Enrique Guzmán: el artista obsesionado con la depresión y las navajas
Arte

Enrique Guzmán: el artista obsesionado con la depresión y las navajas

Avatar of Julieta Sanguino

Por: Julieta Sanguino

18 de mayo, 2016

Arte Enrique Guzmán: el artista obsesionado con la depresión y las navajas
Avatar of Julieta Sanguino

Por: Julieta Sanguino

18 de mayo, 2016



Un suicidio a los 33 años marcó su carrera, lo convirtió en un pintor que presagió el destino antes de darse la oportunidad de vivir. El Cristo de la pintura, aquel que cambió el modo en el que se hacía arte en México y mostró las tendencias figurativas de los años 80. El hombre que enseñó un nuevo modo de hacer arte que involucraba objetos, instalaciones y performance.


enrique guzman y raquel tibol

Cada pincelada se convirtió en una señal desesperada de lo que ocurriría, en el presagio de los reclamos silenciosos que lo llevarían a ahorcarse. Enrique Guzman, el pintor, surgió cuando tenía 20 años de edad, en 1972. Su propuesta contrastaba con las del resto, se colocó como una de las esperanzas de ese arte mexicano que se quedó rezagado en el chauvinismo, el indigenismo y las ideas capitalistas y socialistas que una revolución había dejado al inicio del siglo. 


reflejo enrique guzman

Él y los artistas de su generación intentaban contemporizar su mundo, el mundo de un México que estaba en el pasado. A través de la crítica del arte y espacios de exposición alternos, intentaban darle una nueva identidad histórica. Al mismo tiempo, en Nueva York y Europa, el arte abstracto, el nuevo figurativismo y el auge del pop art gritaban por atención. En México, Guzmán logró capturar esas imágenes realistas y objetivas para transformarlas en algo siniestramente reconocible.


nina columpio enrique guzman

La realidad artificial y la realidad insoportable marcaron su obra en un juego de deseo y destrucción de las antiguas normas para sustituirlas con reglas propias. Con una crítica sin precedentes a esos valores de la sociedad tan pasados de moda a través de la estética de lo kitch que sólo nos hacían sentir nostalgia y desamparo, nos mostró su interior, lleno de desesperanza, tal vez impuesta, de un mundo idílico que nunca sería realidad.

Su obra parecía triunfar y conquistar las tradiciones pasadas para regalarnos un nuevo tipo de arte; sin embargo, Guzmán debía luchar con sus demonios interiores. En cada trazo mostraba su inestabilidad emocional pero también su imposibilidad de las relaciones entre imagen y significado que nos recuerdan a René Magritte y M. C. Escher, sus mayores influencias.


espejos enrique guzman

Cada vez se aislaba más intensamente y su arte se convirtió en una defensa de su intimidad, que no necesitaba comprobarse a base de estudios o formación escolar, sino del poder de una marcada idiosincrasia y de su dolor infinito. La insensibilidad colectiva y narcisista de los demás artistas hacían a Guzmán cada vez más autónomo; sin embargo, intentó resanar su soledad con la tentación de adherirse a lo establecido; así, Guzmán se convirtió en un hombre que estudió diferentes fuentes iconográficas, teorías de interpretación y de psicoanálisis que sólo eran muestra de su curiosidad por encontrar lo sublime en el peor gusto.


conejo enrique guzman

Pinta modelos de felicidad ridículos, una perfección absolutamente falsa y la muerte siempre presente que nos avisa la finitud de absolutamente todas las cosas. Con sus obras nos muestra sus traumas que toda la vida lo han perseguido, ese sentimiento de orfandad y soledad que lo ataca en cada momento, el no poder definirse.

Aseguraba que las navajas de rasurar eran un instrumento de doble filo que actúa por estrechamiento de las relaciones interpersonales, una guillotina para decapitar a los modelos de paternidad o seccionar el cuerpo humano como imagen reproducida, para herir de muerte la inocencia de un niño, para fragmentar el tiempo y por supuesto, para suicidarse.


navajas enrique guzman

Su obra estuvo siempre cargada de sentimientos. En 1971 pintó la proa de un barco llamado "La felicidad", el barco llegaba a puerto. Poco antes de su muerte, en 1986, un barco se alejaba, el cuadro se llamaba "La promesa". Siempre era un misterio, pero tal vez sus cuadros hablaban mucho más que él. De modo certero, en el 74 pintó "Reflexionando", en el que varios corazones humanos caen por la escalera mientras un hombre, sentado de espaldas, es absolutamente indiferente.


el mar enrique guzman

indiferencia enrique guzman

Tal vez su suicidio fue su última obra de arte. Algo lógico y natural que parecía estar predestinado a pasar. Una sensación no tan secreta que reflejaba en todas sus obras. Nunca dejó de lado sus luchas. La primera, en 1978, cuando protestó por el sistema oficialista para la premiación del arte en México. La segunda, en 1982, cuando hizo trizas y desgarró con un cúter una de sus pinturas en exhibición en la Pinacoteca de la Casa de la Cultura de Aguascalientes al ver que se había convertido en una posesión pública. Poco después, quemó una gran parte de su producción de dibujos y pinturas. 


enrique guzman cristo

Cada pincelada y trazo se convierte en poesía, en la metáfora de la condición humana ante la vida que no retrocede y continúa su avance. Con sus cuadros, Guzmán confiesa cada una de sus vivencias, malas experiencias y el recelo que siempre sintió ante el abandono de su padre.

Tenía un nivel cultural mínimo por su casi nula formación escolar, pero estudió en la Escuela Nacional de Pintura, Escultura y Grabado La Esmeralda. El genio en bruto que no tuvo tiempo de educarse y disfrutar de su popularidad, quien padeció su vida sin saber sumar o restar, pero con la visión de expresar todos los sentimientos contenidos en un lienzo. 


precipicio enrique guzman
Pionero del nuevo mexicanismo que se valió de la estética de lo grotesco, lo trivial, típico, siniestro, sarcástico, cursi y dramático. El 8 de mayo de 1986 se suicidó en Aguascalientes en el cuarto de la casa familiar. 



***
Te puede interesar:

Reinventando estereotipos: neomexicanos

Escándalos de artistas mexicanos que cambiaron el rumbo de la cultura


*
Referencias:

Estéticas

Arte actual mexicano

 


Referencias: