El reino de las formas: Grandes maestros

lunes, 16 de junio de 2014 18:13

|Museo Nacional de San Carlos

El Museo Nacional de San Carlos reúne, por primera vez, tres colecciones nacionales de arte europeo en la exposición itinerante: El reino de las formas: Grandes maestros (Museo Franz Mayer, Museo Nacional de San Carlos y Museo Soumaya). La muestra, compuesta por 60 obras, ofrece un recorrido por el arte europeo desde fines del Medievo hasta la pintura dieciochesca. Las piezas proceden de talleres de artistas italianos, flamencos, alemanes, españoles, holandeses, franceses, austriacos e ingleses de los siglos XIV al XVIII.

En esta exposición se incluye una de las piezas más representativas del acervo del Museo de San Carlos: Adán y Eva de Lucas Cranach, El Viejo. Esta obra, realizada hacia 1530, es un óleo sobre tabla en el que el pintor retrata el momento en que la serpiente, símbolo del mal, desciende del tronco de un árbol para convencer a Eva de desobedecer la única restricción que Dios les indicó: tomar el fruto de aquel manzano. En la escena, Eva le ofrece la popular “manzana del pecado” a su compañero Adán.

El reino de las formas Grandes maestros

Lucas Cranach, El Viejo (Kronach, 1472 – Weimar, 1553)
Adán y Eva, ca. 1530
Óleo sobre tabla

68 x 51 cm

Aunque la biblia no brinda mayor detalle sobre el fruto prohibido, ni se menciona que éste sea producto de un árbol y mucho menos de qué especie de árbol se trataba; hacia el siglo XVI, periodo de factura de esta pieza, la tradición popular europea ya había conformado en su tradición oral y figurativa el relato que conocemos hasta nuestros días: que se trataba de un manzano y que era el árbol del conocimiento.

En primer plano y a la sombra del mencionado árbol, encontramos a Adán y Eva, ambos desnudos. Él, representado como un hombre barbado, de cabello rizado, cuerpo esbelto y tez rosada; y ella, de rasgos juveniles, ojos pequeños y rasgados. Cabe destacar que estas características físicas se encuentran frecuentemente en la producción del artista y representan el ideal femenino y masculino de su época.

Cranach se distinguió por su maestría en representar la fauna y flora, característica que podemos apreciar en el segundo plano del cuadro, allí pinta con detalle la vegetación del Paraíso. También encontramos un ciervo, el mayor enemigo de la serpiente según los escritos de los fisiólogos medievales y por tradición: símbolo de Cristo.

Lucas Cranach el Viejo, quien fuera pintor de corte de Federico III de Sajonia, hizo varias versiones del mismo tema, plasmando distintos elementos en cada una de ellas. En la muestra El reino de las formas, también podemos apreciar otra pieza de su autoría con el mismo tema, perteneciente al acervo del Museo Soumaya. Es interesante contrastar los elementos que selecciona para una y otra de las versiones.

Adan y Eva y otras obras maestras pueden apreciarse en la exposición El reino de las formas: Grandes maestros (Museo Franz Mayer, Museo Nacional de San Carlos y Museo Soumaya), que ha sido el resultado de un importante esfuerzo colectivo, tanto de los museos que facilitaron la obra, como de aquellas instituciones que permitirán su presentación en otros estados de la República Mexicana. La exposición se presenta en el Museo Nacional de San Carlos hasta el 13 de julio de 2014 y posteriormente viajará al Museo de Arte e Historia de León, Guanajuato; Museo de Historia Mexicana de Monterrey, Museo Arocena de Torreón y Centro Cultural de Tijuana.   

TAGS: Museos
REFERENCIAS:
Museo Nacional de San Carlos

Museo Nacional de San Carlos


  COMENTARIOS