INICIO NOTICIAS VIDEO SERIES INFOGRAFÍAS ARTE FOTO CINE HISTORIA LETRAS MÚSICA DISEÑO ESTILO DE VIDA MODA VIAJES CIENCIA Y TECNOLOGÍA COMIDA

Todos los derechos reservados 2017
© Cultura Colectiva

La exposición de Whitney Bell sobre penes que te enseñará todo lo que tienes que saber sobre sexualidad y consentimiento

6 de enero de 2018

Diana Garrido

«Sí, me gustan los penes, lo que no me gusta es que me fuercen a verlos».

«Tómale una foto a tu pene erecto y mándamela. Quiero verla y sentir que eres mío, sólo mío. Anda, ve al baño y hazlo, rápido, te espero».


Rara vez, una mujer le escribe eso a un hombre. Sin embargo, una chica sufre esto constantemente, más de lo que se pudiera pensar. El acoso es una práctica machista propia de la sociedad en la que nos encontramos. Denunciar por medio del arte se ha convertido en uno de las formas más fuertes e impactantes que no todos logran entender; sin embargo, una vez que conectas con la obra, todo cobra sentido.




La artista Whitney Bell, consciente de lo difícil que es ser mujer en el siglo XX, se empeñó en crear dicha conexión con el público por lo que decidió crear en 2016 un evento llamado Didn't Ask For This: A Lifetime of Dick Pics en el que invitó a otras mujeres para crear conciencia a través del arte. Sin embargo, a diferencia de otras exposiciones y eventos, no presentó obras casi inexplicables, los asistentes no interpretaron quizá de manera equivocada cada pieza y luego le dieron un valor artístico. Ella trató de involucrar varias disciplinas en las que sexualiza al género masculino.




Esto fue blanco de críticas, pues Whitney estaba dando una respuesta poco "madura", según expertos. Lo que probablemente no entendieron fue que las mujeres y hombres asistentes a la muestra no estaban ahí para ver penes libres, sino para poner en una balanza la forma en que ellas son expuestas día a día con cada acción, mientras que ellos son más libres al respecto.


En abril de 2016, durante la primera edición del evento, hubo una respuesta mucho más grande de la que esperaban, ya que más de mil personas acudieron a la muestra que incluía una instalación y algunas piezas de artistas independientes feministas. Por ello, la edición de 2017 era casi obligatoria.




Decidió ampliar el campo y de pronto obtuvo respuesta de decenas de artistas que estaban dispuestas a contribuir con su obra, por lo que, desde San Francisco se creó este evento de dos días en los que se exhibieron 150 fotografías que fueron enviadas por mujeres comunes que muestran el pene de algún caballero. Las fotos llegaron a ellas de manera no solicitada por algún sujeto a través de de las redes sociales. A la par, se creó una cuenta llamada @ByeFelipe en la que se publican los mensajes y las fotos que ellos envían sin previa autorización.



«Esta exhibición no es un espectáculo de fotos de penes, tampoco se trata de hacer que los hombres (propietarios de los órganos) sean exhibidos en su totalidad, se trata de darle a las mujeres la fortaleza y confianza para hacer frente a sus acosadores. Se trata de que ellas sepan que no están solas y que, desafortunadamente, a todas nos ha pasado, así que entendemos a la perfección lo que ocurre. No están solas y tienen la fuerza para empoderarse y recuperar el control en un mundo en el que al parecer, no importa su opinión».



En la última muestra hubo DJs, tiendas con productos alusivos a la defensa de los derechos de las mujeres y mini empresas que difunden sus productos, en su mayoría artesanales. Así que no sólo es un espacio de denuncia, es un medio para apoyar negocios pequeños. Incluso hubo una muestra de tatuajes en vivo, en la que ocho artistas de la tinta hicieron gala de su talento. Así como talleres de sexualidad, paneles educativos, testimonios, ayuda jurídica y la visita de personalidades como Shirley Manson, vocalista de Garbarge, quien se caracteriza por su labor feminista.




Esta exhibición se trata de despojar la vergüenza de cada una y encontrarse con los hostigadores de frente. Bell pretende llamar la atención de los acosadores para hacerles ver que lo que ellos hacen no está bien de ninguna manera. Es inaceptable que esto siga ocurriendo en pleno siglo XXI. Eso no sólo indica que la humanidad no avanza, sino que, socialmente, vamos en un retroceso inaceptable.



«Quiero dejar muy claro que a las mujeres nos gusta el sexo. Me encanta el sexo; lo que no me gusta es el acoso y la violencia. A menudo, las personas equiparan la violencia sexual y el hostigamiento con el sexo, pero el acoso no se trata de relaciones sexuales, se trata de poder. El acoso sexual es una herramienta utilizada para silenciar a alguien, especialmente a las mujeres. Cuando un tipo te envía una foto sin permiso de sus bolas siendo aspiradas por una máquina (es real, ha llegado a suceder), está bastante claro que no lo hizo para coquetear ni saludar, es 100 % sobre él y su placer».




Esta muestra fue un parteaguas para la comunidad feminista ya que con un estimado de 60 obras cuya fecha data de principios de 1980 hasta la actualidad, pretende narrar una historia de acoso, pero también de defensa y lucha constante. De nada sirve la resistencia, hay que poner un alto y tratar de hacer entender al mundo que el acoso no está bien de ninguna forma.


**


Estas siete obras de arte muestran el acoso que las mujeres han sufrido desde hace siglos. Esto no puede ser aceptable nunca más, por ello, celebrar la obra de mujeres como Bell y muchas otras que usan en arte com medio de denuncia es una muestra de rechazo a la situación actual.


TAGS: Sexo Exposiciones Arte conceptual
REFERENCIAS: Dazed Instagram Bye Felipe Somarts

Diana Garrido


Articulista

  COMENTARIOS

  MÁS DE CULTURA COLECTIVA

Here's Why Claudia Romo Edelman Believes You Can Change The World 4 consejos para convertirte en viajero si tienes un trabajo muy demandante Pinturas de Philip Barlow que demuestran cómo ve el mundo la gente con miopía Ideas para tus selfies cuando no sabes cómo posar Fiesta de El Porvenir, el gran evento del vino mexicano que casi nadie conoce La enfermedad que regresó gracias a los antivacunas y está a punto de iniciar una epidemia

  TE RECOMENDAMOS