Switch to English
Arte
Cine
Comida
Entretenimiento
Estilo de vida
Historia
Letras
Moda
Fotografía
Música
Viajes
Catar

ARTE

La leyenda del teclado gigante que cumple tus deseos si pisas “Enter”

Por: Gabriela Castillo7 de noviembre de 2022

Un enorme teclado QWERTY hecho de pesadas piedras es el lugar de celebración para los informáticos del mundo.

El teclado QWERTY es uno de los más grandes inventos del siglo pasado. Ya hemos hablado sobre la configuración del teclado que usamos todos los días, tanto de forma física como en digital, para escribir las palabras que usamos diariamente (así como yo hago ahora, al mismo tiempo que escribo esta nota). No es una coincidencia ni están colocadas al azar, sino que sirven un propósito lingüístico (la A junto a la S, la Ñ en el extremo derecho o la gigantesca barra espaciadora debajo de todas las letras).

En Ekaterimburgo, Rusia, un escultor hizo la reproducción más impresionante de un teclado QWERTY. Ocupa un espacio de 15.24 por 3.96 metros, está hecho de pesados bloques de concreto a orillas del río Iset y se cree que podría ser el teclado más grande del mundo.

El “Monumento al Teclado” es obra del escultor ruso Anatoly Vyatkin y fue instalado en 2005. Está fabricado en una escala de 30:1 y cada una de sus teclas puede pesar 450 kilos. El peso es una de las razones por las que ha permanecido intacto durante casi veinte años: no es como que alguien pueda levantar fácilmente la tecla de la letra inicial de su nombre para llevársela a casa. Sin embargo, a mediados de la década de 2000, ladrones se llevaron las teclas F1, F2, F3 y la letra Y, que fueron reemplazadas en 2011.

Este teclado gigantesco es uno de los principales puntos turísticos de Ekaterimburgo, sobre todo para los amantes de la tecnología y la informática. Y tiene su propia leyenda. Se dice que si escribes la palabra “wish” presionando las teclas W, I, S, H seguidas de la tecla Enter, el teclado “mágico” cumplirá el deseo que le pidas. Quizá también funcione si escribes “deseo” en español o “zhelaniye” en ruso. Para lograrlo no basta con pisar las teclas en orden, es necesario saltar sobre ellas una a una. ¿Qué pasaría si alguien lograra escribir CTRL + Alt + Suprimir? Probablemente se terminaría el mundo.

Si algún día visitas el teclado gigante de Ekaterimburgo, te gustará saber que hay celebraciones anuales dedicadas a este monumento al hardware. En el último viernes de julio, por ejemplo, es un punto de encuentro para los ingenieros de la ciudad: todos participan en competencias como “lanzamiento de mouse” o “levantamiento de discos duros vacíos” en el Día del Sysadmin, la fiesta dedicada a los administradores de sistemas y servidores.


Recomendados: Enlaces promovidos por MGID: