Fra Biancoshock: lo siento, este artista no existe

Fra Biancoshock: lo siento, este artista no existe

Por: Gema -

Ahora, a la eterna discusión sobre si el artista nace, se hace, si basta con que se considere como tal a sí mismo o son los demás quienes han de darle dicha credencial, habrá que añadir una consideración más: ¿y si el susodicho se niega a recibir tal título, cómo lo tenemos que llamar? 

Fra Biancoshock (3)


El culpable de esta nueva tesitura es el italiano Fra Biancoshock, un joven del 82 quien se dedica a crear experiencias nada convencionales por las calles del mundo, especialmente en las de Milán, por la simple convicción de que la ironía y la provocación son las mejores armas para llamar la atención de los transeúntes, y las calles el mejor contexto para conseguir que el mayor número de personas te cedan su atención. 

Fra Biancoshock (2)
Fra Biancoshock (1)


A través de la manipulación y el cuestionamiento del imaginario colectivo, Fra Biancoshock inserta elementos en el espacio para darles otro significado, reinventarlos, hacer una crítica o provocar la sonrisa. Su manera de actuar se acerca mucho a lo que hoy se considera una rama del street art, sin embargo el italiano no se siente muy cómodo con esta etiqueta, ya que él mismo confiesa no haber tenido nunca algún tipo de relación con el mundo artístico, ni siquiera con el graffiti. Simplemente se sirve de sus ideas, algo de material de cualquier calidad y una cámara de fotos para inmortalizar la escena. No se las puede callar. 

Fra Biancoshock (4)

Una de sus últimas aportaciones ha sido “The Cleaner”, una especie de activismo hogareño que aboga por mantener limpios los espacios públicos, transportes y mobiliarios urbanos, como si fueran tu propia casa. Con ello no sólo critica la cuestionable limpieza de algunas ciudades italianas, sino que, además, desvía la atención concedida hoy día al arte callejero y la seriedad que lo reviste. Esta apología de la responsabilidad alerta, además, de que los nuevos héroes rebeldes ya no son “chicos malos” que fuman y destruyen la ciudad, sino geeks vegetarianos armados con desengrasante, dispuestos a mancharse las manos por mejorar el planeta. 

Fra Biancoshock (5)


Referencias: