiz están físicamente encima de la pintura y se han aplicado después de que se terminó la pintura. [...] Elegimos fotografiarlo con una cámara de infrarrojos para obtener una imagen más clara de la inscripción. En una foto de infrarrojos, el carbón del lápiz se destaca con más claridad y facilita el análisis de la escritura a mano. Y no tienes que impactar la pintura en sí».

  Relacionadopinturas-para-la-locura-y-las-obsesiones-de-edvard-muncharteMás allá del grito: 7 pinturas para entender la locura y las obsesiones de Edvard Munch

  Relacionadoartistas-que-sufrieron-de-enfermedades-mentalesarteGoya, Munch y otros artistas que sufrieron de enfermedades mentales

«La inscripción puede leerse como un comentario irónico, pero al mismo tiempo como una expresión de la vulnerabilidad del artista. Escribir en la pintura terminada muestra que crear para Munch fue un proceso continuo».

Complementó Guleng. Este análisis se realizó durante la conservación de la pintura, antes de su instalación en el Museo Nacional de Oslo, que se inaugurará el próximo año. Esta obra se exhibirá junto con otras pinturas representativas del artista, como Madonna y The Dance of Life, en una sala dedicada a Munch.

El Grito, Edvard MunchFoto: Edvard Munch, El Grito (detalle), 1893, Wikimedia Commons

A Munch también le preocupaba en general la idea de una enfermedad hereditaria en la familia. Tanto su padre como su abuelo padecían lo que entonces se conocía como melancolía y su hermana Laura fue ingresada en el Hospital Psiquiátrico Gaustad. El artista fue hospitalizado después de sufrir una crisis nerviosa en 1908.

También te puede interesar:

El día que Banksy engañó al Museo Británico y expuso una pintura rupestre falsa

Enfermedades que eran consideradas una monstruosidad en la Edad Media

La escultura del diablo que fue remplazada por ser demasiado sensual y aún es adorada

Referencias: