PUBLICIDAD

ARTE

Reduce el estrés, el riesgo de depresión y otros efectos de visitar un museo de arte

Estudios científicos demuestran que visitar museos de arte puede ofrecer un alivio significativo para las personas diagnosticadas con demencia.

Una investigación en Australia concluyó que visitar un museo de arte puede ayudar a aliviar la depresión y reducir los niveles de estrés, esta podría ser una medida terapéutica para pacientes con demencia, quienes no solo ven mermada su memoria, sino también su estructura mental y emocional.

El estudio publicado en el Journal of Alzheimer's Disease informó niveles reducidos de depresión y una mejor calidad de vida, así como la función cognitiva, en personas con demencia que participaron en un programa especial en la Galería Nacional de Australia en Canberra. Cabe destacar que éste no es el primer hallazgo que tiene la ciencia acerca del impacto positivo del arte en la salud mental y el bienestar de las personas.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Un grupo de 28 participantes, cada uno apoyado por un cuidador o miembro de la familia, participó en un programa de seis semanas, al cual de le dio un seguimiento 12 semanas después. Las obras de arte seleccionadas para la discusión incluyó una mezcla de pinturas, esculturas y textiles, las cuales fueron elegidas para estimular nuevos pensamientos y percepciones del arte, y para alentar diferentes tipos de discusión dentro del grupo.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Para cuantificar el nivel de estrés, los investigadores recolectaron muestras de saliva para evaluar los niveles de cortisol de los participantes y según los resultados, "la función del eje HPA", que es el sistema central de respuesta al estrés del ser humano, se «alteró después de participar en el programa específico y personalizado para personas que viven con demencia».

Nathan D’Cunha, el científico que lideró el estudio, dice que hubo mejoras notables en los participantes de edad avanzada:

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

«Algunos de los participantes fueron seleccionados por el personal de los centros de atención para personas mayores porque estaban bastante deprimidos, pero no esperábamos que se volvieran tan comunicativos y animados después de solo la primera y segunda visita a la NGA, el museo nacional de arte de Australia », comunicó.

D'Cunha, también es maestro de ciencias de la nutrición en la Universidad de Canberra, aseguró que para algunos participantes hubo una diferencia abismal después de sus visitas al museo:

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

«El uso de antidepresivos en la atención residencial para ancianos en Australia es bastante común, y fue interesante ver que salir de la instalación y venir a la NGA redujo los síntomas depresivos. Paseaban sonrientes por los pasillos del  museo». 

Otra de las consecuencias positivas a partir de los resultados de esta investigación, además de los avances científicos y médicos con respecto a los tratamientos para la demencia, es que el museo del que fue participe este estudio, el NGA, comenzó a organizar recorridos especiales de la colección para personas con Alzheimer y afecciones relacionadas.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

También te puede interesar:
El efecto de la cultura en las personas
La ciencia del arte y los beneficios de la música
Páginas de Internet para aprender y saber de arte

Podría interesarte
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD